Cómo luchar contra la ansiedad típica de la pandemia y las fiestas
  1. Alma, Corazón, Vida
consejos para la navidad

Cómo luchar contra la ansiedad típica de la pandemia y las fiestas

Son tiempos un poco complicados, porque se une el miedo a los grandes encuentros con el deseo de estar con amigos y familiares

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Llegan las segundas navidades que la humanidad entera tiene que vivir con la presencia del coronavirus y, por supuesto, no van a ser fáciles. A comienzos de la pandemia se advirtió de algunos problemas de salud mental relacionados con la sobreexposición a noticias que pueden producir ansiedad, y surgieron términos que no conocíamos como 'síndrome de la cabaña'. Las fiestas son más duras, porque se une el miedo a los grandes encuentros con el deseo de estar con amigos y familiares.

De hecho, según explican en 'Psychology Today', el trastorno de ansiedad social no es simplemente ser tímido o introvertido como muchas personas piensan, sino una condición de salud mental que ha empeorado con la pandemia, especialmente entre los adolescentes y adultos jóvenes, debido a diversos factores que van desde haber estado aislados durante mucho tiempo a la ansiedad por nuestra propia salud al estar cerca de otras personas. El miedo por tener un evento social, la tendencia a evitar estas situaciones, la timidez, el miedo a ser juzgados o al rechazo social o incluso algunos síntomas físicos como el dolor de cabeza o los trastornos del sueño pueden darnos una clave de lo que está pasando.

El trastorno de ansiedad social no es simplemente ser tímido o introvertido como muchas personas piensan, sino una condición de salud mental que ha empeorado con la pandemia

La ansiedad social nos afecta a nosotros y a nuestros seres queridos, pues puede traducirse en el deterioro de nuestras relaciones (desconexión, malentendidos, mala comunicación...), soledad, disminución del rendimiento laboral o académico y, en última instancia, también bajos sentimientos de autoestima. No es que con las fiestas aumente, pues si se tiene se encuentra siempre latente, pero sí es verdad que en determinadas fechas es cuando más puede afectarnos: llegan momentos en los que tendremos que pasar nuestro tiempo con mucha gente a la que apreciamos, y aunque no nos hayamos percatado podemos comenzar a sentir, desde ya, cierta ansiedad por las fechas venideras.

Algunos consejos para manejar la ansiedad

Esta ocurre cuando proyectamos nuestros propios sentimientos de inseguridad en los demás, e imaginamos que es así como nos ven los demás. Para recuperarnos de la ansiedad social, por tanto, tenemos que trabajar nuestra relación con nosotros mismos.

Silencia a tu saboteador interior. Todos tenemos una voz crítica en nuestra cabeza que proviene de experiencias anteriores, relaciones pasadas o enseñanzas culturales y religiosas, nos juzga con dureza y menosprecia. Las terapias cognitivo-conductual para reestructurar esa clase de pensamientos y las creencias irracionales pueden ayudar a luchar contra esa ansiedad social.

La ansiedad implica preocupaciones y un terror catastrófico sobre el futuro, anticipando los peores escenarios

Todos tenemos problemas de salud mental. No es tanto mal de muchos como reconocer que todos tenemos problemas de salud como parte de la condición humana. Buscar ayuda no es vergonzoso y puede ser una gran ayuda si la ansiedad puede contigo y no tú con ella. Comparte abiertamente tus miedos con tus amigos.

Considérate tu propio mejor amigo. Contrarresta el impacto de tu crítico interno siendo positivo, practicando la autoafirmación y fomentando el desarrollo positivo. Tienes la opción de ser tu peor crítico o tu defensor más compasivo, tú eliges.

Visualiza el éxito. Siendo muy simples, la ansiedad implica preocupaciones y un terror catastrófico sobre el futuro, anticipando los peores escenarios. No es fácil y requiere práctica, pero debes reemplazar estos miedos con visualizaciones positivas.

Expande tu zona de confort. Desarrollar un sistema de recompensa para cuando superar con éxito la ansiedad social (por ejemplo, darte tiempo para tu pasatiempo favorito) es una buena idea. Las fiestas deben ser momentos de alegría por estar con quienes queremos, no estrés.

Salud mental Trastornos del sueño Enfermedades mentales
El redactor recomienda