Borja Prado se reúne con Enrique Ybarra con la fusión 'El Mundo'-'ABC' de fondo
  1. Comunicación
EN PLENA DEBACLE ECONÓMICA DEL SECTOR

Borja Prado se reúne con Enrique Ybarra con la fusión 'El Mundo'-'ABC' de fondo

Las estrecheces económicas en los medios de centro-derecha empiezan a ser insoportables y, entre bambalinas, comienzan a proyectarse fusiones. En este escenario y según fuentes de

placeholder Foto: Borja Prado se reúne con Enrique Ybarra con la fusión 'El Mundo'-'ABC' de fondo
Borja Prado se reúne con Enrique Ybarra con la fusión 'El Mundo'-'ABC' de fondo

Las estrecheces económicas en los medios de centro-derecha empiezan a ser insoportables y, entre bambalinas, comienzan a proyectarse fusiones. En este escenario y según fuentes de toda solvencia, el responsable de Mediobanca en España, Borja Prado, se reunió el viernes pasado con el presidente de Vocento, Enrique Ybarra. Un encuentro que puede ser protocolario pero que se produce poco después de que una facción del Consejo de Administración de Vocento (ABC) se levantara en armas el pasado mes de febrero y apuntara a una operación con Unidad Editorial (El Mundo). Mediobanca –con casi el 15%- es uno de los principales accionistas de RCS Mediagroup, el gigante italiano propietario de la editora de El Mundo.

Fuentes próximas al presidente del banco de negocios confirman que la reunión tuvo lugar, si bien dejan claro que en ningún caso se abordó la integración entre ambos grupos. La hipótesis de una fusión, sin embargo, no es nueva y entronca con la crisis interna que se abrió en Vocento hace medio año, cuando un grupo de familias –Bergareche-Urrutia-Castellanos- intentó arrebatar la mayoría en el Consejo de Administración al bloque encabezado por los Ybarra y las Luca de Tena. Éstos siempre sostuvieron que la intención última de los opositores era trocear la compañía y buscar una operación corporativa. Y recordaban los negocios que en otro tiempo mantuvo el financiero Jaime Castellanos con Unidad Editorial.

“De tres, como máximo, habrá dos. Uno tiene que morir”, explicaban recientemente fuentes conocedoras de los contactos en marcha para consolidar la prensa de centro-derecha. Sin embargo, la posibilidad de integrar las editoras de El Mundo y ABC ha topado hasta ahora con la resistencia del frente ‘institucional’ de Vocento, que tendría que afrontar la pérdida de la mayoría a menos de los italianos dueños del Corriere della Sera. Sin contar con que el enlace supondría la desaparición de una de las marcas y las hermanas Luca de Tena –albaceas sentimentales del legado del ABC y claves en el Consejo- no parecen dispuestas a abrazar una alternativa que pudiera poner fin a la historia del diario.

Lo que parece claro es que Unidad Editorial puede convertirse en piedra angular de los inevitables movimientos que aguardan al sector, estrangulado por un desplome de la publicidad que vuelve a caer entre un 15% y un 20%. Al menos las cifras avalan su necesidad de mover ficha. Según las últimas cuentas anuales remitidas al Registro Mercantil, el buque insignia del grupo, el diario ‘El Mundo’, se dejó 3,38 millones en 2011, el doble que el año anterior. Su apuesta televisiva, Veo TV, lastró las cuentas en 6,89 millones de euros; el diario ‘Expansión’ perdió otros 4,05 millones, y la división de revistas –con Actualidad Económica a la cabeza- también se dejó más de cuatro millones de euros (4,01 millones). Toda una debacle.

A 31 de diciembre de 2011, Unidad Editorial tenía varios préstamos contraídos con su matriz italiana, en su mayor parte efectuados para acometer la operación de compra de Recoletos (Marca y Expansión). De este modo, el grupo mantenía tres créditos con RCS Investimenti por importe de 658,5 millones de euros. Además, otros seis préstamos más pequeños con RCS Mediagroup le suponían una carga extra de 395 millones. Para recomponer la figura y rebajar los gastos financieros, el grupo realizaba ya este año una ampliación de capital por valor de 500 millones, mediante la emisión de nuevas acciones. Está por ver si Italia se conforma con el desempeño demostrado por la compañía en lo que va de año o en algún momento se plantea un plan B, como la venta de activos.

Claro que los números tampoco le salen al resto. El diario de los Bergareche, Ybarra y Urrutia arroja un resultado de explotación (ebit) negativo de 105,64 millones de euros desde 2008 –incluidos los más de 30 millones desembolsados en 2009 para hacer frente a la reducción de personal. Precisamente está previsto que hoy se anuncien nuevos ajustes en la casa. Por su parte, Audiovisual Española 2000, editora de La Razón, ha perdido 24,47 millones entre 2008 y 2010, último año con cuentas disponibles. Vocento y La Razón también han mantenido contactos de cara a un acuerdo, si bien la opción hoy parece lejana. Los datos de difusión estivales tampoco han ayudado. Según aseguran fuentes del sector, las ventas se han hundido en torno a un 20% en estos meses, a pesar de las Olimpiadas y de los éxitos de la selección española de fútbol.

Borja Prado Eulate