Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si bebes té todos los días
  1. Alma, Corazón, Vida
VERDE, NEGRO O ROJO, ¿CUÁL PREFIERES?

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si bebes té todos los días

En otoño, la bebida estrella es esta infusión de agua con distintas variedades de plantas. No solo porque caliente el cuerpo y el alma, sino también por sus beneficios para la salud

Foto: Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si bebes té todos los días
Esto es lo que le pasa a tu cuerpo si bebes té todos los días

El té es una de las bebidas preferidas para paar estos meses fríos que vienen. Si el verano estaba presidido por el gazpacho, los refrescos o la cerveza, ya entrado noviembre toca calentarse las manos y la garganta con una buena taza de este brebaje preparado a partir de distintas hierbas y agua. Al fin y al cabo, no solo consigue aclimatarnos a temperaturas más frías sino que también cumple una importante función a la hora de hidratarnos y llenar nuestro organismo de vitaminas.

Pero, ¿en verdad es tan saludable? ¿Qué ocurriría si nos acostumbrásemos a tomarlo a diario? "Las poblaciones más antiguas y longevas del mundo lo toman todos los días", asegura Amanda Sevilla, una médica estadounidense de apellido andaluz, en un artículo de la revista 'Eat This Not That' que se hace esta misma pregunta. "Los habitantes de Okinawa, en Japón, beben té verde siempre, todos los días".

"Los tés contienen una gran variedad de fitonutrientes, al provenir de distintas plantas, que tienen un efecto antioxidante y antihistamínico"

Antes de pasar a ver los efectos que puede producir la ingesta diaria de esta infusión, conviene conocer de cerca sus propiedades así como sus diferencias entre otras bebidas como el café. Digamos que la similitud es que ambas son bebidas que te mantienen despierto y ayudan a focalizar la atención. Los tés con mayor carga de teína son los negros, más conocidos comercialmente como Earl Grey, el tipo más similar al café aunque no sea tan espeso como este.

Pero aún así el café contiene mucha más cafeína que produce que nuestra mente se altere y genere cortisol para mantenernos en vela. De ahí que, por norma general, se tienda a pensar que el té es mucho más sano que el café, ya que no tiene un efecto tan potente en el organismo en caso de ingerirlo. A continuación, los cambios que experimentarás si te decantas por el consumo diario y cotidiano esta infusión hecha a partir de agua.

Obtendrás más fitonutrientes

Una de las grandes diferencias respecto al café. "Los tés contienen una gran variedad de fitoquímicos y fitonutrientes, ya que provienen de distintos tipos de plantas", asegura Sevilla. Estos son nutrientes vegetales que producen actividad biológica y contribuyen a la conservación de la salud humana de muchas formas. La mayor parte de ellos son antioxidantes, pero también funcionan como perfectos antihistamínios, reducen el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer y, por supuesto, retrasan el proceso de envejecimiento.

Regula el metabolismo

Un estudio publicado en el 'Journal of Research in Medical Sciences' descubrió que el té verde tiene un efecto muy positivo a la hora de regular la actividad metabólica, lo que quiere decir que es un excelente aliado que se relaciona directamente con el control de los niveles de glucosa en el cuerpo. Además, es especialmente efectivo a la hora de paliar los efectos de la diabetes. Si quieres disfrutar de un efecto mucho mayor, la médica aconseja que apuestes por el té negro o el verde, especialmente beneficiosos para la tarea metabólica.

Te sentirás menos hinchado

Uno de los beneficios más conocidos del té es su poder antiinflamatorio. Un gran estudio del 'International Journal of Molecular Science' refrendó lo que ya cientos de investigaciones se apresuraron a demostrar: beber té de forma regular ayuda a calmar la inflamación o a sentirte menos hinchado. ¿De entre toda la gran variedad de tipos de té, cuáles son los que mayor efecto tienen a este respecto? Como antes, el negro y el verde. El artículo también descubrió que para los pacientes de lupus resulta muy útil para conseguir reducir la inflamación en sus cuerpos.

Irás más al baño

Obviamente, este es uno de las consecuencias más lógicas de que el té se convierta en una bebida imprescindible de tu día a día. El té verde, el de cebada o el de hibisco tienen grandes propiedades diuréticas, de ahí que si tomas uno de ellos lo mejor será es que tengas un baño disponible para usar en los próximos minutos. Los alimentos diuréticos (como la sandía), ayudan a nuestro cuerpo a eliminar la sal a través de la orina, de ahí que el consumo abundante de té se recomiende a aquellas personas que sufren de problemas renales, diabetes o incluso enfermedades cardíacas.

Establece un control de peso

Se han realizado muchas investigaciones sobre los efectos positivos que tiene el consumo de té verde a la hora de controlar el peso. Como por ejemplo uno realizado por el 'International Journal of Molecular Science', que monitoreó la pérdida de peso de un grupo de mujeres a las que se les ordenó tomar té de forma diaria. Después de 12 semanas, se concluyó que ayudaba a bajar unos cuantos kilos de la báscula y, sobre todo, a estrechar la línea de la cintura, lo que derivó en una potente reducción de grasa abdominal.

¿Hay algún efecto negativo?

Cabe preguntarse si el consumo abundante de té entraña algún peligro para la salud. En general, no se han descrito consecuencias negativas pero no obstante Sevilla recomienda beber no más de tres tazas al día. Al contener cafeína, aunque sea en menor proporción que el café, es más aconsejable beber por la mañana. Si te ha convencido este artículo y el té te gusta mucho, lo mejor será que a últimas horas de la tarde apuestes por infusiones calientes que no sean té, como por ejemplo una manzanilla o el menta poleo.

Salud Vida saludable Cerveza Bebés Japón Vela
El redactor recomienda