Qué hacer cuando tu pareja no logra una erección
  1. Alma, Corazón, Vida
a todo el mundo le pasa

Qué hacer cuando tu pareja no logra una erección

Es un momento incómodo y difícil en el que de nada sirve agobiarse, estresarse o enfadarse. Lo mejor es que os calméis y la comunicación fluya

placeholder Foto: (iStock)
(iStock)

Al que diga que nunca le ha pasado miente. Las relaciones sexuales no son esas películas románticas que vemos a las cuatro de la tarde, en las que los personajes se van a la cama escuchando a Lionel Richie, encienden una vela y se corta el plano hasta la mañana siguiente. Por supuesto, a veces sí puede ser así, pero en otras ocasiones (especialmente cuando te estás conociendo) el sexo puede ser raro, vergonzoso, incómodo e incluso doloroso. Y a veces la cosa, directamente, no funciona.

Esos momentos en los que ningún hombre se quiere ver suceden con bastante frecuencia, sobre todo si pensamos en las relaciones como un examen en el que hay que cumplir y además con nota. Entonces llegan las caras largas, la preocupación por parte de la pareja (¿creerá que no soy lo suficiente sexy?), y los problemas circulares... si se repite en varias ocasiones puede llegar a provocar una fisura en la pareja, y por ello lo mejor es relajarse y, si es necesario, acudir a un terapeuta que marcará algunas claves. La revista 'Psychology Today' también ofrece algunas pistas que pueden ser de ayuda en esos incómodos momentos.

Sí, eres sexy, no te preocupes

Es el pensamiento más corriente. La norma para la mujer, cuando el chico no consigue tener una erección, es pensar que la culpa es suya porque no es sexy, no le gusta o no tiene una técnica suficientemente buena. A menos que el tipo te lo diga, no vayas allí. Enloquecer por tus inseguridades, mientras que él también se está volviendo loco, solo empeorará una mala situación. El problema no eres tú. Mantén la calma y piensa que el sexo no siempre sale como lo planeado.

No culpes al porno (ni te compares)

La pornografía no da problemas de erección, y tampoco la masturbación, y meterla en la discusión solo será una distracción. Si tu chico no tiene problemas para seguir el ritmo cuando ve pornografía, pero luego tiene problemas contigo, es porque no hay presión cuando está solo, no se está sometiendo a examen y, por tanto, no hay ansiedad. Las imágenes en la pantalla no juzgan. Sin embargo e irónicamente, estar con una persona real puede llevar a sentir presión por hacerlo bien (y, por tanto, no conseguirlo).

Mantén la cabeza fría

Si tu chico no logra una erección o la pierde en medio del acto sexual, es probable que empiece a enloquecer, preocupado por lo que piensas de él. Incluso puede llegar a preocuparse por ser un fracaso, que esto no le pasa a nadie más, o que nunca mejorará y está condenado a una vida de celibato. Cuando una persona en una pareja está perdiendo el control, es realmente útil que la otra logre mantenerse estable.

No culpes al porno: las imágenes en la pantalla no juzgan y no generan ansiedad, es diferente a tener relaciones con otra persona

Piensa que la penetración no es el único sexo que existe, puedes cambiar la actividad para que la falta de erección no sea un problema. Abrázale y asegúrale que todo está bien. Si necesita algo de espacio, déjalo, pero no permitas que evite el tema para siempre. El silencio nunca es buena idea en una relación.

¿Y si sucede de nuevo?

Establece un plan. Algunos hombres odian hablar de ello, pero puede ser útil tener una conversación al respecto. Hablar lo normaliza y reduce la vergüenza, y puede ser útil para que ambos expliquéis que os gusta, pues al fin y al cabo la mayoría de las mujeres tienen menos probabilidades de alcanzar el orgasmo con el cotio que con la estimulación directa del clítoris. En otras palabras, una erección no es fundamental, una buena actitud sí. Saber que hay otras opciones reducirá la presión del chico y os hará más felices.

Foto: Fuente: iStock


Más allá del sexo

Estas dificultades pueden acabar con vuestra vida sexual, vuestra autoestima y tienen tanta fuerza que incluso pueden influir en vuestro destino. Hazle saber que el problema no es la falta de erección,sino el enloquecimiento, la ira o el enfado. No estoy insinuando que esto sea fácil para ti y casi con certeza será más difícil para él, pero las personas que tienen el mejor sexo están lo suficientemente seguras de sí mismas como para ser honestas con su pareja. Si conseguís arreglar esta situación os servirá para arreglar muchas otras situaciones complicadas en el futuro.

Sexo oral Sexo Relaciones sexuales Relaciones de pareja
El redactor recomienda