Qué es la oscilopsia o por qué a veces puedes sentir que caes sin motivo alguno
  1. Alma, Corazón, Vida
EN CAÍDA LIBRE

Qué es la oscilopsia o por qué a veces puedes sentir que caes sin motivo alguno

Los episodios de vértigo o de movimiento del espacio que nos rodea se deben a un fallo en el sistema vestibular localizado en el oído interno. Acude a un médico especialista si son graves o demasiado frecuentes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Seguramente en más de una ocasión hayas sentido una cierta sensación de vértigo justo en los momentos previos a quedarte dormido. De repente, notas que caes y nada puede poner freno a tu caída. Lógicamente, se trata de una sacudida hipgnagógica, propia de caer en brazos del sueño: en la primera fase de este mismo hay un desacople del sistema vestibular (relativo al equilibrio y control espacial) y cinestésico (percepción de la posición y movimiento). Esta descompensación momentánea hace que el cerebro y el cuerpo no estén compensados, de ahí la sensación de caer al vacío.

Pero, ¿qué ocurre cuando te encuentras en tus plenas facultades y completamente despierto y sientes una sensación notoria de pérdida de la orientación, el equilibrio, y de repente sientes vértigo, como si el suelo no existiera y tus pies cayeran sin fin? A esta desagradable y preocupante sensación se la conoce como oscilopsia, y viene producida por una ilusión visual en el que el entorno, siempre estático, adquiere movimiento. En caso de haber sufrido algún episodio, lo mejor es que acudas a un otorrinolaringólo, ya que el problema deriva de un deterioro del reflejo vestíbulo-oculomotor, del que se encarga principalmente el oído interno.

La forma más común en la que se manifiesta este fallo es cuando damos vueltas sobre nosotros mismos y luego paramos en seco

Cuando este reflejo no responde adecuadamente, se produce una deriva ocular con el movimiento cefálico, lo cual provoca una deriva de la imagen retiniana o error retiniano, lo que se interpreta falsamente como un movimiento excesivo del entorno visual que nos rodea, según explica un estudio de 2001 de la Sociedad Española de Otorrinolaringolía (SEORL).

La importancia del oído

De algún modo, este síndrome refrenda la enorme relevancia que tiene el oído en las labores de orientación y percepción del espacio, mucho más incluso que la propia vista, la cual acaba siendo una mera proyección cerebral de aquello que nos rodea. Este síndrome puede llevar al paciente a sufrir episodios breves y espontáneos de vértigo, incluso cuando está en reposo, pero en general se manifiesta a través de una sensación de desequilibrio del propio cuerpo en mitad del espacio. Según el informe del SEORL, la oscilopsia (la percepción de movimiento del entorno espacial) es más frecuente en sujetos jóvenes en caso de una afectación completa o ante un deterioro amplio de la función vestibular.

¿Alguna vez has montado en barco un día de grandes olas y al tocar tierra sentiste fugazmente que todavía te estabas moviendo?

Como decíamos, se trata de una distorsión en la percepción que genera la falsa ilusión de movimiento o una sensación de vértigo, y que en algunos casos puede manifestarse de una manera muy leve como cualquier otro déficit en los actos reflejos que desencadena nuestro sistema nervioso. Sin ir más lejos, la forma más común que tiene de manifestarse es cuando damos vueltas sobre nosotros mismos durante unos minutos y luego paramos en seco. De repente, notarás cómo tu visión se hace borrosa y notas que las piernas no pueden sostenerse correctamente, junto con una sensación como de vértigo que provoca que tengas que sentarte para recuperar la normalidad.

"¿Alguna vez has montado en barco un día de grandes olas y al tocar tierra sentiste fugazmente que todavía te estabas moviendo?" pregunta retóricamente Helen S. Cohen, otorrinolaringóloga del Baylor College of Medicine en un reciente artículo sobre el tema publicado en 'Gizmodo'. "Esta clase de situación sucede porque el cerebro recibe mucha información del sistema vestibular y tiene que adaptarse, de ahí que luego necesite tomarse su tiempo para deshacerse de la información" que, en el caso del ejemplo anterior, había recibido previamente cuando estaba flotando en el mar y surcando las olas.

Esas caídas inoportunas...

Alaina Basset, profesora de otorrinolaringología en la Universidad del Sur de California, va mucho más allá: "El sistema vestibular no solo funciona para coordinar nuestro cuerpo para movernos por el entorno, sino que se integra con los sistema visual y somatosensorial, para así mantener una visión estable y coordinar nuestras extremidades para movernos con seguridad y evitar caídas", apunta en el medio anteriormente citado. "La percepción de que nos vamos a caer está estrechamente relacionada con una disfunción dentro de los órganos vestibulares, localizados en el oído interno. Si estos cambian o no responden, dependemos solo de nuestro sistema visual y somatosensorial para mantenernos en pie y a salvo".

Lo preocupante es cuando experimentamos la oscilopsia demasiado a menudo, sobre todo cuando estamos en reposo y no hay sensación de movimiento. ¿Cuáles pueden ser las causas detrás de esta disminución repentina y continuada de las funciones del sistema vestibular? Basset cree que son los cambios en el sistema cardiovascular, el aumento del estrés o la ansiedad o condiciones neurológicas determinadas. En caso de que sea tu caso y creas que sufres demasiados episodios de vértigo, no dudes en consultar con un médico.

Salud Salud mental Vida saludable
El redactor recomienda