Qué son los electrolitos y por qué son tan importantes para el cuerpo
  1. Alma, Corazón, Vida
PURA ENERGÍA

Qué son los electrolitos y por qué son tan importantes para el cuerpo

Son indispensables para llevar el agua a las células y garantizar el funcionamiento correcto de los nervios que permitan las contracciones musculares

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Voy a recuperar electrolitos". Se trata de una de las frases más comunes que se repiten después de realizar actividad física o de haberse sometido a un entrenamiento exigente. Pero en verdad, ¿qué son los electrolitos? Son minerales que posee el cuerpo y que tienen una carga eléctrica, de ahí su nombre, y los podemos encontrar en sustancias líquidas sobre todo, como la sangre o la orina, como a su vez también en los tejidos.

¿Cuáles son sus funciones? En primer lugar, equilibran los niveles de agua en el cuerpo, es decir, determinan la cantidad que llega a las células de este fluido vital necesario para la vida. Cuando la proporción es estable, las células se encuentran apropiadamente hidratadas, mientras que si tienes síntomas de hidratación, habrá más electrolitos que agua en dichas células.

Los electrolitos también son los responsables de regular el nivel de pH del cuerpo, manteniéndolo estable y saludable

En caso contrario, si estás sobrehidratado, el agua en las células será mucho mayor que la cantidad de electrolitos, un desequilibrio que se puede compensar ingiriendo alimentos con una alta carga de minerales. ¿Qué pude alterar este equilibrio? Algunas medicinas, sufrir vómitos o diarrea, una sudoración excesiva o distintos problemas renales o del hígado, según informa 'Medline Plus' .

Otra de las funciones clave es garantizar la actividad de los nervios y estimular las contracciones musculares. Al tener carga eléctrica, cargan impulsos eléctricos que desencadenan respuestas nerviosas y con ello hacer que los músculos se contraigan, informan desde 'Business Insider'. Esta serie de acciones permiten que los órganos y los músculos, desde el cerebro al corazón, funcionen a pleno rendimiento y sin pausa.

Foto: Foto: Unsplash/@quinoal.

En tercer lugar, los electrolitos también son los responsables de regular el nivel de pH del cuerpo, manteniéndolo estable y saludable. Sin ir más lejos, la sangre humana es ligeramente alcalina, teniendo un pH con un valor de aproximadamente 7,35. Si los niveles de electrolitos se desequilibran, también lo hará el indicador de pureza, causando una variedad de problemas de salud a largo plazo como puede ser la acidosis metabólica o la alcalosis.

Permanece correctamente hidratado

Como hemos visto, los electrolitos guardan una estrecha relación con los niveles de agua en el organismo, de ahí la importancia de mantenerse siempre hidratado, más aún si realizas algún tipo de actividad física de alto impacto. Si no alimentas a tus células de agua, puedes experimentar fatiga, sentir mareos u hormigueo en la piel y una orina de color oscuro (o bien muy poca orina).

Foto: Cuando hacemos deporte tenemos que beber más agua. (iStock)

Pero también la sobrehidratación es un problema, sobre todo en aquellos atletas profesionales que necesitan tomar mucha agua para realizar esfuerzo físico. Estar sobrehidratado puede hacerte sentir vómitos, dolores de cabeza o bien tener espasmos o calambres. En sus casos más graves puede llegar a producir confusión mental y dejar de estar consciente (solamente en los muy graves). "El cerebro puede comenzar a hincharse", avisa Nancy Clark, una especialista en nutrición deportiva, a 'Business Insider'.

En general y como conclusión, es muy importante mantener un equilibrio sano y proporcional entre electrolitos y agua para que el cuerpo funcione correctamente. A menos que estés enfermo o hagas demasiado ejercicio físico, esto se consigue con una dieta variada (sobre todo rica en minerales) y mantenerse hidratado en todo momento.

Salud Perder peso
El redactor recomienda