EN BUSCA DE MORFEO

Trucos para que los padres primerizos en apuros puedan dormir bien

Si hay algo que echas de menos antes de ser padre o madre seguro que es el hecho de descansar sin que los llantos te despierten. ¿Cómo educar a tu hijo en hábitos del sueño?

Foto: A pierna suelta. (iStock)
A pierna suelta. (iStock)
Autor
Tiempo de lectura4 min

A la inexplicable y profunda alegría que supone el hecho de traer una nueva vida al mundo le siguen también muchas noches sin dormir. Las ocho horas de sueño recomendadas suelen desaparecer en pos de los llantos y demandas que el bebé exige. Evidentemente, un recién nacido no tiene absoluta consciencia de cuándo ni cómo dormir, por lo que es algo a lo que deberemos acostumbrarle con el tiempo para que adquiera una rutina de sueño estable.

Muchos expertos aseveran que hay que ir introduciendo al bebé en una serie de hábitos de sueño determinados hasta que llegue a los cuatro años aproximadamente. El hecho de que adquieran una rutina constante en sus horarios de sueño y vigiliar será muy positivo para su crecimiento individual y personal. Por no hablar de los beneficios para sus padres, los cuales seguramente agradezcan muchísimo el hecho de no tener que estar pendientes de cuándo se duerme.

Uno de los mejores métodos es visitar cada vez con menos frecuencia la cuna del bebé cuando llora y hay que volver a dormirle

Uno de los métodos más populares para conseguir que el bebé se adapte a unas horas fijas de sueño es el conocido como 'cry it out', el cual consiste en ignorar su llanto hasta que cese, revisando de vez en cuando que está bien y no les ha pasado nada grave. La clave radica en que el niño interiorice que, por más que llore, nadie va a venir a buscarle o a atenderle, con vistas a que llegue un momento en el que se acostumbre y ya no llore más.

Pero al margen de este método, que a pesar de su simplicidad exigirá que te armes de una paciencia absoluta, hay otros más que también presumen de ser muy efectivos a la hora de conseguir que tanto vosotros, los padres, como vuestro retoño consigáis dormir a pierna suelta. La revista 'Pop Sugar' ha recopilado unos cuantos consejos para hacer las noches mucho más silenciosas y ayudar a que vuestro bebé interiorice cuándo dormir. Y lo más importante: que deje de llorar.

El método de la silla

Es muy sencillo, tan solo consiste en que una vez metas a tu bebé en la cama o en la cuna deberéis de sentaros (uno de los dos padres o ambos) al lado hasta que el niño se duerma. En cuanto comprobéis que el niño cae rendido y coge el sueño, salid de la habitación. Este entrenamiento para conseguir que el niño desarrolle un hábito de sueño está pensado para realizarse de forma progresiva y gradual, de ahí que al inicio puede que no obtengas los resultados que esperas.

¿Qué pasa si de repente se despierta y empieza a llorar? Uno de los dos deberá regresar a la silla y sentarse al lado de nuevo pero esta vez sin prestarle atención directa. Así hasta que se duerma otra vez. Cada pocos días, deberás mover la silla unos centímetros más lejos de la cama hasta que por fin se sitúe al lado de la puerta de la habitación. De esta forma, conseguirás que el bebé asimile de manera muy progresiva que debe dormir solo, y que sus padres están ahí para protegerlo.

El método de despertar

Está respaldado por el experto en sueño infantil estadounidense Harvey Karp, y es un tanto polémico a raíz de su procedimiento: se trata de acunar a tu bebé hasta que consiga dormirse. Pero en vez de dejarlo en la cuna y salir lo más silenciosamente de la habitación posible, deberás despertarlo de forma agradable, como por ejemplo haciéndole cosquillas o caricias en el cuello. Cuando esté a punto de despertar, y antes de que se ponga a llorar, vuelve a dejar que se duerma. Parece contraproducente, pero según el doctor Karp, tiene muy buenos resultados. "Sé que suena loco, pero esos pocos segundos de sueño son los primeros pasos para ayudar a que tu bebé aprenda a dormir toda la noche", asevera en 'Pop Sugar'.

El método de desvanecimiento

Se trata de prestar cada vez menos atención al niño cuando empieza a llorar. ¿Qué se suele hacer cuando llega este temido momento cada noche? Normalmente uno de los dos se levantará para acunarlo hasta que vuelva a dormirse. Pues en realidad este método consiste en hacerlo de manera menos frecuente a medida que pasa el tiempo. El problema, obviamente, es que es uno de los procedimientos más suaves y lentos para que el bebé interiorice un hábito de sueño.

El método Ferber

Inventado por el doctor Richard Ferber, consiste en dejar llorar al niño. Muy parecido al 'cry it out' del que hablábamos antes, este se diferencia en que habrá que hacerlo de manera progresiva para que funcione bien. El objetivo es cada día tardar un poco más en ir a visitarle a la cuna y hacer que se duerma. Ferber aconseja que los padres deberían esperar tres minutos de manera inicial e ir aumentando el tiempo. En el transcurso de una semana, se debería llegar a esperar hasta 10 minutos. Y así sucesivamente, hasta conseguir que el niño sepa cuándo es hora de 'planchar la oreja'.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios