Fue a comprar una pizza y volvió con un millón de euros gracias a la lotería
  1. Alma, Corazón, Vida
REGALARÁ UN COCHE A SU MUJER

Fue a comprar una pizza y volvió con un millón de euros gracias a la lotería

Un estadounidense disfruta de la mejor cena de su vida después de tomar una decisión por impulso: matar el tiempo de espera en el restaurante jugando a la lotería

Foto: Thomas Napiorkowski, feliz tras recibir su talón de 1 millón de dólares (Massachusetts State Lottery)
Thomas Napiorkowski, feliz tras recibir su talón de 1 millón de dólares (Massachusetts State Lottery)

South Hadley es un pequeño pueblo de 17.500 habitantes del estado estadounidense de Massachusetts. Allí vive Thomas Napiorkowski, un hombre al que le ha cambiado la vida una decisión tan habitual hoy en día como ir a comprar una pizza. Pero para este norteamericano, la cena iba a tener un sabor muy diferente al de otros días.

Thomas iba de camino a casa cuando decidió parar en su restaurante favorito y pedir una pizza para llevar a casa. Tenía hambre, pero quería llegar y ponerse cómodo cuanto antes, por lo que solicitó que se la prepararan para llevar. Tenía que esperar unos minutos en la tienda, así que se puso a fisgar y vio una máquina de lotería instantánea.

Foto: Un jugador rellena un boleto de Euromillones. (iStock)

En algunos estados de Estados Unidos es habitual que en los establecimientos haya máquinas de lotería, de la misma manera que en España vemos normal que haya máquinas tragaperras en los bares o, en los últimos años, también las que permiten hacer apuestas deportivas. Así que aprovechó el tiempo y decidió invertir unos dólares en comprar un boleto instantáneo.

Pizza y un millón

Thomas Napiorkowski ha explicado a MassLive que sacó la tarjeta y decidió comprar un rasca y gana para el juego Diamond Millions. Se gastó 30 dólares, aproximadamente unos 25 euros al cambio, y se puso a rascar el boleto. Lo que iba a ver en ese momento no era lo que se había imaginado cuando entró en el restaurante a encargar una pizza.

Invirtió 30 dólares en un rasca y gana mientras esperaba su pizza y se llevó un millón

El boleto de Thomas estaba premiado con 1 millón de dólares, más de 850.000 euros al cambio. Había tenido la tentación de comprar el boleto más por aburrimiento que por ninguna otra razón, pero la jugada le había salido redonda. Nunca una pizza había traído un premio semejando: en lugar del típico 2 por 1, este hombre se iba a llevar 1 millón a casa.

Thomas reconoce que se quedó en shock en el momento de ver su boleto, pero rápidamente comenzó a celebrarlo, llamando a su mujer para informarle de todo. De hecho, ella será la primera que podrá disfrutar del dinero del premio, ya que ha decidido que lo primero que hará con su talón de la lotería será comprar a su esposa un coche nuevo.

placeholder Los boletos de rasca y gana son muy populares en Norteamérica (Emiliano Vittoriosi para Unsplash)
Los boletos de rasca y gana son muy populares en Norteamérica (Emiliano Vittoriosi para Unsplash)

Además, Thomas Napiorkowski y su familia no serán los únicos agraciados por esta enorme suerte. La Pizzería Uno de South Hadley, el lugar que vendió el boleto, se llevará una gratificación de 10.000 dólares por haber vendido un premio de máxima categoría. Seguro que, si les llega un pellizco, los trabajadores disfrutarán un poco más de su trabajo con la masa.

La suerte te espera

El caso de Thomas recuerda al de otros ganadores de la lotería que encontraron la fortuna cuando menos la esperaban. Un buen ejemplo es el de Kevin Francis, un encargado de mantenimiento de 62 años que no era precisamente un amante de los juegos de azar, pero que decidió comprar unos boletos por la insistencia de su mujer.

Foto: La reacción del futuro papá no pudo ser más eufórica (YouTube)

Aquel consejo para la lotería dio sus frutos: Kevin se gastó unos 11 euros en dos tarjetas del tipo rasca y gana y se llevó un millón de libras, más de 1,1 millones de euros, gracias a que le tocó uno de los premios gordos. Desde aquel día, este británico reconoce que decidió que haría más caso a su mujer con sus peticiones en lugar de poner malas caras.

Un caso diferente es el de Kwame Cross, un pequeño comerciante de Washington que tuvo la corazonada de que iban a tocar unos determinados números en un sorteo. Por eso, decidió hacer la misma combinación 160 veces para elegir los números 7134 y jugar a la Pick-4, un tipo de lotería muy popular en algunos estados norteamericanos.

Lo primero que hará Thomas con el dinero será comprar un coche nuevo a su mujer

El día del sorteo, Kwarme estaba bastante nervioso, pero su pálpito tuvo recompensa: la combinación ganadora fue, precisamente, 7134, por lo que este empresario ganó 160 veces el premio de 5.000 dólares que había en juego. En total, se embolsó 800.000 dólares porque confió en su suerte… Como Thomas hizo cuando fue a por una pizza y volvió millonario.

Lotería Juegos de azar
El redactor recomienda