SE REANUDAN LAS HOSTILIDADES EN LA EDITORA DE 'ABC'

Órdago de los 'rebeldes' de Vocento para echar al presidente y colocar a Rodrigo Echenique

Las llamas en Vocento, editora del diario ABC, están lejos de apagarse. Más bien se avivan. El sector crítico con la gestión de la compañía -formado

Foto: Órdago de los 'rebeldes' de Vocento para echar al presidente y colocar a Rodrigo Echenique
Órdago de los 'rebeldes' de Vocento para echar al presidente y colocar a Rodrigo Echenique
Las llamas en Vocento, editora del diario ABC, están lejos de apagarse. Más bien se avivan. El sector crítico con la gestión de la compañía -formado por el frente Bergareche-Urrutia-Castellanos- lanzó un nuevo órdago en el Consejo de Administración del pasado jueves, hasta el punto de plantear la salida del actual presidente, Enrique Ybarra, en favor del consejero independiente Rodrigo Echenique. La propuesta, que no llegó a buen puerto, se produce apenas diez días después de que las facciones enfrentadas en la casa llegaran a un pacto para renovar el cónclave y mantener a Ybarra en la presidencia. Las espadas, sin embargo, parecen seguir en alto y el status quo forjado se antoja demasiado frágil.

El acuerdo entre el bloque rebelde y los institucionales encabezados por la familia Ybarra se rubricaba en la Junta General Extraordinaria celebrada el pasado 26 de abril, después de cerrarse una entente sobre los consejeros independientes. Todo tras dos meses de conspiraciones y encuentros entre bambalinas para evitar la fractura definitiva de la sociedad. El drama para Vocento había comenzado el 27 de febrero, cuando los consejeros Santiago Bergareche (a través de su sociedad Bycomels) y Juan Urrutia (Lima) esgrimieron un requerimiento notarial para solicitar una Junta en el plazo de dos meses, con el fin de revocar el Consejo de Administración e intentar tomar el control de la compañía. Ese mismo día, la firma había dado pérdidas de 49,2 millones en 2011.

El envite de los rebeldes el pasado jueves en favor de Echenique chocó con un Consejo tan partido como el anterior. Cuatro contra cuatro: los Bergareche, Urrutia y Castellanos frente a tres institucionales/Ybarra, con un independiente por cada bando y otro de consenso. Una distribución en la que gana peso como auténtica bisagra Soledad 'Petisa' Luca de Tena, que no está por la labor del cambio tras colaborar con Enrique Ybarra para cimentar el endeble equilibrio actual. También se significó por primera vez el consejero delegado, Luis Enríquez, que abogó por respetar la línea de cordura escenificada en la Junta de Accionista y por evitar un nuevo cisma apenas una semana después de cerrar el anterior.

Dimisión en bloque

No obstante, fuentes internas del grupo de medios explican que la guerra no tiene marcha atrás y subrayan que el frente rebelde hasta se plantea una dimisión en bloque de cara a la Junta ordinaria de accionistas que debe celebrarse antes del 30 de junio. La sensación entre los opositores es que el Consejo sigue paralizado, y quieren soluciones. Esperaban que los independientes, incluso el consejero rival Miguel Antoñanzas, fueran sensibles a su propuesta de cambio del presidente, lo que les hubiera dado alguna posibilidad de sacarla adelante. Argumentan a quien quiere escucharles que la presidencia de Echenique, ex consejero delegado del Santander, abriría puertas para dar un respiro a las finanzas del grupo.

En la acera contraria, básicamente incomprensión, acusaciones larvadas de deslealtad y denuncias de hipocresía. Recuerdan sotto voce como Víctor Urrutia agradecía en su despedida del Consejo los esfuerzos de Enrique Ybarra por aglutinar una solución de consenso. “No entienden que diez días después ya apuesten por cambiar de presidente. Tampoco que pongan a los independientes entra la espada y la pared de tener que pronunciarse sobre la continuidad del presidente que los ha traído. Y en su primer Consejo de Administración”, explican estas fuentes. También preocupación por la imagen que está dando la compañía, enzarzada en cuitas particulares en plena crisis del sector, con la inversión publicitaria registrando caídas superiores al 20%.

El supuesto punto y final al cisma interno en Vocento, que aún no ha presentado sus resultados del primer trimestre, servía para poner el negocio en el centro del debate. “El acuerdo entre los socios da a Luis Enríquez tiempo para enderezar los números del ABC y la radio. El año que viene, con la situación de la compañía estabilizada, puede ser clave para plantear una fusión desde una posición de fuerza”, aseguraban ufanas hace dos semanas fuentes internas de la casa. El retorno del fuego amigo pone de nuevo a Vocento en el plano equivocado. Precisamente cuando son otros los que atraviesan malas épocas. Sin ir más lejos, Unidad Editorial afronta en estos días un expediente de regulación de empleo por el que podrían salir de la firma más de 200 profesionales.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios