La relación entre teletrabajar en pijama y los trastornos mentales
  1. Alma, Corazón, Vida
SI QUIERES QUE NO TE MOLESTEN, ARRÉGLATE

La relación entre teletrabajar en pijama y los trastornos mentales

Ni trabajar en pijama ni con ropa de casa. El teletrabajo ha traído nuevos hábitos laborales, pero abandonar la rutina de arreglarse a diario puede traer consecuencias psicológicas

placeholder Foto: Trabajar desde casa no significa estar todo el día en pijama. (Fotograma de 'Bridget Jones Baby' / Cordon Press)
Trabajar desde casa no significa estar todo el día en pijama. (Fotograma de 'Bridget Jones Baby' / Cordon Press)

Ya se decretó en el confinamiento y ahora con el temporal de nieve la mayoría de la población vuelve al teletrabajo (si es que no lo habían abandonado). Sin problemas de contagios, sin desplazamientos peligrosos, sin pérdida de tiempo en atascos… Pero no todo son ventajas. Según New Technology Work and Employment, las personas que trabajan desde casa son más propensas a sufrir problemas psicológicos.

El abandono de ciertos hábitos puede desencadenar o agravar problemas de depresión y ansiedad. Y el más claro de todos ellos es no quitarse el pijama. La doctora Marisa Navarro, autora de “Las ruedas dentadas. Pequeños cambios para grandes cambios”, asegura que vestirse bien es sinónimo de sentirse bien y trabajar mejor.

Foto: Imagen de una cirugía de aumento de pecho. (EFE)

Puede que no tengamos un espacio propio para trabajar, puede que no logremos aislarnos de ruidos, de las interrupciones de los niños o de las tareas domésticas, pero siempre podemos hacer un "pequeño-gran gesto": quitarnos el pijama y arreglarnos como si fuéramos a trabajar.

El pijama, imán de la desidia

"Aunque parezca básico, no os podéis imaginar la de personas que asocian el teletrabajo con dejarse, con trabajar en pijama o con ropa de estar por casa, arreglándose solo si tienen una videoconferencia", explica la doctora al Observatorio de RRHH. "Si dejas de arreglarte diariamente, al final estás creando un hábito, una desgana que comienza a extenderse más allá de lo que es ponerse a punto para ir a trabajar y por la que acaba dándote pereza todo", matiza, porque termina contaminando otras áreas de tu vida.

"Si te miras al espejo y te ves con más aspecto de ir a dormir que de ir a trabajar, acabarás sintiéndote mal, con peor estado de ánimo y al final tendrá consecuencias incluso en tu autoestima". Para ella, "vestirnos profesionalmente te pone en un estado mental diferente, te ayuda a concentrarte mejor, al igual que si vistes de deporte, probablemente, estarás más predispuesto a dar un paseo".

Existe una relación directa entre nuestra imagen exterior y nuestra percepción interior, pero también influye en cómo se comportan los demás con nosotros. En el trabajo, con nuestra indumentaria podemos reflejar seguridad o respeto. En casa puedes jugar esta baza: "También se consigue que los tuyos te vean mejor y adopten una actitud más positiva con las labores profesionales que realizas, así como las que ellos tengan que hacer", asegura. Así que, si quieres teletrabajar en paz, quítate el pijama.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Trabajo Temporal Trastornos mentales Enfermedades mentales
El redactor recomienda