El covid está provocando un retraso alarmante en el diagnóstico del cáncer de próstata
  1. Alma, Corazón, Vida
Los hombres no acuden al urólogo por miedo

El covid está provocando un retraso alarmante en el diagnóstico del cáncer de próstata

Los especialistas indican la necesidad de “normalizar” el control anual prostático a partir de los 45 años, igual que el ginecológico en las mujeres

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La próstata es uno de los órganos masculinos con más posibilidades de contraer enfermedades, de ahí que la realización de revisiones periódicas sea fundamental para evitar complicaciones. El 15 de septiembre se celebra el Día Europeo de la Salud Prostática, cuyo fin es concienciar a los hombres sobre las enfermedades prostáticas, su conocimiento y prevención.

Según la estimación recogida en el último informe de la Sociedad Española de Oncología Médica, el cáncer más frecuente diagnosticado en varones en España en 2020 será el de próstata, con más de 35.000 nuevos casos este año. El número de tumores de cáncer de próstata será incluso superior al de mama, cuya previsión se sitúa en torno a los 33.000 diagnósticos.

Foto: Reapertura de las consultas. (EFE)

El doctor Fernando García Montes, responsable de la Unidad de Urología y Andrología de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario de Ibiza, insiste en la importancia de que los hombres acudan al urólogo cada año a partir de los 45 años, aunque no exista ninguna alteración aparente, para realizar un control y detectar posibles problemas en una fase temprana. “Los hombres deberíamos tener claro que acudir al urólogo una vez al año debe formar parte de nuestra rutina, igual que lo es para las mujeres ir al ginecólogo. Sin embargo, lo habitual es acudir solo cuando se toma conciencia porque algún familiar o amigo padece una enfermedad de la próstata, por insistencia de la pareja, porque la empresa le obliga o cuando ya se han tenido problemas que impiden llevar una vida normal”, explica.

La Asociación Europea de Urología realizó una encuesta en 2019 donde se puso de manifiesto, a diferencia de lo que ocurre con las mujeres, la escasa concienciación en los hombres europeos con respecto a su salud prostática. “Tan solo el 26% de los hombres eran capaces de identificar la función de la próstata y hasta el 62% tenían conceptos erróneos sobre su salud prostática. En nuestra experiencia, estos porcentajes reflejan fielmente la situación en Ibiza y Formentera”, indica García Montes. Así, según datos internos de la Policlínica del Rosario, solo 860 hombres realizaron una primera consulta urológica, frente a 2.693 mujeres que asistieron al ginecólogo por primera vez en 2019. La diferencia es aún mucho mayor si se cruza el dato de las revisiones, con 2.392 masculinas frente a las 21.509 realizadas por mujeres a lo largo del año pasado.

Fernando García.
Fernando García.

A pesar de que el 22% de los cánceres que se diagnostican a hombres en España son de próstata, la enfermedad tiene una tasa de curación que ronda el 90% cuando se detecta de forma precoz, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). “Es importante saber que se trata de un tipo de cáncer de evolución lenta y que cuando aparecen los primeros síntomas, normalmente, ya está en una fase más avanzada y más difícil de tratar”, aclara Fernando García Montes, de ahí la importancia de realizar chequeos rutinarios anuales.

Las revisiones urológicas, ¿en qué consisten?

Pese a la alta incidencia de problemas relacionados con la próstata, “la gran mayoría de hombres no acude al urólogo por desconocimiento, miedo o vergüenza”, asegura García Montes. Las revisiones rutinarias podrían prevenir y curar la gran mayoría de las enfermedades de la próstata, incluido el cáncer, si son diagnosticadas a tiempo.

Además, las revisiones urológicas son un trámite mucho más llevadero de lo que la mayoría cree. No duelen y no requieren ninguna preparación intestinal previa. La visita médica incluye un cuestionario sobre hábitos urinarios y sexuales y una exploración física del aparato genito-urinario, incluido un tacto rectal, una ecografía del aparato urinario y unos análisis de sangre y orina. Y al margen de las revisiones, el especialista subraya que “todo hombre debería realizar una consulta adicional al urólogo siempre que presente cualquier alteración de su patrón normal de micción”.

¿Cómo ha afectado el covid a la Urología?

Sobre la incidencia del coronavirus en el campo de la urología, el especialista señala lo siguiente: “El impacto de la pandemia por el virus SARS-CoV-2 está siendo terrible tanto de forma directa como indirecta. Independientemente de los efectos directos que el covid-19 está teniendo en la salud de la población, la situación sanitaria está ocasionando el retraso en el diagnóstico y tratamiento del resto de enfermedades no relacionadas con el virus. En el campo de la urología ocurre exactamente igual que en el resto de las especialidades. Hay pacientes que no solo no están acudiendo a sus revisiones rutinarias sino que están mostrando reticencias a buscar atención médica cuando presentan síntomas o empeoran síntomas preexistentes. Indudablemente, esta situación tiene un impacto muy negativo en la evolución de la enfermedad”.

Protocolo para enfermos de cáncer y prevención

Debido al alto nivel de contagiosidad del covid-19 se han establecido protocolos muy estrictos con circuitos diseñados para salvaguardar la seguridad de los pacientes en el centro hospitalario. García Montes recuerda que “los pacientes oncológicos son población de riesgo para el coronavirus, por lo que se les insiste en el cumplimiento de las medidas de higiene y distanciamiento social en el ambiente extrahospitalario y se les explica con detalle el funcionamiento de los circuitos de seguridad implantados”.

Foto: Exame de la próstata - iStock

Adicionalmente, en la Policlínica Nuestra Señora del Rosario existen consultas de atención telefónica para casos puntuales pero, en cualquier caso, el médico insiste en que aquellos pacientes, oncológicos o no, que presenten síntomas que requieran atención de urgencia no deberán retrasarlo: "Los circuitos para la atención en el servicio de urgencias están diseñados para preservar la seguridad de los pacientes y el impacto negativo que supone el retraso de su atención médica puede ser muy superior al riesgo de contagio".

Consejos para la salud prostática en pandemia

“Hay que interiorizar que lo más importante es el cumplimiento de las medidas de higiene y distanciamiento social en el día a día para evitar el contagio por el covid”, recuerda García Montes, “pero también que vamos a convivir con la pandemia durante un tiempo indeterminado y mientras tanto no se deben dejar a un lado las revisiones de otras enfermedades”.

Así, el especialista insiste en que: “Tanto los pacientes con enfermedades urológicas estabilizadas, como aquellos que inician síntomas o, por el contrario, los pacientes que tengan sensación de gravedad, no deben retrasar sus revisiones y acudir a sus citas presenciales o al servicio de urgencias para ser revisados utilizando los circuitos de seguridad establecidos”.

Cáncer de próstata Cáncer Médicos Miedo Salud
El redactor recomienda