La (otra) historia de las Torres Gemelas: diseño, auge y caída del World Trade Center
  1. Alma, Corazón, Vida
'Tube in tube'

La (otra) historia de las Torres Gemelas: diseño, auge y caída del World Trade Center

El arquitecto Minoru Yamasaki concibió en los años 60 los edificios más altos del mundo, símbolo de la prosperidad estadounidense. La historia tendría otros planes para ellos

Foto: La (otra) historia de las Torres Gemelas: diseño, auge y caída del World Trade Center
La (otra) historia de las Torres Gemelas: diseño, auge y caída del World Trade Center

El 11 de septiembre de 2001 el mundo cambió para siempre, y a día de hoy aún estamos viviendo los efectos que supuso ese cambio. Las Torres Gemelas o World Trade Center, que habían sido uno de los emblemas característicos de la ciudad, cayeron ante los ojos atónitos de millones de personas en todo el mundo. Este año se han cumplido 19 años del que hasta ahora ha sido el peor atentado de todos los tiempos, en el que perdieron la vida 2.996 personas (incluidos los desaparecidos y los 19 terroristas) y resultaron heridas alrededor de 6.000.

Pero ¿qué representaban en la Gran Manzana este complejo de edificios? ¿Quién trabajaba en ellas y cuándo se erigieron? ¿Por qué tenían tanta relevancia? Empecemos por el principio: el complejo fue diseñado a principios de la década de 1960 por Minoru Yamasaki y Asociados. Yamasaki, también diseñador de la Torre Picasso de Madrid, había llegado a la ciudad de Nueva York —nació en Seattle— en la década de los años 30, durante la Gran Depresión. Sus proyectos (es considerado uno de los grandes practicantes del "modernismo romántico") se basaban en su filosofía personal: pretendía huir de los edificios "pesados" y complejos, y aportar serenidad y alegría a sus obras.

Las Torres Gemelas eran una interpretación distorsionada de las ideas de Mies van der Rohe. Se levantaron en "la zona más aburrida" de Manhattan

"En los años 70, esa zona de Manhattan era conocida por sus bancos, compañías de seguros, oficinas de inversión... Era probablemente el lugar más aburrido de Nueva York", cuenta a El Confidencial Angus Kress Gillespie, profesor de Estudios Americanos en la Universidad de Nueva Jersey. "Especialmente a partir de las 17:00, cuando todos los empresarios se habían ido a casa. Había pocas comodidades o lujos. Uno de los más prominentes patrocinadores de las Torres Gemelas fue David Rockefeller, nieto de John D. Rockefeller, quien vio el proyecto como una forma de revitalizar el Bajo Manhattan. El área en el que se construyeron era conocida como 'Radio Row' y estaba llena de pequeños comercios, tiendas de electrónica y restaurantes. Creo que se eligió ese lugar en particular porque era más fácil echar a esos pequeños propietarios del vecindario que a los bancos o las grandes corporaciones".

El novelista neoyorquino Eric Darton dijo en una ocasión que Yamasaki era un arquitecto del 'terror', porque había una suerte de terror implícito en todos sus edificios: en el caso del Wolrd Trade Center, aseguraba que se producía una ilusión óptica desde algunos lados, con lo que parecía que las torres desaparecían y había una cinta gris flotando en el espacio. "Las Torres Gemelas eran una interpretación distorsionada de las ideas de Mies van der Rohe", explicó en una biografía sobre ellas. Su construcción terminó en 1973, por lo que pudo ver acabada su obra. Lo que no presenciaría sería su destrucción, pues fallecería a causa de un cáncer de estómago en 1986.

Las Torres Gemelas en 1991. (Fuente: iStock)
Las Torres Gemelas en 1991. (Fuente: iStock)

"El sistema estructural que se eligió es el denominado "tubo dentro de tubo" (tube in tube), que consiste en que los elementos que soportan las cargas son la fachada, a través de una sucesión de vigas y pilares, y un núcleo central rígido. Esto produce plantas diáfanas y libres de pilares, ideales para oficinas y aprovechando al máximo el espacio interior", cuenta a El Confidencial el arquitecto Iván Samaniego, del estudio de arquitectura INTENSO Madrid. "La particularidad de las Torres Gemelas es que el núcleo central en lugar de ser de hormigón, como en otros edificios de altura, era de acero al igual que el resto de la estructura. Este sistema, al usar un material estructural principal, permite que la construcción sea bastante rápida".

Tenían 110 pisos cada una. El núcleo central en lugar de ser de hormigón, como en otros edificios de altura, era de acero

Las Torres Gemelas tenían 110 pisos cada una y se concibieron como un complejo dedicado a diferentes compañías. Una anécdota cuenta que, cuando se le preguntó a Yamasaki en rueda de prensa por qué construía dos edificios de 110 pisos en lugar de uno de 220, explicó que no quería "perder la escala humana". "Yamasaki tenía razón en cuanto a huir de los edificios pesados y complejos", explica Angus. "Un edificio repleto de mampostería habría sido difícil para conseguir las alturas deseadas. Evitó el uso de vigas laterales pesadas para sostener los pisos y así pudo construir las dos torres".

En un día normal, podían trabajar hasta 50.000 personas que se movían por los 99 ascensores que tenía cada torre, con capacidad media para más de 50 personas y 71 escaleras automáticas. Entre las compañías que operaban en las torres estaban el Bank of America, CNN, Lehman Brothers, Morgan Stanley, NBC, la oficina de la Embajada de Tailandia, Fuji Bank o el restaurante 'Windows on the World', al que se conocía como el restaurante más espectacular del mundo, pues la revista 'New York' lo llamó así en 1979.

Creado por Joe Baum, se había inaugurado en 1976. Se ubicaba en la Torre Norte, entre los pisos 106 y 107, y quizá por su amplia carta o por sus increíbles vistas, solía tenerlo todo lleno hasta con seis meses de espera. Por su parte, en la Torre Sur había un área pública interior y exterior de observación, conocida como Centro de Observatorios del World Trade Center, en sus pisos 107 y 110. Funcionaba como mirador. Como curiosidad: el funambulista francés Philippe Petit caminó entre las torres sobre una cuerda floja en 1974.

Desgraciadamente, aunque el evento más famoso conocido fue el atentado del 11 de septiembre de 2001, las Torres Gemelas ya habían vivido otros percances en el pasado. El 13 de febrero de 1975 se desató un incendio en la Torre Norte que se propagó a lo largo de la planta 11 y el 26 de febrero de 1993 se produjo otro atentado en el estacionamiento subterráneo de la misma torre, perpetrado por Ramzi Yousef. Los nombres de las víctimas de este atentado se incluyeron en el Museo y Memorial Nacional del 11 de septiembre, pues ya se había instalado con anterioridad un monumento en su memoria dentro de la propia torre, pero desapareció con el atentado de 2001. En el momento del ataque, según los datos, había aproximadamente 16.000 personas dentro.

El 11 de septiembre y el colapso

"Los ataques del 11 de septiembre cambiaron el mundo tal y como lo conocíamos", asegura Angus. "Los estadounidenses no estaban preparados para un ataque en el continente. Siempre habíamos pensado que estábamos protegidos por el océano Atlántico al este y por el océano Pacífico al oeste. Los planificadores de la defensa no habían tenido en cuenta los ataques de aviones comerciales secuestrados que podían utilizarse como armas. El pánico y la guerra del terror todavía continúan, casi 20 años después".

"Según los innumerables informes que se realizaron tras el atentado, el colapso de las torres fue inevitable después de soportar un impacto tan violento y el incendio que este originó fue el verdadero causante del desplome", explica Iván. "Creo que algo que no mucha gente conoce es que el diseño de la estructura (a petición del promotor que fue la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey) del edificio se calculó para que soportase el impacto de un Boeing 707 a una velocidad aproximada de 950 km/h, uno de los aviones más grandes en aquellos años, algo menor que los Boeing 767 que impactaron contra ellas en 2001".

Las teorías de la conspiración

En internet proliferan las conspiraciones que dudan de la veracidad de los atentados de las Torres Gemelas. La teoría de la demolición controlada del World Trade Center sostiene que el derrumbe de las torres no fue causado por el impacto de los aviones o los incendios posteriores, sino por explosivos implantados de antemano en los edificios. En otras palabras, que habría sido un autoatentado. Los que defienden esta teoría se basan en que los edificios cayeron de manera 'vertical', lo cual "sería prácticamente imposible teniendo en cuenta el material del que estaban hechos".

Un edificio no está preparado para semejante catástrofe, la suma de un impacto de un avión y un incendio voraz

"Existen muchas teorías de la conspiración y he investigado la mayoría de ellas" explica Angus. "Todavía tengo que encontrar una que me convenza. A menudo debato con verdaderos creyentes, pero es difícil convencerlos. Sin duda, las teorías de la conspiración que involucran el 11 de septiembre nunca desaparecerán por completo. Hay quienes respaldan la teoría de los explosivos instalados, aunque los expertos han 'demolido' los fundamentos fácticos de esta teoría. En lugar de mirar en internet, aconsejo a mis alumnos que consulten algunos libros como 'Debunking 9/11 Myths: Why Conspiracy Theories Can’t Stand Up to the Facts' ('Desenmascarando los mitos del 11 de septiembre: por qué las teorías de la conspiración no pueden hacer frente a los hechos'), una investigación en profundidad de Popular Mechanics".

Atentado de las Torres Gemelas. (Fuente: iStock)
Atentado de las Torres Gemelas. (Fuente: iStock)

Iván explica que, quizá han surgido tantas teorías de la conspiración porque "no se puede explicar con una total seguridad el por qué colapsaron las torres como lo hicieron, o por qué en ese determinado tiempo o muchas más preguntas al respecto". "La razón es que un edificio no está preparado para semejante catástrofe, la suma de un impacto de un avión y un incendio voraz", explica. "En este acontecimiento intervinieron unos parámetros que son muy difíciles de prever en el diseño estructural. Además, si fueran tomados en cuenta la complejidad y los costos de construcción añadidos, haría que no fuesen viables este tipo de construcciones. El hecho de que un avión impacte contra un edificio no es algo natural, (hasta el 2001 solo se contemplaba como un inusual accidente, no un ataque terrorista) estudiar esto en detalle y responder ante ello haría que preparásemos edificios antes situaciones que no deberían suceder. Es diferente a diseñar la estructura de un edificio situado en una zona sísmica, ya que un terremoto es una situación que sabemos con anterioridad que puede producirse y que no puede evitarse".

Por qué la torre 2 colapsó antes

La Torre Sur (2) se derrumbó a las 9:59 de la mañana. La norte (1) a las 10:28, pese a que había sido atacada antes y llevaba resistiendo una hora y 42 minutos. Iván explica que hay tres motivos por los que se entiende la diferencia de tiempo y por qué la torre 2 tardó tan poco tiempo en colapsar.

  • El primero es el ángulo de impacto del avión, en la torre 2 seccionó mas columnas de fachada.
  • El segundo es la altura a la que impactaron los aviones, en la torre 2, el impacto fue a menor altura por lo que las cargas que se soportaban eran mayores.
  • El tercero y principal es que se estaban realizando trabajos de mejora de las medidas de protección contra incendios desde 1999. En la torre 1, los pisos afectados por el impacto ya habían sido renovados, sin embargo, en la torre 2 aún no se habían realizado esos trabajos. Esto explica porque una torre colapsó antes que la otra.

El diseño de la estructura del edificio se calculó para que soportase el impacto de un Boeing 707 a una velocidad aproximada de 950 km/h

El arquitecto asegura que el 11S marcó un antes y después en la seguridad del transporte aéreo y en que la normativa en cuanto a protección de incendios va haciéndose más exigente con el transcurso de los años. "En la actualidad, se siguen construyendo edificios en altura con este y similares sistemas estructurales, la principal diferencia son los recubrimientos que se aplican a la estructura para que el fuego tarde más tiempo en afectarla, por dos motivos: el primero para poder evacuar el edificio y el segundo para que en ese tiempo se logre controlar el incendio".

El futuro

Es difícil discernir si los ciudadanos han superado el atentado de 2001. Probablemente hay cosas que no se superan nunca, como los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. En los primeros momentos, en los medios se hablaba de muchos de estos anónimos fallecidos como héroes, y quizá a día de hoy la información se daría de una manera diferente. Durante mucho tiempo una de las imágenes más características del 11S fue la fotografía de un hombre cayendo de uno de los edificios: 'The falling man', de Richard Drew. "Supe que tenía que ser la fotografía", contaría el propio fotógrafo. "No sabía que la tenía hasta que llegué a la oficina y la vi en el ordenador. Aquel hombre, como un arco, entre los dos edificios. Es una de las pocas fotografías en las que se muestra a una de las personas que murió aquel día".

El nuevo complejo está compuesto por cinco edificios (incluido un memorial y un museo) y rodea la zona en la que estaban las Torres

Todavía a día de hoy no se ha podido poner nombre o cara a muchas de estas anónimas víctimas que en un acto de absoluta desesperación saltaron por última vez y que parecen haberse convertido en un tabú para la ciudad. En 2011, diez años después de la tragedia, 'The Atlantic' recopiló en este artículo algunas de las fotografías más impactantes de aquel día.

Vista aérea del World Trade Center Memorial. (Fuente: iStock)
Vista aérea del World Trade Center Memorial. (Fuente: iStock)

El nuevo World Trade Center comenzó a construirse en 2006, y se le conoce como la Zona Cero. El nuevo complejo está compuesto por cinco edificios (incluido un memorial y un museo dedicado al 11S) y rodea la zona en la que estaban las torres más altas del mundo. El símbolo de la riqueza, la prosperidad y el éxito del país de las oportunidades. Será difícil que torres más altas caigan, pues la única verdad es que aquel día el planeta entero pareció sumirse durante unas horas en un silencio absoluto. Todos recordaremos siempre dónde nos encontrábamos en aquel preciso momento que cambiaría el curso de la historia para siempre.

Nueva York Curiosidades
El redactor recomienda