EL HUNDIMIENTO DE LA PUBLICIDAD FUERZA A FUSIONES EN EL SECTOR

Vocento entierra su crisis interna en plena debacle de los medios de centro-derecha

Besos, abrazos y confeti tras la monumental batalla librada en las últimas semanas por el control del Consejo de Administración de Vocento. Según aseguran fuentes conocedoras

Foto: Vocento entierra su crisis interna en plena debacle de los medios de centro-derecha
Vocento entierra su crisis interna en plena debacle de los medios de centro-derecha

Besos, abrazos y confeti tras la monumental batalla librada en las últimas semanas por el control del Consejo de Administración de Vocento. Según aseguran fuentes conocedoras de las negociaciones, las familias históricas de la editora del diario 'ABC' han alcanzado un acuerdo para cerrar la crisis abierta el pasado 27 de febrero, cuando los Urrutia y Bergareche presentaban un requerimiento notarial para convocar una Junta Extraordinaria de Accionistas con objeto de revocar el actual cónclave y tomar el control de la firma. Si no hay una vuelta atrás de última hora este fin de semana, el pacto se escenificará el próximo lunes, en un Consejo ya convocado al efecto.

Los accionistas han acordado reducir el máximo órgano de presentación de la casa, que modifica radicalmente su composición. Tres serán miembros del sector crítico que ha promovido la contienda (con representación de los Bergareche, Urrutia y Castellanos). Las Luca de Tena y el actual presidente, Enrique Ybarra, impulsores de una tercera vía que ha apostado decididamente por el acuerdo, acapararán otros dos sitios. Otros tres serán institucionales, en esencia de la rama Ybarra. Uno, Gonzalo Soto, que agrupa las acciones de la familia Aguirre y de Fernando de Yarza (Heraldo de Aragón): con un 13% se convierte en un peso pesado del cónclave. La rama de los Ybarra Zubiría y Onchena (la sociedad que canaliza la participación de Carmen Careaga, viuda de Fernando Ybarra) también sindican sus acciones y alcanzan el 9%.

Las partes también han alcanzado un pacto respecto a los tres independientes, último escollo que ha dilatado el pacto estos últimos días. Se trata de figuras ilustres del sector energético y financiero, explican estas fuentes. Los bloques se dibujan claramente: habrá tres críticos más un independiente de su cuerda frente a tres institucionales y un independiente de su elección. Quedan como versos sueltos el presidente, ‘Petisa’ Luca de Tena y un independiente consensuado. Una salida airosa para todos, si bien lejos de las pretensiones iniciales del frente ‘rebelde’. Aunque buena parte de los accionistas era partidarios de que la Junta Extraordinaria del próximo jueves no se celebrara, lo más posible es que la reunión finalmente tenga lugar, aunque con una lista única en liza.

¿Ganadores y vencidos? Gana el consejero delegado, Luis Enríquez, que no sólo veía peligrar su puesto, sino que ha tenido que sufrir cómo la gestión pasaba a un segundo plano en un momento especialmente delicado para la compañía y, en conjunto, para el sector de medios de comunicación. No en vano el grupo perdió más de 50 millones en 2011. Pierde el frente Urrutia-Bergareche-Castellanos, en tanto su objetivo era promover un Consejo más ágil y que facilitara la toma de decisiones. Los difíciles equilibrios entre accionistas se mantienen y será difícil que acelere el paso un cónclave que en los últimos meses ha vivido sumido en un auténtico impasse. “Ha cambiado todo para que todo siga igual”, pensarán con legitimidad.

En lo personal, puede sacar pecho Enrique Ybarra, que mantendrá la presidencia y que se ha movido con especial habilidad para recabar el voto de los suyos y después ganarse a los rebeldes. Aun a riesgo de que alguno de los suyos se sintiera traicionado. Él, que no duda en explicar a quien quiere escucharle que ya tiene planes para los dos próximos años de la compañía, se quita la etiqueta de provisional. También pueden respirar tranquilas las Luca de Tena, auténtica bisagra en la toma de decisiones; seguirán teniendo la última palabra sobre el futuro del ABC, un objetivo vital para las descendientes del fundador del rotativo.

Enderezar los números y fusionarse

El punto y final al cisma interno en Vocento pone el negocio en el centro del debate del Consejo. Y trabajo tienen, ya que las cifras no pueden ser más inquietantes para el sector. La inversión publicitaria rozaba los 2.000 millones de euros en 2007. Un lustro después, no llega a los mil, lo que da pábulo a un proceso de fusiones para rentabilizar un pastel de anuncios menguante; sobre todo en una prensa de centro-derecha especialmente poblada. “El acuerdo entre los socios da a Luis Enríquez tiempo para enderezar los números del ‘ABC’ y la radio. El año que viene, con la situación de la compañía estabilizada, puede ser clave para plantear una fusión desde una posición de fuerza”, aseguran fuentes internas de la casa.

Las opciones no son muchas. O Vocento llega a un acuerdo con Unidad Editorial –que busca soluciones a sus propias miserias y se plantea entre 150 y 200 salidas en El Mundo- o se entiende con Planeta y José Manuel Lara, cuyo proyecto es a priori más complementario. Por ejemplo, la integración de Punto Radio en Onda Cero es especialmente atractiva para la editora de La Razón. Desde luego, el asalto interruptus de Jaime Castellanos&Co. a Vocento aleja uno de los temores que albergaban algunos accionistas de la compañía: el troceo de la misma y una operación corporativa sin contar con los minoritarios. Falta por ver si la nueva cúpula del grupo, superado ese fantasma, está a la altura de los desafíos que impone la crisis.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios