Muere Arthur, el perro ecuatoriano que enamoró a unos deportistas suecos
  1. Alma, Corazón, Vida
POR UN TUMOR EN LA ESPALDA

Muere Arthur, el perro ecuatoriano que enamoró a unos deportistas suecos

El animal vivió durante los últimos seis años con uno de los hombres que lo encontró durante el mundial de aventura en el que se conocieron y le cambió la vida

placeholder Foto: Arthur y Mikael, dos auténticos aventureros unidos por el destino (Instagram)
Arthur y Mikael, dos auténticos aventureros unidos por el destino (Instagram)

En el año 2014, un grupo de deportistas suecos viajaron hasta Ecuador para participar en el maratón Huahirasinchi, una especie de campeonato del mundo de deportes de aventura. Tuvieron que recorrer cientos de kilómetros por la selva y allí se encontraron con un perro mestizo que se enamoró de ellos a primera vista y que los acompañó sin descanso por los más de 700 kilómetros de recorrido que hicieron durante la competición.

Cuando terminó esa aventura, los deportistas suecos decidieron que aquel animal al que habían llamado Arthur debía regresar con ellos a Suecia. Se había convertido en su amigo fiel y uno de ellos, Mikael Lindnord, se convirtió en su compañero infatigable a partir de aquel momento. Ahora, el propio Lindnord ha dado la mala noticia del fallecimiento de Arhur.

Lo ha hecho a través de su cuenta de Instagram y con una imagen de Arthur acompañada de un precioso texto en el que explica que "pasamos 6 años fantásticos juntos. Echaré de menos tus ronquidos al lado de la cama, tu sonrisa feliz, tu pelo en el suelo y por toda mi ropa". Seis años que, como señala este aventurero sueco, han sido "toda una montaña rusa de emociones".

Estaba enfermo

Mikael Lindnord explicaba hace unos días al diario peruano El Comercio que Arthur estaba enfermo: "Arthur enfermó rápidamente. Encontraron que tenía un tumor grande en su espalda, pero no era posible operarlo debido a su enfermedad. Arthur murió al mediodía del 8 de diciembre del 2020 en los brazos de Helena y míos".

"Tuvimos una despedida hermosa. Él me dio un beso de despedida con su último aliento"

Sin embargo, la muerte del animal no provocará que Mikael olvide los buenos momentos pasados con su mascota: "Hubo demasiados. El primero fue la caminata en la jungla durante el Mundial Huirasinchi Explorer en Ecuador, justo después de que nos conocimos. A él le gustaban todas las aventuras, especialmente las que involucraban a toda la familia. Él amaba eso. Nuestras largas caminatas en las mañanas eran sus favoritas".

Mikael nunca olvidará los años que pasó con Arthur. "Cambió nuestra vida en todas las formas. Yo nunca había tenido un perro antes de él y me mostró el significado de la vida y se convirtió en mi alma gemela. Mi familia y yo siempre lo amamos como a un humano más. Tuvimos una despedida hermosa: él me dio un beso de despedida con su último aliento".

Ecuador Animales Perro Mascotas
El redactor recomienda