El idioma que inventaron las mujeres de la China rural para hablar en secreto
  1. Alma, Corazón, Vida
EL NÜSHU

El idioma que inventaron las mujeres de la China rural para hablar en secreto

Su historia es milenaria y comenzó a perderse a partir de la expansión económica y social del gigante asiático. Hoy en día, está viviendo un nuevo renacimiento

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Un filósofo europeo dijo una vez que los límites de nuestro lenguaje son también los límites de nuestro mundo. Y que, por tanto, nunca podríamos decir nada que no estuviera en el mundo, aunque fueran conceptos abstractos que no tienen su reflejo en el plano físico. Al igual que todo lo que hay en el mundo, en mayor o menor medida, está condenado a ser dicho o, como mínimo, ser comunicado a través de palabras o gestos.

Si atendemos a esta hermosa descripción de lo que implica el lenguaje en la realidad humana, podríamos llegar a la conclusión de que no hay nada más íntimo que compartir un conjunto de símbolos, significantes y significados únicos y propios con otra persona, al margen del oficial. Al igual que los dos amantes de la célebre novela 'Rayuela' tenían un idioma propio para hablar de su amor compartido, nos sorprendería saber que ciertas comunidades remotas del mundo oriental también diseñaron y acordaron un conjunto de palabras para usar en la intimidad y en los momentos de confidencia.

El nüshu se transmitió de madres a hijas en una época en la que las mujeres chinas estaban sujetas a la voluntad de sus padres y maridos

El nüshu significa "escritura femenina" en el chino común, y se refiere precisamente a esto mismo: un lenguaje hablado exclusivamente por mujeres desde hace siglos. Algunos expertos creen que se remonta a la dinastía Song, que abarca desde el año 960 hasta el 1279, mientras que otros opinan que es mucho más longevo, existiendo desde hace más de 3.000 años, en épocas de la dinastía Shang, según asevera Andrew Lofthouse, un periodista británico que ha escrito un interesante reportaje en la 'BBC' para traer el idioma a la actualidad. Según él, quien ha investigado en profundidad sobre el tema, el nüshu se transmitió de madres a hijas de clase campesina, y se practicó entre hermanas y amigas en la China feudal, en una época en la que las mujeres estaban sujetas a la voluntad de sus padres y maridos, negándoles cualquier oportunidad educativa.

La educación prohibida

De este modo, el nüshu pasó a ser el lenguaje por el cual podían comunicar aspectos relativos a su intimidad pero también alfabetizarse de forma clandestina, dando lugar a una cultura femenina que perdura hasta nuestros días. Lo más sorprendente es que el mundo moderno no sabía nada de la existencia de este conjunto de palabras y signos, no hasta la década de 1980, cuando la apertura internacional y el desarrollo económico de China permitió que emergiera fuera de la provincia en la que surgió, en Hunan, al sureste del país.

El nüshu les proporcionó una vía de escape, creando un vínculo de amistad y apoyo mutuo en una sociedad dominada por hombres

Hace dieciséis años que murió la última mujer nativa que lo hablaba con fluidez. Y desde entonces, está viviendo un renacimiento, sobre todo en Puwei, un pequeño poblado al que solo se puede acceder a través de un puente colgante. "El nüshu es una escritura fonética que se lee de derecha a izquierda y que representa un abanico de cuatro dialectos locales que se hablaban en las zonas rurales de Jiangyong", explica Loftwhouse. "Cada símbolo representa una sílaba y fue escrito usando palos de bambú afilados y tinta rústica. Influenciado por las letras chinas, su grafología es mucho más alargada con trazos curvos en forma de hilo que se inclinan diagonalmente hacia abajo. Los lugareños a veces lo llamaban 'escritura de mosquito' por su delgadez gráfica".

Gracias a esta comunicación secreta, las mujeres tuvieron una forma de hacer frente a las dificultades en común, así como mantener lazos con otras amigas en diferentes pueblos. Se usaba de forma tradicional bordando palabras que expresaban gratitud, amistad y felicidad en pañuelos, abanicos o cinturones que se solían intercambiar entre sus practicantes. De igual forma, también se componían canciones en este idioma. Al igual que con el folk occidental, estas versaban sobre los problemas y las miserias personales y colectivas, pasando de generación en generación hasta la actualidad. También trataban sobre cómo ser buenas esposas, con mensajes de castidad, piedad y respeto dirigidos al marido.

Foto: Foto: EFE

Ahora, los tiempos han cambiado, y el nüshu ha cambiado de usos. "Aunque originalmente se cría que era un código que desafiaba a la sociedad patriarcal de la época, ahora está visto como una forma de comunicación para todas aquellas mujeres a quienes no se les ha otorgado el privilegio de leer y escribir en chino", reflexiona el periodista británico. "Antes, no era aceptable que una mujer hablara abiertamente con otra sobre sus arrepentimientos personales, las dificultades de la vida agrícola o sobre sentimientos como tristeza o dolor. El nüshu les proporcionó una vía de escape y contribuyó a crear un vínculo de amistad y apoyo femenino que fue de gran importancia en una sociedad dominada por hombres".

Social Idiomas Padres Comunicado Novela
El redactor recomienda