¿Es malo que nos crujan las articulaciones cuando hacemos ejercicio?
  1. Alma, Corazón, Vida
ve con cuidado

¿Es malo que nos crujan las articulaciones cuando hacemos ejercicio?

Si alguna vez tu cadera o espalda han hecho 'crack' en mitad de una clase del gimnasio, no debes preocuparte en principio, a no ser que te duela

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Ya sea que estés practicando crossfit, relajándote en yoga o sudando la gota gorda en boxeo, no parece muy buena señal que de repente oigas un tremendo 'crack' proveniente de alguna parte de tu cuerpo. Lo más normal en esa clase de situaciones es que, por lo menos, te alarmes un poco, ¿es realmente preocupante que te cruja alguna articulación mientras haces deporte?

En realidad, si te cruje la cadera constantemente cuando bailas y piensas que dentro de poco se te romperá y no podrás moverla, estás en un error. No pasa absolutamente nada porque te crujan las articulaciones, siempre y cuando no te duelan en el proceso. Piensa, al fin y al cabo, que tu cuerpo tiene un montón de partes y no es raro que en alguna ocasión se muevan fuera de lugar o se froten entre sí. En su mayor parte, eso es exactamente lo que sucede cuando escuchas y sientes ruidos en las articulaciones.

No pasa absolutamente nada porque te crujan las articulaciones, siempre y cuando no te duelan en el proceso

Los crujidos son, generalmente, la consecuencia de un fenómeno denominado cavitación, por el que el líquido sinovial, que se encarga de lubricar las articulaciones, libera una serie de gases que provocan pequeñas burbujas que explotan. Ya sea en la espalda o en las rodillas, ese es el fenómeno que explica por qué se producen. No es un gran problema (a tus nudillos probablemente les suceda continuamente) pero también puede querer decir que no hace falta que estires más.

Foto: Fuente: iStock

Algo que podría ser un poco más preocupante es cuando describes el ruido como un "chirrido", especialmente en las articulaciones de la rodilla. Según la Clínica Cleveland, esto podría indicar que el cartílago dentro de las rodillas se está desgastando y que los huesos ahora se frotan directamente entre sí. En otras palabras, estás desarrollando osteoartritis, según informa 'Mel Magazine'. A menudo, esto simplemente ocurre por el envejecimiento o por lesiones específicas. La osteoartritis suele ir acompañada de dolor e hinchazón, pero no siempre; de ​​cualquier forma, varios estudios han encontrado una correlación entre los ruidos en la rodilla y el posterior desarrollo de artritis.

Es más preocupante notar un chirrido, especialmente en las articulaciones de la rodilla. Podría significar que el cartílago se desgasta

Eso no significa que está todo perdido y debes dejar de hacer ejercicio. De hecho, el deporte regular junto con un peso saludable y el mantenimiento de los músculos son factores clave para reducir los riesgos y síntomas de la artritis. Si progresa el ruido o aparece el dolor quizá debas replanteártelo, pero en general una rodilla ruidosa no significa que tengas que abandonar el ejercicio. Si comienzas a desarrollar dolor o hinchazón en cualquiera de tus articulaciones (además del ruido habitual), consulta con tu médico. De esa manera, podrás averiguar si la artritis u otras afecciones como la tendinitis deben preocuparte.

Además, si quieres lubricar tus articulaciones para evitar que crujan, siempre tomar suplementos como el magnesio, el ácido hialurónico o el omega 3. Beber agua también contribuye a sintetizar el líquido sinovial y conseguir una adecuada lubricación a nivel articular. El pescado azul, la cebolla y los alimentos ricos en vitamina C también te ayudarán a mantener a raya este problema. Mantener el peso también debe ser una máxima, pues está comprobado que el sobrepeso favorece la aparición de problemas en las articulaciones.

Ejercicio físico
El redactor recomienda