La depresión posvacacional en plena pandemia: consejos para superarla
  1. Alma, Corazón, Vida
UN CÓCTEL PSICOLÓGICO

La depresión posvacacional en plena pandemia: consejos para superarla

Este año, volver a la rutina se hará mucho más raro que de costumbre ante la incertidumbre y el miedo al coronavirus. Una experta psicóloga aporta las claves para salir indemnes

Foto: La depresión posvacacional en plena pandemia: consejos para superarla
La depresión posvacacional en plena pandemia: consejos para superarla

Estar 'en el aquí' y 'en el ahora' nunca fue tan difícil. Otros años, septiembre era sinómino de vuelta a la rutina y al trabajo. Pero ahora, y tras un final de verano de infarto en el que las cifras de contagiados no han parado de crecer en distintas provincias españolas, son muchos los que viven con suma inquietud estos días ante la perspectiva de volver a teletrabajar o bien arriesgarse a engrosar la lista de infectados al tener que acudir a su centro de trabajo. Para aquellos que tengan niños, la preocupación se hace más severa y latente al no saber todavía qué ocurrirá o cómo será esta 'vuelta al cole', sumado al problema de la conciliación familiar en caso de que el niño tenga que confinarse y quedarse en casa.

Como ya aseguraban los expertos en salud mental hace unos meses, a la crisis sanitaria originada por el coronavirus le sucederá una avalancha de trastornos mentales. Aunque todavía es pronto para analizar los efectos psicológicos que ha producido en el estado anímico de la población un contexto pandémico en pleno siglo XXI, estamos entrando en uno de los momentos más difíciles del año, aquel en el que toca volver a retomar todo después de haber desconectado en las vacaciones.

Foto: El día después | ¿Serán los trastornos de salud mental la pandemia que llegará?

Con la llegada de este mes a nuestro calendario, son muchas las personas que todos los años muestran síntomas de lo que se conoce como depresión posvacacional. Aunque por norma general suele remitir a los pocos días de volver a la rutina, este año el síndrome se ve agravado por esta situación tan difícil que nos ha tocado vivir, así como por otros trastornos psicológicos paralelos que hemos podido desarrollar según iba avanzando la pandemia.

"Hay más preocupación que otros años", reconoce Elisa Sánchez, psicóloga del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COP) a El Confidencial. "Además, este verano ha sido muy especial y anómalo, ya que a pesar de haber contado con tiempo para descansar y relajarse, muchas personas no han podido hacerlo realmente, al no realizar los viajes a los que estaban acostumbradas en otros años o tener muy presente todo lo sucedido con la pandemia desde marzo":

Hay personas que anticipan demasiado, y eso les lleva a sentir preocupación por problemas que todavía no están ahí

Este es precisamente uno de los rasgos que pueden agravar esa vuelta a la rutina. "Muchas personas han tenido que enfrentarse bien a la vida después del confinamiento o bien a procesos de duelo al verse afectados directamente por la pandemia", recalca la psicóloga. "También existe la preocupación de perder el trabajo o no poder subsistir económicamente, sumado al miedo de que haya un segundo encierro o un gran rebrote". Por todo ello, este año, los síntomas de depresión posvacacional se agravan al contar con un contexto de tanta incertidumbre y preocupación por el futuro más inmediato.

Dos vertientes

Para Sánchez, hay dos vertientes en las cuales se manifiesta el síndrome de depresión posvacacional. Una de ellas es la que tiene rasgos depresivos, y por tanto, "tristeza o nostalgia de ese tiempo en el que no había nada que hacer ni estabas sumido en la rutina", La otra se refiere a un perfil mucho más ansioso. "Hay personas que tienden a anticipar todo muchísimo, y eso les lleva a sentir preocupación por problemas que todavía no están ahí, pero que creen que deben resolver ya. Entonces, experimentan sentimientos de ansiedad", explica. "Los otros, los que sienten tristeza o nostalgia, se sentirán más apáticos, les costará adaptarse a su nuevo ritmo".

No se puede exigir el rendimiento de antes. Los jefes deberían valorar el esfuerzo de sus empleados antes de irse de vacaciones

Este año, la vuelta al trabajo será distinta para muchos, ya que seguirán en casa. Esto, en cierto modo, será beneficioso para aquellos que sienten mucha preocupación por infectarse. "En los últimos meses hemos visto cómo afloraba el síndrome de la cabaña por el cual algunas personas percibían mucha amenaza en el exterior", asevera Sánchez. "A ellos, el teletrabajo les aliviará, mientras que otros no podrán evitar sentir cierto recelo ante el hecho de volver a estar en casa todo el día después de haber viajado durante las vacaciones".

Uno de los aspectos clave para aliviar los síntomas de depresión posvacacional es no forzar demasiado la máquina al principio. "Tiene que ser un proceso de adaptación progresivo", asegura la psicóloga. "En este sentido, no se puede exigir el rendimiento de antes y los jefes deberían valorar mucho el esfuerzo realizado por sus empleados antes de irse de vacaciones y con el telón de fondo de una pandemia, permitiéndoles una vuelta a la rutina suave y progresiva".

Consejos útiles

Para garantizar que esta vuelta al trabajo no sea tan drástica y cueste mucho menos regresar a la rutina, Sánchez recomienda dejar unos días libres de descanso antes de volver al ritmo de antes. "Hay que llevar a cabo aproximaciones sucesivas, no empezar de golpe", aconseja. "Tampoco hay que ponerse expectativas muy altas y, en general, retomar los hábitos saludables que seguíamos antes de que llegaran las vacaciones".

Foto: ¿El teletrabajo funciona bien o es que la gente se está matando a trabajar?

Con tal de hacer esto factible, se deberá poner el foco en volver a una alimentación sana después de los excesos del verano, no acostarse demasiado tarde o proseguir con la actividad física, ya que en época estival "es muy frecuente pasar mucho tiempo en el exterior, ya sea nadando en la playa o piscina, o bien haciendo senderismo o caminando en bici". Al final, consiste en seguir haciendo aquello que nos mantenía activos durante las vacaciones y compaginarlo con nuestra nueva rutina.

Aquellos que entren dentro de la vertiente más triste o depresiva, "deberán esforzarse en no quedarse con lo negativo y hacer un esfuerzo para ver el lado positivo". Sin ir más lejos, es posible que muchos de aquellos que solían experimentar síntomas de la depresión posvacacional este año se sientan aliviados al repensar su situación y compararla con la de tantas otras personas que ya no trabajan a causa de la pandemia.

¿Y los que vuelven a trabajar en buscar trabajo?

A la hora de hablar sobre los males psicológicos que experimentan aquellos que regresan al trabajo, es también imprescindible acordarse de aquellos que no vuelven porque en su día les echaron o porque no les quieren contratar en otro desempeño. Esta situación es mucho más difícil si cabe, porque a pesar de no experimentar un cambio brusco en su rutina, apreciarán como los demás volverán a ellas, mientras que ellos no. No son pocas las personas que han perdido su empleo tras la crisis o los autónomos que han tenido que echar el cierre a sus negocios.

Para todos ellos, Sánchez recomienda que "no se dejen llevar por el pesimismo, que se mantengan alerta y a la espera de ver qué sectores están creciendo y vean la oportunidad". Muchos, en este caso, se sentirán impelidos a "cambiar de sector profesional". También "pueden ver una opción, ahora que el teletrabajo está muy extendido, en trabajar para empresas de otros países". Se trata de "ver qué necesitas para alcanzar ese puesto que quieres, formándote con cursos". Y, por último, y esto se aplica a todo el mundo, ya experimenten depresión posvacacional o se encuentren en búsqueda activa de empleo, "llevar a cabo el autocuidado de uno mismo a través de la vida sana y el apoyo social en los otros".

Salud mental Pandemia Trastornos mentales Vuelta al cole Coronavirus Conciliación Siglo XXI Calendario Enfermedades mentales
El redactor recomienda