Gana la lotería y ayuda a una vecina a casarse tras posponer su boda cuatro veces
  1. Alma, Corazón, Vida
"ME SENTÍ COMO KATE MIDDLETON"

Gana la lotería y ayuda a una vecina a casarse tras posponer su boda cuatro veces

Las amigas de la novia quisieron darle una gran sorpresa y contactaron con el ganador de la lotería, que se puso a su disposición para ayudar en todo lo que le pidieron

placeholder Foto: Peter Congdon tiene hoy 73 años, pero ganó la lotería en 2015 a los 68 (National Lottery)
Peter Congdon tiene hoy 73 años, pero ganó la lotería en 2015 a los 68 (National Lottery)

Truro es una pequeña ciudad de apenas 20.000 habitantes en la provincia de Cornualles, en el suroeste de Inglaterra. Allí vive Peter Congdon, un hombre al que le cambió la vida en mayo de 2015. Entonces ganó 13,5 millones de libras a la lotería, unos 15 millones de euros al cambio: se jubiló y decidió que iba a dedicar el resto de su vida a ser feliz y a ayudar a los demás.

El pasado fin de semana, Erika Witheridge-Towers iba a casarse. Por fin, después de verse obligada a aplazar su enlace hasta en cuatro ocasiones, esta joven de 24 años iba a poder dar el sí quiero al amor de su vida. La pandemia de coronavirus le había hecho retrasar su boda una y otra vez a lo largo de 2020 y decidió que no quería seguir esperando.

Foto: Heewon Choi recibió el premio en representación de sus compañeros (BC Lottery)

Sin embargo, desde que recibió el visto bueno de la iglesia y de las autoridades de su ciudad para celebrar el matrimonio, apenas tuvo cuatro días para prepararlo todo. No iba a poder tener la ceremonia que ella había planeado, esa boda de cuento de hadas con la que muchas personas sueñan toda su vida. Pero, al menos, iba a poder casarse.

Una ayuda inesperada

Erika tuvo que sacrificar muchas de las cosas que había pensado llevar a cabo el día de su boda. Una de ellas era alquilar un coche de época que le llevara hasta el altar y con el que siempre había soñado, pero que no pudo alquilar por culpa del covid-19. Pero sus amigas tuvieron una idea para que el enlace de Erika fuera un éxito.

Ellas habían oído hablar de la generosidad de Peter Congdon desde que ganara la lotería cinco años atrás. Así que decidieron contactar con él y le expusieron la situación: su amiga se iba a casar el fin de semana y no podía tener su boda soñada así que le pidieron ayuda. Querían que la llevara al altar con uno de sus flamantes coches.

Peter no se hizo de rogar. Dio el sí en cuanto escuchó la propuesta y el día de la boda se plantó a la puerta de la casa de la novia para llevar a Erika y a su familia hasta la iglesia. La cara de la novia era todo un poema: sus amigas no le habían contado nada de su gestión, por lo que cuando salió de casa y se encontró con el coche de Peter se llevó una sorpresa que no olvidará.

La generosidad de Peter es bien conocida entre sus vecinos ya que ha ayudado a muchos de ellos desde que ganó la lotería en 2015

Peter Congdon se presentó en casa de Erika con un Bentley Continental descapotable, un coche valorado en más de 200.000 euros y que decoró con sobriedad para ese día con unos lazos blancos en las puertas. Además, salió un día precioso en Cornualles, por lo que Erika y su padre pudieron ir hasta el altar totalmente descapotados y con una sonrisa imborrable.

El coche de la lotería

El ganador de la lotería ha explicado a Cornwall Live que estaba más que contento por haber podido ayudar a la novia y a su familia y haberles podido llevar en su coche de edición limitada. Erika, por su parte, reconoce que "no podía creer lo que veía cuando salí con mi vestido de novia al ver a Peter y su Bentley a la puerta. Fue un momento increíble".

Foto: George Bates tiene muy claro en que piensa gastar el dinero del premio (National Lottery)

La novia nunca olvidará el viaje en el descapotable: "Condujimos hasta la iglesia a través del centro de Truro con el techo bajado y la gente a lo largo del camino se detenía para aplaudir y desearme lo mejor. Honestamente, ¡me sentí como Kate Middleton! Lo estaba haciendo todo gratis, pero Peter incluso se ofreció a esperar fuera del lugar mientras nos casábamos para que pudiéramos tener algunas fotos adecuadas con el coche después, lo cual fue un detallazo".

La boda de Erika se planeó para mayo de 2020, pero tuvo que aplazarse varias veces por la pandemia y, finalmente, decidieron posponerla a mayo de 2021. Sin embargo, a finales de septiembre el Gobierno británico redujo el número de personas que podían asistir a un enlace de 30 a 15, por lo que ella y su novio decidieron que llevarían a cabo el enlace cuanto antes.

placeholder Peter ganó unos 15 millones de euros a la lotería en 2015 (iStock)
Peter ganó unos 15 millones de euros a la lotería en 2015 (iStock)

Asegura que "después de un año tan difícil, Aaron y yo sentimos que queríamos casarnos. Entonces, tan pronto como Boris Johnson hizo su anuncio, llamé por teléfono al lugar y cuando dijeron que tenían disponibilidad para un fin de semana, reservé, a pesar de que eso significaba planificar todo en solo cuatro días". Aunque eso implicara sacrificios: "Si planeas una boda tan rápido, seguramente habrá sacrificios y aunque siempre soñé con llegar a mi boda con estilo, me conformé con llegar en el Audi de mi padre. Eso sí, ir en un Bentley realmente me hizo sentir como si me llevaran a nuestra boda".

Peter Congdon, que tiene 73 años, explicó que no quiso desaprovechar "la oportunidad de hacer algo especial por Erika y Aaron el día de su boda, ojalá sea un día que recordarán durante muchos, muchos años. Este año ha sido difícil para mucha gente, así que me alegro de haber podido ayudarlos a celebrar algo. El viaje al restaurante me resultó familiar, ya que es donde celebré que gané la lotería en 2015, por lo que fue un divertido viaje al pasado".

Lotería Matrimonio Bodas
El redactor recomienda