¿Se puede tener realmente memoria fotográfica?
  1. Alma, Corazón, Vida
recuerdos pasados

¿Se puede tener realmente memoria fotográfica?

Lo más parecido a esta supuesta memoria es la conocida como eidética, con la cual se establece una imagen mental y se recuerdan muchos detalles

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Muchas personas tienen una memoria prodigiosa, comparable en ocasiones a la de los elefantes (que tienen un gran cerebro y, por tanto, sí, también una gran memoria). Parecen recordar datos, momentos o frases aprendidas mucho tiempo atrás, y todo el mundo ha compartido pupitre alguna vez con esos molestos compañeros que aseguraban no haber estudiado la lección y sin embargo sacaban sobresaliente mirándose los apuntes un rato antes. Vale, quizá mentían, pero, ¿acaso no es cierto que hay gente con más memoria que otra?

Muchos atribuyen su capacidad para recordar cosas de manera inaudita a la llamada 'memoria fotográfica'. Lo habrás escuchado más de una vez. El concepto de memoria fotográfica remite a la capacidad que tendrían algunas personas de recordar una situación determinada o una imagen concreta con todo lujo de detalles, lo que aportaría un máximo realismo a esa imagen. Por eso quizá tú no recuerdas nada de cuando estabas cursando el bachillerato y tu mejor amigo te cuenta anécdotas olvidadas como si hubieran sucedido ayer (o viceversa). Pero, ¿realmente existe la memoria fotográfica?

La memoria funciona como los archivos de una biblioteca y no como una cámara: guarda registro de todos los recuerdos pero no con detalles precisos

Cuando Marcel Proust desayunaba su famosa magdalena, volvía a recordar Combray y su infancia perdida. Es un fenómeno muy común este, en realidad. Si estás escuchando a tu grupo favorito en la radio y a la vez cocinas croquetas, las neuronas en tu cerebro relacionadas con ambas actividades (cocinar y escuchar) están interactuando, lo que significa que la próxima vez que escuches esa música es probable que pienses irremediablemente en el momento en que cocinabas, por la conexión entre las neuronas mencionadas.

Quizá te lleves un chasco pero no. No hay evidencias de que exista la memoria fotográfica como tal. Nunca se han descubierto casos de personas cuya memoria trabaje perfectamente, como si se tratase de una cámara de vídeo. Más bien es como una biblioteca, que guarda registro de todos los recuerdos pero no con detalles precisos de los mismos. Esos detalles que se olvidan para formar una imagen más general son reemplazados por otros recuerdos o conocimientos generales del mundo en el que vivimos.

La memoria eidética

Lo más parecido a la supuesta memoria fotográfica es la eidética. Aquellos que dicen tenerla aseguran que al observar brevemente una imagen que no han visto previamente, pueden "ver" una imagen mental y recuerdan detalles sumamente específicos, como el número de las ventanas en una calle o de pétalos en una flor, informa 'BBC'. Además, sus ojos se mueven como si estuvieran escaneando la imagen o escena que ven. Sin embargo, esta memoria dista de ser perfecta, como si lo sería la fotográfica, que además guardaría registro y conservaría los recuerdos perfectos durante mucho más tiempo.

La memoria eidética dista de ser perfecta, como si lo sería la fotográfica, que además guardaría registro y conservaría los recuerdos perfectos durante mucho más tiempo

Este tipo de memoria, además de ser muy rara, no está relacionada en absoluto con el coeficiente intelectual. Un porcentaje que varía entre 2 y 10% de los niños a temprana edad experimenta este tipo de memoria, pero tiende a desvanecerse cuando alcanzan los seis años. Para saber si la tienes se utiliza la prueba conocida como 'Método de Extracción de Fotos', que consiste en presentarle a una persona una foto desconocida sobre un caballete para que la mire cuidadosamente durante 30 segundos. Cumplido ese período, se retira la foto y se le pide que describa lo que observó. Casos sonados como el de George Harrison, que siempre afirmó que no quiso compiarse de la melodía de 'He's so fine' para escribir 'My sweet lord', podrían estar relacionados con este tipo de memoria, según los expertos.

Por supuesto, aunque no haya pruebas de que exista la memoria fotográfica, no significa que no se pueda tener una memoria prodigiosa, como la de los elefantes. Por ejemplo, Kim Peek, de 53 años, (la inspiración para el personaje de Dustin Hoffman en 'Rain Man'), memorizó cada página de los más de 9.000 libros que había leído, o Stephen Wiltshire, conocido como "la cámara humana", tiene la habilidad para crear bosquejos de escenas vistas durante solo unos segundos.

Fotografía
El redactor recomienda