Así se reinicia el cerebro después del sueño profundo de la anestesia
  1. Alma, Corazón, Vida
Experimento en 60 adultos

Así se reinicia el cerebro después del sueño profundo de la anestesia

Un grupo de científicos ha tratado de responder la pregunta: ¿Cómo 'se enciende' exactamente de nuevo después de ser anestesiado?

placeholder Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

El 16 de octubre de 1846, un cirujano de Boston llamado John Collins Warren extirpó un tumor del cuello de un paciente sin que este sintiese ningún dolor. Fue la primera vez que se utilizó con éxito la anestesia en público, tras ser administrada por el pionero William T. G. Morton. Desde entonces, este método para bloquear la sensibilidad táctil y dolorosa del paciente se ha popularizado como una alternativa más profunda a la sedación, en la cual el paciente respira por sus propios medios y mantiene un mayor nivel de conciencia. No obstante, aún no quedan claros cuáles son exactamente los mecanismos neurológicos que precipitan este proceso.

Foto: No tengas miedo, la posibilidad de error es reducida. (iStock)

En la actualidad un grupo de científicos ha analizado cómo 'se enciende' exactamente de nuevo el cerebro después de ser anestesiado, recoge 'Science Alert'. Utilizando un grupo de 30 adultos sanos que fue anestesiado durante tres horas y un grupo de 30 adultos sanos que no lo fue como medida de control, un nuevo estudio revela algunas ideas sobre cómo el cerebro vuelve a la conciencia.

Resulta que el cerebro vuelve a activar de una en una cada sección, en lugar de todas a la vez, y las capacidades abstractas de resolución de problemas, tal como las maneja la corteza prefrontal, son las funciones que vuelven a estar en línea más rápido. Otras áreas del cerebro, incluidas las que controlan el tiempo de reacción y la atención, requieren más tiempo.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

"Aunque inicialmente es sorprendente, tiene sentido en términos evolutivos que la cognición superior necesita recuperarse temprano", explica el anestesiólogo Max Kelz. "Si, por ejemplo, alguien se estuviera despertando ante una amenaza, estructuras como la corteza prefrontal serían importantes para categorizar la situación y generar un plan de acción", desarrolla.

Se utilizó una variedad de métodos para medir lo que estaba sucediendo en el cerebro, incluidos los escáneres de electroencefalografía (EEG) y las pruebas cognitivas antes y después de quedar anestesiado. Estas pruebas midieron la velocidad de reacción, el recuerdo de la memoria y otras habilidades.

Al analizar las lecturas del EEG, los investigadores notaron que las regiones frontales del cerebro, donde se encuentran las funciones que incluyen la resolución de problemas, la memoria y el control motor, se volvieron particularmente activas a medida que el cerebro comenzó a recuperarse.

Foto: El paso por el quirófano somete al paciente a determinadas situaciones que pueden conducir al delirio. (Corbis)

Una comparación con el grupo de control mostró que los que habían sido anestesiados tardaron unas tres horas en recuperarse por completo.

El equipo también hizo un seguimiento con los participantes del grupo sobre sus horarios de sueño en los días posteriores al experimento. La experiencia no pareció afectar negativamente los patrones de sueño en aquellos que habían sido anestesiados.

"Esto sugiere que el cerebro humano sano es resistente, incluso con una exposición prolongada a la anestesia profunda", señala el anestesiólogo Michael Avidan. "Clínicamente, esto implica que algunos de los trastornos cognitivos que a menudo vemos durante días o incluso semanas durante la recuperación de la anestesia y la cirugía, como el delirio, podrían atribuirse a factores distintos a los efectos persistentes de los fármacos anestésicos en el cerebro", describe.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Muchos procedimientos quirúrgicos simplemente no serían posibles sin anestesia, una forma efectiva y controlada de apagar la conciencia en el cerebro, algo que puede suceder involuntariamente en el caso de un coma.

A pesar de su uso generalizado, no entendemos realmente cómo funcionan los anestésicos con detalles precisos, incluso si hemos descubierto cómo usarlos de manera segura. Hay muchas ideas sobre cómo el cerebro maneja estos fármacos, pero aún no hay evidencia concreta.

Los últimos hallazgos no solo pueden ayudar con los tratamientos y la atención del paciente, después de operaciones importantes que involucran anestesia, por ejemplo, sino también para brindar a los científicos una mejor comprensión del cerebro y cómo responde a las interrupciones.

"La forma en que el cerebro se recupera de los estados de inconsciencia es clínicamente importante, pero también nos da una idea de la base neuronal de la conciencia misma", concluye el anestesiólogo George Mashour.

Sueño Médicos Medicamentos Drogas
El redactor recomienda