Lo mejor es enemigo de lo bueno, por J. Gibert Arce
  1. Área privada EC Exclusivo
  2. Cartas al director
ENVÍE SU CARTA EN EL FORMULARIO

Lo mejor es enemigo de lo bueno, por J. Gibert Arce

¿Se imaginan la gozada de ver un debate entre candidatos hablando sólo de los asuntos del día a día que preocupan a la gente?

placeholder Foto: Imagen: Rocío Márquez.
Imagen: Rocío Márquez.

Estimado Director,

Sé que es habitual considerar a nuestros políticos de lo peor de Europa, incluso del Mundo Occidental. Estadísticas tenemos a montones para corroborarlo de manera objetiva, y tantos argumentos que no voy a añadir más, sólo una sugerencia para quienes quieran vivir de la política sin acabar en la cárcel.

Si no son capaces de hacer las cosas bien, ¿por qué no se limitan a no hacer nada? O, como mucho, a gestionar el día a día. Experiencias abundan. En Italia o en Bélgica ya no recuerdan si alguna vez tuvieron un ejecutivo que gobernase al estilo español y son países a los que envidiamos a menudo y por varias razones, aparte de que son mucho más respetados internacionalmente que España.

Incluso el primer ministro italiano acaba de renunciar a su sueldo, porque sabe perfectamente que no se lo ganará. En mi comunidad autónoma, Cataluña, bastantes añoramos aquel anodino Molt Honorable President llamado Montilla, que, al compararlo con sus predecesores y sucesores, destaca como un buen gestor porque no hizo nada trascendente, ni lo pretendió.

El temperamento del Sr. Sánchez le impide hacer lo que propongo, soy consciente, pero tal vez el Sr. Casado aún pueda darse cuenta de que ahí tiene una gran oportunidad y los socialistas tarde o temprano tendrán que cambiar de líder, como en Inglaterra o Alemania, o desaparecer, como en Francia o Grecia. ¿Se imaginan la gozada de ver un debate entre candidatos hablando sólo de los asuntos del día a día que preocupan a la gente?

Jordi Gibert Arce

Estimado Director,

Política Pablo Casado Pedro Sánchez España
El redactor recomienda