¿Por qué el color azul es tan raro en la naturaleza?
  1. Alma, Corazón, Vida
nada común

¿Por qué el color azul es tan raro en la naturaleza?

La escasez de azul en la naturaleza puede haber ayudado a dar forma a nuestra percepción de dicho color

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Krishna era del color del cielo, los ropajes de la Virgen María se asocian con ese color y desde el Greco a Picasso, pasando por Gauguin o Van Gogh, muchos pintores eligieron el azul para representar su particular visión del mundo. No es raro, pues vivimos en el planeta azul y forma parte de la naturaleza constantemente, tanto es así que nos damos cuenta de su importancia cuando observamos el océano fundirse con el cielo en una línea eterna.

¿No es verdad?

Pues no. En realidad el color azul no es nada común, y probablemente te darás cuenta observando los matices que se encuentran en las rocas, las plantas, las flores o los animales. Es sorprendentemente escaso, y la respuesta a esto, según explica 'Live Science', proviene de la química, la física, de cómo se producen los colores y de cómo los vemos.

Por qué vemos el azul

Cada uno de nuestros ojos contiene entre seis y siete millones de células sensibles a la luz llamadas conos. Hay tres tipos diferentes de conos en el ojo de una persona con visión de color normal, y cada tipo es más sensible a una longitud de onda de luz particular: rojo, verde o azul. La información de millones de conos llega a nuestro cerebro como señales eléctricas que comunican todos los tipos de luz reflejada por lo que vemos, que luego se interpreta como diferentes tonalidades de color.

El color azul no es nada común, y probablemente te darás cuenta observando los matices que se encuentran en las rocas, las plantas, las flores o los animales

Cuando miramos un objeto colorido, como un zafiro brillante o una flor de hortensia, el objeto está absorbiendo parte de la luz blanca que cae sobre él; debido a que está absorbiendo parte de la luz, el resto de la luz que se refleja tiene un color. Cuando ves una flor azul como puede ser el aciano, en realidad la observas así porque está absorbiendo la parte roja del espectro. Según el escritor alemán Kai Kupferschmidt, la flor parece azul porque ese color es la parte del espectro que la propia flor rechazó.

Generar tales moléculas, que son grandes y complejas, es difícil para las plantas, razón por la cual las flores azules son producidas por menos del 10% de las casi 300.000 especies de plantas con flores del mundo. Un posible impulsor de la evolución de las flores azules es que este color es muy visible para los polinizadores (como las abejas), y la producción de flores azules puede beneficiar a las plantas en ecosistemas donde la competencia por los polinizadores es alta.

Cuando ves una flor azul como puede ser el aciano, en realidad la observas así porque está absorbiendo la parte roja del espectro

Los colores de los animales azules no provienen de pigmentos químicos. Las mariposas de alas azules del género Morpho tienen intrincadas nanoestructuras en capas en las escamas de sus alas que manipulan las capas de luz para que algunos colores se cancelen entre sí y solo se refleje el azul. Los tonos azules en los mamíferos son aún más raros que en las aves, los peces, los reptiles y los insectos. Algunas ballenas y delfines tienen la piel azulada y los mandriles tienen caras y traseros azules. Pero el pelaje, un rasgo compartido por la mayoría de los mamíferos terrestres, nunca es naturalmente azul brillante (al menos, no en luz visible).

Foto: Es sorprendente que en un sitio tan azul no existiera el color. (iStock)

Debido a la escasez del azul en la naturaleza, la palabra azul llegó relativamente tarde a los idiomas de todo el mundo, y apareció después de las palabras negro, blanco, rojo y amarillo. El uso más temprano del tinte azul data de hace unos 6.000 años en Perú, y los antiguos egipcios combinaron sílice, óxido de calcio y de cobre para crear un pigmento azul de larga duración conocido como irtyu para decorar estatuas. El ultramar, (un pigmento azul vivo proveniente del lapislázuli), era tan preciado como el oro en la Europa medieval y estaba reservado principalmente para ilustrar manuscritos.

Los antiguos egipcios combinaron sílice, óxido de calcio y de cobre para crear un pigmento azul de larga duración conocido como irtyu para decorar estatuas

La relativa escasez del azul en pigmentos naturales es la que ha alimentado nuestra fascinación durante años, desde Krishna a Van Gogh. Es tan preciado que incluso los ingleses lo utilizan en su vocabulario para expresar la tristeza, aunque para todas las culturas del mundo, que mañana el cielo luzca azul significa algo bueno. La escasez de azul en la naturaleza puede haber ayudado a dar forma a nuestra percepción del color, ese que conforma para nosotros el color del mar, el agua y, por tanto, la vida.

Naturaleza Curiosidades
El redactor recomienda