Cinco sencillos hábitos matutinos para encarar el día de la mejor forma
  1. Alma, Corazón, Vida
las mejores claves

Cinco sencillos hábitos matutinos para encarar el día de la mejor forma

¿Qué pasaría si todos adoptáramos unas cuantas rutinas de cinco minutos por la mañana que hicieran que levantarse de la cama fuera un comienzo emocionante para nuestro día?

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Mucha gente odia levantarse de la cama y ponerse en marcha, pues preferirían (con mucho) continuar entre la comodidad y suavidad de las sábanas. Es normal, pero nuestra actitud hace mucho a la hora de pasar un día más o menos bueno. ¿Qué pasaría si todos adoptáramos unas cuantas rutinas matutinas de cinco minutos que hicieran que levantarse de la cama fuera un comienzo emocionante para nuestro día?

La revista 'Psychology Today' oofrece cinco hábitos matutinos para comenzar el día con las pilas bien cargadas.

Estiramiento silencioso

Ya sea en tu esterilla de yoga o en la cama, estirar el cuerpo al despertarte durante cinco minutos (mientras respiras profundamente), siempre es buena idea. Cierra los ojos y establece un mantra para el día, y despierta tu cuerpo físico estirándote, cada músculo en un momento.

El poder de la ducha

Lo más probable es que saltes de la cama dando un salto mortal y te metas en la ducha con demasiada prisa. ¿Qué pasaría si te concedes cinco minutos adicionales para disfrutarla? Cierra los ojos y deja que el agua caliente corra sobre tu cuerpo. Luego, disfruta de un buen gel de baño o exfoliante con buen olor y espuma, canta, pon música e imagina eliminar tu somnolencia y energizar tu cuerpo para el resto del día.

Disfruta de la naturaleza

Ya sea que estés sentado en tu porche bajo el sol, dando una caminata de cinco minutos para sacar la basura o saliendo a correr al aire libre; pasar tiempo en la naturaleza por la mañana es un poder restaurador que puede ayudarte a estar listo para tu día. ¿Por qué no lo pruebas?

Escucha música

Pasar 5 minutos escuchando tu canción favorita (o lista de reproducción, no nos quedemos cortos) puede mejorar tu estado de ánimo para comenzar el día. La música es sanadora, y puede hacerte sonreír por dentro y despertar recuerdos cálidos.

Disfruta de tu comida (y café)

A menudo estamos tan apurados por la mañana que si desayunamos, tomamos tres bocados mientras salimos por la puerta y nos bebemos a duras penas el café de camino al coche (o en él). Pero esa taza de café en tranquilidad y silencio, en un día ajetreado, puede marcar la diferencia. El desayuno es tu primera comida del día y te proporciona la energía para completar tus tareas diarias. No es algo baladí.

Anota tus metas diarias

Dedica unos minutos cada mañana a escribir lo que deseas lograr para el día, por muy atareado que sea. Pueden ser domésticas, relacionadas con el trabajo o logros personales. Cuando los tengas escritos verás que se vuelven más fáciles de alcanzar.

El redactor recomienda