El joven que acabó 58 días hospitalizado por tomar mucha bebida energética
  1. Alma, Corazón, Vida
Insuficiencia cardiaca

El joven que acabó 58 días hospitalizado por tomar mucha bebida energética

El hombre de 21 años fue al centro médico después de experimentar dificultad para respirar que iba en aumento desde hace cuatro meses y pérdida de peso

placeholder Foto: Foto de archivo. (iStock)
Foto de archivo. (iStock)

Los problemas cardíacos de un joven pueden haber sido provocados por su consumo excesivo de bebidas energéticas: terminó en el hospital con insuficiencia cardíaca después de consumir cuatro bebidas energéticas al día durante dos años, según un nuevo informe del caso que recoge 'Live Science'.

Los hallazgos se suman a la evidencia que vincula el consumo de bebidas energéticas con problemas cardíacos, lo que lleva a los autores a pedir advertencias sobre los peligros de beber estas bebidas en grandes cantidades.

El hombre de 21 años fue al hospital después de experimentar dificultad para respirar progresivamente peor durante cuatro meses, así como pérdida de peso, según el informe, publicado el jueves (15 de abril) en la revista 'BMJ Case Reports'.

Foto: El consumo de bebidas energéticas es cada vez mayor entre los jóvenes

Informó que bebió cuatro latas de 500 mililitros de bebidas energéticas todos los días durante aproximadamente dos años, y cada lata contenía 160 miligramos de cafeína. (Una taza de café típica contiene aproximadamente 90 mg de cafeína).

El joven recordó que ocasionalmente tenía episodios de indigestión, temblores y latidos cardíacos acelerados, que no buscaba atención en el pasado. Se sintió tan mal y letárgico en los últimos meses que tuvo que suspender sus estudios universitarios, según el informe, de los médicos del St Thomas' Hospital de Londres.

Después de una serie de pruebas, el hombre fue diagnosticado con dos afecciones potencialmente mortales: insuficiencia cardíaca e insuficiencia renal. La insuficiencia cardíaca ocurre cuando el músculo cardíaco no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo; y la insuficiencia renal ocurre cuando los riñones no pueden filtrar adecuadamente los productos de desecho de la sangre. En el caso del hombre, las dos condiciones parecían no estar relacionadas, pero cada una tuvo efectos graves. Los médicos del hombre discutieron si necesitaba un trasplante de doble órgano (corazón y riñón).

placeholder Foto de archivo. (iStock)
Foto de archivo. (iStock)

Su insuficiencia renal se debió a una afección de larga data pero no diagnosticada previamente llamada uropatía obstructiva crónica, cuando la orina no puede drenar correctamente a través de los tubos del tracto urinario y, por lo tanto, regresa a los riñones.

Sus médicos consideraron varias causas posibles de su insuficiencia cardíaca, incluido el 'síndrome del corazón roto', cuando la cámara de bombeo principal del corazón se agranda y debilita, y la miocarditis o inflamación del corazón. Sin embargo, ninguna de las dos condiciones encajaba con la historia clínica y los resultados de las pruebas del hombre. La explicación más probable de su insuficiencia cardíaca fue su alto nivel de consumo de bebidas energéticas, concluyeron los autores, aunque no pueden probarlo con certeza.

Estudios anteriores han relacionado el consumo de bebidas energéticas con efectos cardiovasculares preocupantes, que incluyen aumento de la presión arterial y ritmos cardíacos anormales. Ha habido varios informes de jóvenes que han sufrido ataques cardíacos y problemas de ritmo cardíaco después de consumir bebidas energéticas, informó 'Live Science' anteriormente.

58 días ingresado

Después de 58 días en el hospital, el hombre fue autorizado a irse a casa y le recetaron varios medicamentos para el corazón. Dejó de tomar bebidas energéticas por completo y su función cardíaca mejoró tanto que sus médicos dicen que no necesita un trasplante de corazón en este momento. Sin embargo, es probable que necesite un trasplante de riñón en algún momento en el futuro.

Algunas personas pueden estar predispuestas a problemas cardíacos por las bebidas energéticas debido a factores biológicos subyacentes, aunque se necesita más investigación para determinar cuáles son estos factores, dijeron los autores.

"Este caso destaca aún más los peligros cardiovasculares potenciales de las bebidas energéticas en individuos susceptibles", escribieron los autores. "Se deben proporcionar advertencias claras sobre los peligros cardiovasculares potenciales del consumo de bebidas energéticas en grandes cantidades", concluyeron.

Enfermedades cardiovasculares Hospitales Bebidas energéticas Salud
El redactor recomienda