LO QUE NADIE CUENTA A LOS PRIMERIZOS

Diez cosas (fastidiosas) que debes saber para ser padre

En el momento en que sabes que vas a ser padre cualquier acontecimiento anterior se borra de tu memoria. No cabe duda de que tener un

Foto: Diez cosas (fastidiosas) que debes saber para ser padre
Diez cosas (fastidiosas) que debes saber para ser padre
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    En el momento en que sabes que vas a ser padre cualquier acontecimiento anterior se borra de tu memoria. No cabe duda de que tener un hijo es lo más importante que te puede ocurrir en la vida pero, ¿cómo debes enfrentarte a ello? El locutor y presentador televisivo Frank Blanco (Barcelona, 1975), se enfrentó a este dilema hace dos año y medio, cuando se enteró de que iba a tener su primer hijo. Ahora afronta su segunda paternidad con mucha más experiencia y un libro bajo el brazo, Cómo ser padre primerizo y no morir en el intento (Aguilar), en el que trata de explicar lo que todo hombre debería saber antes de ser padre.

    Blanco se ha animado a escribir un libro sobre el asunto por dos cuestiones. En primer lugar porque hay un nicho de mercado evidente pues, frente a decenas de libros que tratan la crianza de los niños desde la perspectiva materna, apenas hay manuales dirigidos a los padres. Y en segundo lugar, quizás dada esta falta de información, porque muchos padres no tienen ni idea de lo que se van a encontrar cuando tienen su primer hijo. Blanco ha asegurado a El Confidencial que a medida que pasaban los días, iba encontrándose cosas que no esperaba y que nadie le había dicho. Por eso, cuenta, es necesario que los hombres se plateen estas diez cuestiones antes de ser padres.

    1. “Despídete de tu pareja, os rencontraréis dentro de unos años”

    Blanco asegura con firmeza que la llegada de un hijo supone el fin de la vida en pareja, al menos durante un tiempo: “Ella se va a dedicar de lleno a la criatura, y cuando no pueda, te vas a dedicar tú”. Lo razonable, cuenta, es asumirlo, pues “no puede ser de otra manera”. En su caso personal, después de dos años y medio, aún no ha podido reencontrarse con su pareja: “En algunos casos la familia puede ayudar, pero nosotros estamos solos en Madrid y no tenemos descanso. De todas formas se lleva bien. Sabes que es tu obligación”.

    2. “Asume que vas a ser un cero a la izquierda”

    “Cuando tienes visitas es como si no existieras”, explica Blanco. “Nadie se va a dirigir a ti. Es como si no tuvieras nada que ver”. En opinión del locutor, este es el tipo de cosas que nadie te cuenta, y que no son fáciles de llevar. El vacío, además, tal como explica Blanco, suele alargarse en el tiempo: “Cuando hay que tomar decisiones sobre la alimentación, el pediatra, la ropa… Tú podrás opinar, pero no cuentas. Es así y hay que aceptarlo. Mientras antes lo asumas, mejor”.

    3. “Nunca más volverás a dormir”

    Este consejo es uno de los primeros que recibes cuando vas a ser padre, pero Blanco asegura que hasta que no se tiene el hijo es imposible imaginar hasta qué punto es cierto. “Vas a dormir cuando tu hijo quiera, y suele ser poco”, afirma con rotundidad. Es algo para lo que el padre primerizo debe mentalizarse. Aunque hay personas que lo tienen más difícil que otras. El locutor, que trabaja presentando un morning show, reconoce que para él esto es especialmente complicado: “Los días que el niño da más guerra me acuesto a las cuatro. Para alguien que se levanta a las ocho no es tan horrible, pero si te levantas a las 4:30…”

    4. “La cuarentena es más llevadera de lo que parece”

    Tras tener un bebé las mujeres deben pasar, como poco, 40 días sin tener relaciones sexuales. Esto, a primera vista, asusta a cualquiera, pero Blanco asegura que un padre primerizo no echa en falta el sexo: “Tu prioridad en la cama no va a ser el sexo, va a ser dormir. Como te vas a reencontrar con tu pareja dentro de un tiempo, no pasa nada. Es como si volvieras a ser soltero”.

    5. “Lleva siempre toallitas contigo”

    Blanco asegura que este es el tipo de consejos que necesitan los padres y a nadie se le ocurre darles. En su opinión, todo padre debe llevar toallitas encima, para su hijo y para él mismo: “Tu hijo puede vomitar en cualquier momento o lugar, algo que no aprendes hasta que te vomita encima. ¿Por qué ningún padre me había dicho esto?”

    6. “Vas a ir al hospital más veces que en lo que llevas de vida”

    “Ir al hospital forma parte de la normalidad”, cuenta Blanco. “Si los que estamos malos somos nosotros pasamos de ir al médico, pero del niño nos preocupamos en exceso. He perdido la cuenta de las veces que he ido al hospital. Al final me daba vergüenza porque conocía todas las caras”.

    7. “Vas a ser víctima de la paranoia mortal”

    La “paranoia mortal” es el nombre que da Blanco al miedo que tienen los padres de que su hijo esté muerto. El locutor asegura que le pasa a todo el mundo: “Te crees que no respira y parece que está muerto. Mi amigo Melendi [el cantante] ha llegado a despertar a su hijo para ver si estaba vivo. Es un clásico, pero por suerte pasa pronto”.

    8. “Aprenderás a hacer papillas y purés”

    “Te va a tocar o debería tocarte”, afirma Blanco. En su opinión, empezar a tomar este tipo de responsabilidades es la única manera de dejar de ser un cero a la izquierda. “Tienes que encontrar el hueco. Al principio es difícil, y hay que estar alerta para cuando llegue el destete. Pero se aprende rápido”.

    9. “Vas a entender las cosas que tus padres decían que aprenderías cuando fueras padre”

    Blanco asegura que los consejos que nos habían dado nuestros padres, que ya habíamos olvidado, vuelven a nuestra memoria cuando tenemos un hijo: “De repente entiendes sus preocupaciones”. Lo que no tiene tan claro es que haya que hacerles caso a día de hoy: “A la hora de aconsejar, la familia es muy pesada. Todos lo saben todo y tú no sabes nada. Eso sí, cada uno te dirá una cosa diferente. Es una locura. En nuestro caso hemos intentado hacer caso al médico y no tanto a la familia”.

    10. “Tu hijo va a hacer contigo lo que quiera”

    “Aunque intentes educar a tu hijo de una forma u otra”, afirma Blanco con rotundidad, “va a hacer contigo lo que quiera. Y lo tienes que saber”. El locutor asegura que siempre quiso ser un padre estricto, pero llegado el momento dio igual. Lo peor de todo, explica, “es que te das cuenta de que está jugando contigo. Lo ves. Pero da igual”.

    Las cuestiones de las que advierte Blanco no parecen muy positivas, pero el locutor va ya por el segundo hijo. ¿Por qué, si es tan difícil? “El gran premio de la paternidad es un sentimiento de amor incondicional que no se puede describir. Es lo más grande, pero hasta que lo experimentas no sabes en qué consiste”.  

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    10 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios