El país que mejor teletrabaja (y todo lo que puede enseñarnos)
  1. Alma, Corazón, Vida
conciliar la vida laboral y personal

El país que mejor teletrabaja (y todo lo que puede enseñarnos)

En Países Bajos estaban acostumbrados al trabajo remoto desde antes de la pandemia, y para ellos todo son ventajas

Foto: El país que mejor teletrabaja (y todo lo que puede enseñarnos)
El país que mejor teletrabaja (y todo lo que puede enseñarnos)

Hemos mencionado en más de una ocasión que, según los últimos estudios, la mayoría de los españoles se encuentran, en la actualidad, encantados con el teletrabajo. Esto se debe principalmente a que, aunque nos hemos tenido que acostumbrar de la noche a la mañana a él por culpa de la epidemia, muchas personas aseguran que ha servido para poder conciliar su vida laboral y personal y además, entre otras razones, evitan los atascos, los madrugones y pueden comer en casa sin problemas.

Ahora bien, el teletrabajo no es perfecto y todavía hay que perfeccionarlo. Muchos expertos aseguran que lo más probable es que en un futuro acabemos adoptando un modelo híbrido con el cual algunos días acudamos a la oficina para poder socializar y compartir sinergias con nuestros compañeros, lo que también es importante, mientras que otros trabajemos desde casa para nuestra propia comodidad. Y mientras seguimos tratando de acostumbrarnos a la nueva situación, es normal que surjan ciertas dudas, ¿quién debería pagar el wifi, la empresa o el particular? ¿Qué sucede si tenemos un accidente teletrabajando? ¿Significa que siempre debemos estar 'activos'? (pista: no).

Un 14,1% de personas trabajaban fuera de la oficina de manera habitual en Países Bajos antes de la pandemia por coronavirus

Quizá para nosotros el cambio haya sido drástico, pero en otros países europeos ha supuesto más bien poco. Países Bajos lidera (junto con Finlandia) el movimiento del teletrabajo, pues sus ciudadanos ya estaban acostumbrados a realizarlo antes de la epidemia. Mientras que el porcentaje de personas que hacían su labor en remoto antes del coronavirus se mantenía en torno al 4,7% en el Reino Unido y el 3,6% en los EEUU, un 14,1% de personas trabajaban fuera de la oficina de manera habitual en Países Bajos.

Como explica Yvo Van Doom, un ingeniero holandés en una reciente entrevista en 'BBC': "En Holanda el 98% de los hogares tienen una conexión a internet segura y eficaz. Los Países Bajos tienen la combinación correcta de tecnología, cultura y enfoque para que el teletrabajo sea exitoso. A mí no me pagan por sentarme en una silla durante ocho o nueve horas sino por ser productivo". Asegura que el tener un trabajo flexible y un entorno en tu hogar cómodo es muy importante, y que los holandeses, por suerte, ya tenían esas ventajas antes de la pandemia.

A mí no me pagan por sentarme en una silla durante ocho o nueve horas sino por ser productivo

Todo apunta a que, cuando la pandemia finalmente termine, si volvemos a la situación actual muchas personas recordarán con nostalgia los tiempos del teletrabajo. En España, como ya aventurábamos, según los últimos estudios al 80% de los trabajadores del país le gusta el teletrabajo y el 93% quiere mantenerlo pese a los avances hacia la "nueva normalidad". En Reino Unido, la situación no es muy diferente: al 59% de la población también le gustaría continuar haciéndolo cuando se levanten las restricciones. Y grandes compañías tecnológicas en Palo Alto ya han indicado a sus trabajadores que no vuelvan a la oficina hasta (por lo menos) el año que viene.

En Países Bajos, muchos aseguran que el triunfo del teletrabajo se debe en parte a la confianza que se deposita en los individuos y en la democracia. El banco ING, por ejemplo, tiene una política de vacaciones ilimitadas implementada para determinados grupos de trabajadores, que pueden tomar las vacaciones que quieran mientras sus tareas no se vean afectadas. Pero no solo eso, los expertos aseguran que la clave está en la infraestructura requerida para que el teletrabajo pueda ser una realidad y no una quimera: muchas cafeterías o bibliotecas públicas se han reinventado para que la gente pueda realizar su labor desde ellas, también hay muchos espacios 'coworking' y la estricta legislación sobre salarios por enfermedad en los Países Bajos significa que están motivados para asegurarse de que sus trabajadores tengan instalaciones de trabajo saludables y efectivas en casa.

La infraestructura es fundamental: muchas cafeterías o bibliotecas se han reinventado para que los holandeses puedan realizar su labor desde ellas

Por supuesto, los países que están comenzando a dar sus primeros pasos en el teletrabajo todavía tienen mucho que aprender. España o su vecino isleño, Reino Unido, todavía tienen arraigada la cultura del presentismo y de la importancia de encontrarse en la oficina, aunque sea para lo que muchos conocen como 'calentar el sillón'. La infraestructura y la tecnología todavía tienen que avanzar un poco si queremos que los cambios laborales que hemos experimentado durante la pandemia permanezcan. Sin embargo, todo esto también nos ha enseñado algo que no imaginábamos: adaptarse a un mundo nuevo también es posible.

Trabajo Coronavirus
El redactor recomienda