La historia de Caleb Anderson, el niño de 12 años está a punto de acabar una ingeniería aeroespacial
  1. Alma, Corazón, Vida
SU SUEÑO, TRABAJAR CON ELON MUSK

La historia de Caleb Anderson, el niño de 12 años está a punto de acabar una ingeniería aeroespacial

Sabía leer con un año, hacer fracciones con dos y su objetivo es viajar al espacio

Foto: La historia de Caleb Anderson, el niño de 12 años está a punto de acabar una ingeniería aeroespacial
La historia de Caleb Anderson, el niño de 12 años está a punto de acabar una ingeniería aeroespacial

Caleb Anderson tiene apenas 12 años, pero no es un chico normal. Su inteligencia le está ayudando a poder conseguir el título de ingeniería aeroespacial en dos años y… luego cumplir su sueño: trabajar para Elon Musk en SpaceX y viajar al espacio.

Anderson está cursando su segundo año en el Chattahoochee Technical College en Georgia, en los Estados Unidos, pero ya desde pequeño se veía que no estábamos ante un niño con inteligencia normal.

Foto: Los genios invisibles de las aulas: ¿cómo afrontan los superdotados el nuevo curso?

Este pequeño genio ya conocía el lenguaje de signos cuando tenía nueve meses, sabía leer a la edad de un año y podía hacer fracciones a los dos.

"Sólo capto la información rápidamente"

"Estaba haciendo mi master en Educación así que sabía que había algo especial en eso", explica su madre, Claire.

"Los chicos de la escuela secundaria me miraban con desprecio, me trataban como si fuera una anomalía. Y lo soy"

Sin embargo, Caleb, con modestia, relativiza las afirmaciones de que es un genio. "No soy realmente inteligente. Sólo capto la información rápidamente. Así que si aprendo más rápido, entonces salgo adelante más rápido", explica a CBS.

Ser tan inteligente no siempre ha sido fácil para Caleb. El niño admite que la escuela secundaria fue "horrible". "Los chicos de allí me miraban con desprecio, me trataban como si fuera una anomalía", recuerda. "Y lo soy".

Ver esta publicación en Instagram

Georgia Tech Satellite Launch

Una publicación compartida de Caleb Anderson and Family (@calebandersonandfamily) el

Ahora, en la universidad, las cosas han cambiado y está disfrutando de la experiencia. "Es realmente aceptarlo. La gente puede pensar lo que sea sobre mi inteligencia, pero no lo demuestran, lo cual es realmente agradable", explica.

Aunque está en su segundo año en el Colegio Técnico de Chattahoochee, él y su familia tienen ahora su mirada puesta en un traslado al Instituto Tecnológico de Georgia o al Instituto Tecnológico de Massachusetts, dos de las mejores y más prestigiosas universidades de los Estados Unidos. "Queremos que esté en un ambiente donde sea aceptado y no sea tolerado", señala su madre.

Una familia de superdotados

Mark Costello, presidente de la Escuela de Ingeniería Aeroespacial de Georgia Tech, afirma que Caleb sería "el candidato perfecto" para el curso, que "tendrá mucho éxito" y que espera que sea admitido.

Quiere estudiar en el Instituto Tecnológico de Georgia o en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, dos de las más prestigiosas universidades del país

Según publica LAD Bible, a largo plazo, Caleb espera conseguir una beca para trabajar en SpaceX, a las órdenes de Elon Musk. "Siempre he querido ir al espacio. Imaginé que la ingeniería aeroespacial sería el mejor camino".

Los Anderson tienen otros dos hijos: Aaron, de 8 años, y Hannah, de 7, que están en el programa de superdotados de su escuela. Caleb es superdotado verbalmente, lo que significa que aprende rápidamente otros idiomas, Aaron es bueno con los números y Hannah sobresale en los rompecabezas.

Elon Musk SpaceX Sueño Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) Niños Superdotados Inteligencia
El redactor recomienda