Televisa admite que se han 'esfumado' 200 millones de su inversión en La Sexta
  1. Comunicación
EL VALOR EN LIBROS DE SU 40% ES DE APENAS 60 MILLONES

Televisa admite que se han 'esfumado' 200 millones de su inversión en La Sexta

Televisa no cuadra ni de lejos sus números en La Sexta. Según los datos remitidos por el gigante latinoamericano al supervisor estadounidense (SEC), el valor en

Foto: Televisa admite que se han 'esfumado' 200 millones de su inversión en La Sexta
Televisa admite que se han 'esfumado' 200 millones de su inversión en La Sexta

Televisa no cuadra ni de lejos sus números en La Sexta. Según los datos remitidos por el gigante latinoamericano al supervisor estadounidense (SEC), el valor en libros de su participación en la cadena española apenas alcanza los 972 millones de pesos (en torno a 58 millones de euros). Una cifra que está cuatro veces por debajo del desembolso efectuado desde 2006 por Emilio Azcárraga Jean para sostener su apuesta española. La compañía mexicana expresaba en febrero su intención de buscar salidas a su presencia en La Sexta, tras bloquearse la integración con Antena 3 y el acceso a un grupo cotizado y con dividendos.

De hecho, la compañía mexicana reconoce en la documentación enviada al regulador que el coste de adquisición de su 40,77% le ha supuesto una inversión de 4.212,3 millones de pesos, en torno a 250 millones de euros. Una cantidad muy elevada para no tener apenas peso en las decisiones clave de la cadena, por mucho que puede fluctuar ligeramente en función de la variación de la divisa y el momento en que se produjeron las ampliaciones de capital. Desde la cúpula de La Sexta se reconoce sin ambages que Televisa ha sido un socio ideal durante el último lustro, en el que ha cubierto con diligencia todas las aportaciones de fondos solicitadas por los gestores.

La estimación de Televisa se produce después de que el consejero delegado de la cadena, José Miguel Contreras, anunciara hace apenas semanas que la intención de la compañía es salir a bolsa en torno a otoño de 2012. De hecho, estaba previsto que los accionistas votaran en estas fechas sobre esa posibilidad, incluida en el business plan de la sociedad para el próximo trienio. Toda una patata caliente en pleno desplome del mercado publicitario. Fuentes de la casa explicaron recientemente a El Confidencial que no se ha encargado de momento ninguna valoración de la sociedad, a la espera de que salga adelante esa hoja de ruta.

No ayuda a elevar la valoración de cadena el concurso de acreedores en que se encuentra una de sus sociedades hermanas, Mediapro, en el marco de la guerra del fútbol que mantiene con el Grupo Prisa. Y es que además del 40% del grupo mexicano, La Sexta está participada en un 9% por la firma de capital riesgo Gala Capital y en un 51% por Grupo Audiovisual de Medios de Producción (GAMP), firma a su vez controlada por el conglomerado Imagina de Jaume Roures (Grupo Árbol y Mediapro). El propio Contreras aseguraba a este diario que buscar financiación en los mercados obligaría a resolver previamente el contencioso legal por los derechos del balompié.

Los socios de La Sexta han sufrido en sus propias carnes esa limitación. Deloitte cuestionaba en las últimas cuentas de Torreal Sociedad de Capital Riesgo Simplificado–vehículo inversor del financiero Juan Abelló- el valor de 256 millones otorgado en libros a su participación del 19,82% en el capital de Imagina. “La Sociedad Mediaproducción, participada al 100% por Imagina Media Audiovisual, ha presentado concurso de acreedores (…) No disponemos de información auditada que permita evaluar la razonabilidad del importe por el que figura valorada la citada participación (…) ni el posible impacto sobre la citada valoración”, reza el informe. Según fuentes internas de la casa, las valoraciones de Imagina que se manejan en el grupo no bajan de 2.000 millones de euros.

‘Plan B’: esperar y ver

Contreras tiene un plan B por si la situación publicitaria o los socios no avalan su intención de salir a bolsa para financiar el desarrollo de la cadena. Según explicó el propio consejero a este periódico, se puede optar por un planteamiento más conservador, véase “esperar dos años y continuar con el actual modelo de explotación”. Eso sí, con Televisa a bordo. “No han presentado un cuaderno de venta, no nos han comunicado que quieran marcharse… Lo único que han dicho es que hubieran preferido una integración con otro operador. Pero no se ha producido y ya está”, asegura el primer ejecutivo de la compañía.

“Hace tiempo que quieren irse. ¿Pero quién te compra un 40% de una compañía sin mandar nada?”, argumentaban fuentes conocedoras del debate abierto en el grupo mexicano sobre su posición en España.A Azcárraga le hubiera gustado que se cerrara la operación con Antena 3. Estaba convencido de que era lo mejor. Suponía entrar en un grupo cotizado y empezar a cobrar dividendos. Se lo expresaron a los directivos de La Sexta, para ya saben desde hace meses que éstos, de momento, no tienen intención de acometer la fusión”, explicaba estas fuentes en febrero. Si la debilidad del mercado publicitario continúa, puede que cambien las tornas.

José Miguel Contreras