Estos son los síntomas que sufren los pacientes con covid persistente
  1. Alma, Corazón, Vida
SALUD SIN MITOS

Estos son los síntomas que sufren los pacientes con covid persistente

Desde el cansancio y la tos hasta las erupciones o el dolor de oídos. Dado que se desconoce el origen, los tratamientos se centran en aliviar estos síntomas

placeholder Foto:

Las vacunas están permitiendo que la pandemia de covid-19 comience a retroceder. Sin embargo, mientras el foco de atención se va retirando de los contagios, van apareciendo otros problemas con los que hay que lidiar, como el llamado covid persistente. Bajo este término se esconde una patología incapacitante, de síntomas muy heterogéneos y causa aún desconocida, que afecta (y afectará) a millones de personas en todo el mundo.

“La sintomatología permanente del coronavirus afecta a entre un 10% y un 20% de los contagiados, la mayoría mujeres, y provoca que los síntomas persistan más allá de dos meses después de la infección”, explica el Dr. Juan Ruiz Manzano, jefe de Neumología del Centro Médico Teknon.

Foto: Foto: Pexels.

El doctor explica que se trata de un síndrome que consiste en la persistencia de síntomas del covid-19 a partir de la tercera o la cuarta semana tras la infección inicial, o en la aparición de síntomas después de un tiempo sin ellos. El covid persistente, también conocido como 'long covid', afecta sustancialmente a la calidad de vida del paciente y repercute en el ámbito social y laboral de la persona que lo padece, pudiéndose prolongar durante semanas o incluso meses. Además, el síndrome puede manifestarse tanto en personas que pasaron la enfermedad de manera más grave como en los casos leves, puesto que, tal como apunta el Dr. Ruiz, "su presentación no está relacionada con la gravedad de la infección inicial". También especifica que, "en nuestra experiencia, hemos asistido a pacientes con síntomas persistentes hasta 12 meses después del episodio inicial".

Hasta el momento, no existe una evidencia científica acerca del origen, pero sí se plantean tres teorías:

  • El SARS-CoV-2 permanece en reservorios, como por ejemplo el epitelio del intestino delgado, donde seguiría activo.
  • La respuesta inmune. Esta teoría plantea "la presencia de una respuesta inmune aberrante y desregulada por exceso y por el daño producido", según explica el doctor Ruiz Manzano.
  • La consecuencia de la autoinmunidad.

Dado que no se conoce qué origina exactamente la patología, por ahora los tratamientos disponibles se centran en los síntomas y no en la causa. Actualmente, la atención a estos pacientes se orienta a "apaciguar" la intensidad de los síntomas, por ejemplo, con rehabilitación física y neuropsicológica.

"Se han detectado hasta 50 síntomas, que pueden fluctuar en el tiempo o empeorar ante un esfuerzo físico o mental"

Se ha especulado que las vacunas pueden aliviar algunos síntomas en los pacientes con esta patología, pero "se trata de perfiles muy concretos y beneficia a muy pocas personas", según defiende el jefe de Neumología.

El problema es la cantidad de síntomas que se han detectado. Según el especialista, "hasta 50 síntomas asociados al covid persistente, que pueden fluctuar en el tiempo o empeorar ante un esfuerzo físico o mental, o ambos". Estos síntomas podrían clasificarse en:

  1. Generales, entre los que se encuentran: malestar, fatiga, fiebre, mareo, alteraciones del descanso, dolor en los músculos y las articulaciones y pérdida de masa muscular.
  2. Respiratorios, entre los que destacan la tos, la sensación de falta de aire y el dolor en el pecho.
  3. Dermatológicos, como pueden ser la caída capilar, las erupciones y las uñas débiles, entre otros.
  4. Neurológicos, por ejemplo, sensación de ‘niebla mental’, dolor de cabeza, problemas para concentrarse, pérdida de gusto y olfato, cambios en el estado de ánimo y trastorno de sensibilidad en las extremidades, conocido como parestesia.
  5. Oídos, ojos y garganta: se puede producir dolor en esas zonas u otras molestias.
  6. Cardiovasculares: se pueden presentar palpitaciones, arritmias y alteraciones de la tensión arterial, entre otros.
  7. Digestivos, entre los que figuran la diarrea, la falta de apetito y el dolor de estómago.

A todo ello, "hay que añadir la repercusión psicológica que afecta a pacientes, familiares y personal sanitario; víctimas de un estrés traumático, término que se acuñó para trastornos secundarios de las guerras", apunta el especialista. De hecho, muchos de los que sufren este trastorno se quejan de que, a menudo, sus casos no se toman en serio y resulta difícil obtener un diagnóstico. "Este síndrome también constituye un serio problema para la salud pública —añade el Dr. Ruiz— y la investigación es una de las esperanzas para permitirnos encontrar respuestas y dar solución a estos pacientes".

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Centro Médico Teknon.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
ECBrands Brands Salud
El redactor recomienda