Es noticia
Cinco cosas que deberías dejar de hacer cuando cumples los 50 años
  1. Alma, Corazón, Vida
CUÍDATE MUCHO

Cinco cosas que deberías dejar de hacer cuando cumples los 50 años

Se trata de una de las edades más comprometidas para la salud. Y, sobre todo, has de saber que no hay marcha atrás. Por ello, aquí van una serie de malos hábitos que desechar

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Por mucho que nos duela, los años no pasan en balde. Si has llegado recientemente a la cincuentena, o te encaminas hacia ella, posiblemente ya hayas notado ciertos cambios en tu organismo que lastran tu resistencia física y pueden llegar a comprometer tu bienestar. Lo peor, en este sentido, es que no se puede 'desenvejecer': una vez llegamos a cierta edad, el proceso de desgaste se va acrecentando en el organismo.

Por ello, merece la pena empezar a tomarse en serio ciertos hábitos para hacer el proceso de envejecimiento más llevadero. "A los 50, debes comenzar a llevar un control estricto de tu dieta, hacer ejercicio regularmente y encontrar formas de controlar el estrés si quieres vivir de manera saludable hasta bien entrados los 80", asegura Michael Green, médico estadounidense, en un artículo recientemente publicado en la revista Best Life.

Foto: Foto: iStock.

A continuación, vamos a ver algunas de estas actitudes y costumbres que debes empezar a cambiar si quieres ganar en salud y mantener el bienestar a medida que pasen los años.

Trabajar demasiado

Aunque es difícil, porque la madurez viene marcada por el trabajo y todavía quedan unos cuantos años para jubilarte, lo mejor es que empieces a tomarte tu jornada laboral con más tranquilidad para que no pase factura a tu salud mental. Y, sobre todo, para dejar margen a actividades que te llenan más o pasar más tiempo libre con tus seres queridos. A veces, nos exigimos demasiado, y el mejor antídoto contra el estrés es quizá ganar unos minutos más al día para despejarte, ya sea realizando algún ejercicio que te estimule o quedando con amigos.

Comer mal

Si todos tenemos claro que una alimentación saludable llegados a cierta edad implica apostar por más fibra y vitaminas y menos grasas y azúcares, ¿por qué no lo hacemos? Es hora de tomar conciencia sobre lo que te llevas a la boca y cómo repercute en tu organismo. "Los 50 son un buen momento para ser honestos con nosotros mismos sobre lo bien que cuidamos nuestros cuerpos", admite Green.

Autodiagnosticarse enfermedades

Cuando nos duele algo, generalmente es difícil evitar la tentación de navegar en Google para desentrañar qué nos pasa. Y, en este sentido, lo mejor es acudir a revisiones periódicas al médico para obtener la opinión de un verdadero profesional y no sacar malas conclusiones por nosotros mismos. "Buscar síntomas en Google y decidir automedicarse con suplementos y dietas restrictivas no es buena idea", asegura Kevin Huffman, médico británico. "Siempre habla primero con tu médico antes de ingerir algún tipo de suplemento o de probar cualquier otra medicina alternativa".

No acudir a revisiones periódicas

Por último, y en línea con lo anterior, es imprescindible acudir al médico cada cierto tiempo para realizar pruebas de detección de alguna enfermedad potencialmente mortal o que cause un perjuicio en tu organismo. Si eres hombre, pide una colonoscopia una vez al año como mínimo, y si eres mujer presta atención a posibles bultos que puedan salir. En realidad, deberías haber empezado antes a realizar revisiones médicas periódicas, pero nunca es tarde.

Por mucho que nos duela, los años no pasan en balde. Si has llegado recientemente a la cincuentena, o te encaminas hacia ella, posiblemente ya hayas notado ciertos cambios en tu organismo que lastran tu resistencia física y pueden llegar a comprometer tu bienestar. Lo peor, en este sentido, es que no se puede 'desenvejecer': una vez llegamos a cierta edad, el proceso de desgaste se va acrecentando en el organismo.

Social Salud
El redactor recomienda