Por qué los ricos están abrazando el estoicismo
  1. Alma, Corazón, Vida
Zenón de Citio a Jack Dorsey

Por qué los ricos están abrazando el estoicismo

Para alcanzar esa felicidad tan ansiada por todos los seres humanos es preciso prescindir de los bienes materiales. En Silicon Valley están abrazando una filosofía 'parecida'

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

A lo largo de la historia y aunque ahora nos parezca digno de extraterrestres, porque vivimos en un mundo hiperconsumista, lo cierto es que muchas civilizaciones despreciaron los objetos materiales. Para los budistas, el apego distorsiona el objeto y hay que librarse de él para conseguir ser verdaderamente felices, y los estoicos opinaban que para alcanzar esa felicidad tan ansiada por todos los seres humanos era preciso prescindir de los bienes materiales, basándose en la tolerancia y el autocontrol.

Parece difícil emular a Diógenes cuando la única alegría que vemos en el horizonte es la adquisición de esos zapatos nuevos con los que llevamos tanto tiempo soñando. A pesar de ello quizá te has percatado de algo paradigmático: los ricos tienden a ser estoicos frente a la clase media o incluso la baja, que suele 'almacenar' en mayor cantidad.

El estoicismo predicaba el dominio y control de los hechos, cosas y pasiones que perturban la vida, valiéndose de la valentía y la razón del carácter personal

Basta con comparar los hogares limpios y diáfanos de algunas celebridades con los de personas más mundanas que conocemos: muchas personas no se deshacen de muchos de sus objetos personales, justamente, por el cariño que les guardan. Para ellos quizá fue un esfuerzo conseguirlos. Una demostración de ese apego del que hablan los budistas.

El estoicismo predicaba el dominio y control de los hechos, cosas y pasiones que perturban la vida, valiéndose de la valentía y la razón del carácter personal. ¿Es casualidad que todo lo que tiene que ver con esta doctrina se haya implantado con fuerza en el mercado en los últimos tiempos? Según un reciente artículo publicado en 'Vice', las ventas de 'Meditaciones' de Marco Aurelio aumentaron en 2020, así como las de 'Cartas de un estoico'.

Se habla de estoicos modernos cuando se menciona a muchas personas de Silicon Valley: Jack Dorsey se despierta a las 5 y se da baños de hielo

Se habla de estoicos modernos cuando se menciona a muchas personas de Silicon Valley: Jack Dorsey se despierta a las 5 y se da baños de hielo y Jeff Bezos, Warren Buffet o Mark Cuban también han sido calificados como estoicos.

"Cuando te despiertes por la mañana, di: Las personas con las que trato hoy serán entrometidas, ingratas, arrogantes, deshonestas, celosas y hoscas" se puede leer en 'Meditaciones'. El estoicismo, fundado por el filósofo Zenón de Citio, se desarrolló durante años de fuerte convulsión política. Hoy en día, estos estoicos modernos no se lo toman tanto como filosofía, sino más bien como una colección de trucos de vida para poder superar la ansiedad, conservar la calma o controlar la ira en determinados momentos.

Por supuesto, para algunos expertos, aunque todos estos 'superricos' digan beber del estoicismo, en realidad existe el riesgo de que solo busquen filosofías para validarse a sí mismos (algo así como una autopalmada en la espalda) y que no les sirvan en absoluto para hacer autocrítica.

Jeff Bezos gana dinero explotando a otras personas de forma anticompetitiva, lo cual no es ético, una cualidad fundamental para ser estoico

"Cuando escucho que Jeff Bezos es un estoico alucino" apunta Massimo Pigliucci, profesor de filosofía en el City Collage de Nueva York. "No lo es, por supuesto, dado que un punto importante en su vida es participar en el espíritu empresarial y ganar dinero, explotando a otras personas de forma anticompetitiva, lo cual no es ético. Lo principal para ser un estoico es ser ético".

En general, la popularidad del estoicismo (aunque no sea el estoicismo de Marco Aurelio que conocemos debido a su obra, sino una reformulación del mismo) es algo bueno, como pasó en su día con el budismo: algunas personas profundizarán en él, otras se conformarán con escuchar la guía Headspace unos diez minutos al día.

Las personas acaudaladas de Silicon Valley deciden someterse a baños helados, se despiertan a las 5 de la mañana, duermen de pie y soportan el dolor sin quejarse, quizá para no sentirse vacíos. El mayor problema tanto del estoicismo como del budismo no es la aplicación de normas antiguas en un mundo hiperconsumista y completamente diferente al antiguo, sino que al final del día, no está tan mal tener apegos y sufrir la pérdida y el dolor y el riesgo de ser rechazados, que es lo que nos hace verdaderamente humanos. Seamos estoicos y ricos, o no lo seamos.

Millonarios
El redactor recomienda