Es noticia
Menú
El tsunami más gigantesco y destructivo de la historia: sucedió en Chile hace 3.800 años
  1. Alma, Corazón, Vida
PUBLICADO EN 'SCIENCE ADVANCES'

El tsunami más gigantesco y destructivo de la historia: sucedió en Chile hace 3.800 años

Un equipo de científicos descubre en fósiles marinos y sedimentos cuál ha sido el desastre sísmico más devastador de todos los tiempos y sus efectos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hasta ahora, el terremoto más grande jamás registrado ocurrió en 1960 en el sur de Chile. Este movimiento sísmico, de magnitud 9,6 en la escala de Richter, se llevó la vida de 6.000 personas y causó importantes tsunamis en diversos puntos del Océano Pacífico de punta a punta y extendiéndose hasta en 800 kilómetros de longitud desde su epicentro.

Pero ahora, una nueva investigación publicada en la revista 'Science Advances' ha descubierto que hubo uno mucho más monumental y destructivo que devastó la Tierra en un diámetro de 1.000 kilómetros de largo. A tanto llegó el desastre que las poblaciones humanas que había en aquel entonces, hace unos 3.800 años, abandonaran las costas cercanas durante más de un siglo.

"No se podía imaginar una rotura de las placas tectónicas tan grande"

Este megaterremoto se produjo en el norte de Chile a causa de la rotura de una placa tectónica que levantó toda la costa de la región, creando olas de hasta 20 metros de altura que viajaron hasta la otra punta del Pacífico, en Nueva Zelanda, depositando rocas del tamaño de un automóvil a cientos de kilómetros de profundidad bajo tierra, según explican los autores del estudio en declaraciones recogidas por 'Live Science'.

Un desastre descomunal

En un primer momento "se pensó que no podría haber sucedido un evento sísmico de este calibre en el norte de Chile porque simplemente no se podía imaginar una rotura de las placas tectónicas tan grande", asegura James Goff, coautor del estudio y geólogo en la Universidad de Southampton, en Inglaterra. Él y su equipo encontraron las pruebas de lo ocurrido en elementos marinos hallados en la costa, como depósitos litorales (en forma de cantos rodados, guijarros y arena nativa de las regiones costeras) y rocas marinas hallados desplazados tierra adentro en el desierto de Atacama.

"La población humana local se quedó sin nada y pasaron más de 1.000 años hasta que las personas pudieron volver a habitar esas costas"

"Hallamos la evidencia de sedimentos marinos y fósiles de animales que habrían estado viviendo tranquilamente en el mar antes de ser engullidos tierra adentro", señaló Goff. "Y encontramos todo esto en capas muy profundas, por lo que no pudo ser una simple tormenta la causa de su traslado". Al igual que el terremoto acaecido en 1960, este seísmo se produjo como resultado de una subducción de una placa litosférica bajo el borde de otra placa. Al haber fricción, una bloqueó a la otra, pero la fuerza y la energía de subducción continuó aumentando, hasta el punto de que hubo tanta tensión que el contacto entre ambas se rompe, creando una rotura gigantesca y liberando energía en forma de ondas sísmicas devastadoras.

Una migración sin precedentes

Para conocer la causa de qué es lo que llevó a tantos fósiles y sedimentos a estar sumergidos bajo tierra, los investigadores utilizaron la técnica de datación por radiocarbono, la cual consiste en medir las cantidades de carbono 14 dentro de un material y así determinar su edad. Este isótopo de carbono radiactivo está en todas partes de la corteza terrestre, de tal forma que los fósiles pueden absorberlo mientras se forman y así observar fácilmente cuánto tiempo llevan ahí sedimentados. Al analizar estos materiales alojados a lo largo de 600 kilómetros de la costa norte de Chile, los científicos hallaron que las edades del material costero eran aproximadamente de hace unos 3.800 años.

Foto: Foto: iStock.

También encontraron muros de piedra de fabricación humana debajo de los depósitos que arrastró el tsunami y que al parecer habían sido derribados de igual forma por el gran maremoto al estar vueltos hacia atrás. "La población humana local se quedó sin nada", asevera el autor del estudio. "Nuestro trabajo arqueológico descubrió que, después de esa gran migración, las comunidades se mudaron tierra adentro más allá del alcance del tsunami y pasaron más de 1.000 años hasta que las personas pudieron volver a habitar esas costas, lo cual es un gran período de tiempo si tenemos en cuenta que dependían de la actividad marítima para comer". Es por ello que podemos suponer que todas esas comunidades primitivas sufrieron un enorme trauma tras el desastre ocurrido.

Hasta ahora, el terremoto más grande jamás registrado ocurrió en 1960 en el sur de Chile. Este movimiento sísmico, de magnitud 9,6 en la escala de Richter, se llevó la vida de 6.000 personas y causó importantes tsunamis en diversos puntos del Océano Pacífico de punta a punta y extendiéndose hasta en 800 kilómetros de longitud desde su epicentro.

Historia Terremoto Chile Inglaterra Nueva Zelanda Animales
El redactor recomienda