Cómo acabar con los celos en tu relación de pareja
  1. Alma, Corazón, Vida
un problema para la relación

Cómo acabar con los celos en tu relación de pareja

Rara vez hacen que las relaciones sean más seguras, más bien las catapultan. Sin embargo es difícil luchar contra ellos, todo empieza por analizarte

Foto: Cómo acabar con los celos en tu relación de pareja
Cómo acabar con los celos en tu relación de pareja

"Resulta asombrosa la poca imaginación de los celos, que pasan el tiempo haciendo suposiciones falsas, cuando de lo que se trata es de descubrir la verdad", decía Marcel Proust, cuya obra cumbre, 'En busca del tiempo perdido', navega e intenta descifrar este sentimiento intrínseco del ser humano. No es el único, los celos han sido, desde siempre, uno de los temas favoritos de poetas, cantantes y escritores. Quizá porque en ellos todavía algunas personas identifican la señal más clara del verdadero amor.

En realidad, aunque todo el mundo siente celos en algún momento de su vida, tienen que ver menos con el amor y más con la inseguridad. El que los sufre experimenta un dolor psicológico que quema y consume, y además no son en absoluto beneficiosos, pues solo consiguen matar y pudrir las relaciones. Sin embargo, es complicado luchar contra ellos, pues suelen ser una trampa en la que parece muy fácil meter de nuevo el pie. El celoso observa a su pareja hablar con otra persona en una fiesta, sonreír a alguien, hablar por WhatsApp con otra persona, y su mente comienza a imaginar. Se prende la llama.

¿Significa que hay algo mal en ti, imposible de arreglar, si eres una persona celosa? No. Los psicólogos Dennis Tirch y Robert L. Leahy, han escrito varios artículos en 'Psychology Today' en los que tratan de indagar por qué las personas experimentan esos sentimientos, qué significan y cómo pueden solucionarlo.

Por qué empiezan los celos

Son un sentimiento negativo, pero el celoso piensa que conseguirá algo con ellos. Son algo así como una estrategia: si creemos que nuestra pareja encontrará a alguien más atractivo, quizá pensamos en ellos como una manera de luchar contra ese peligro.

Con los celos nos defendemos. Nuestros antepasados vencían y expulsaban a sus competidores para que sus genes pervivieran

O quizá de evitar que nos sorprenda y poder adaptarnos a ello. Según los psicólogos es fundamental cuestionarte primero por qué los sientes y qué esperas conseguir con ellos. Al fin y al cabo, debes preguntarte, ¿realmente los celos ayudarán a que tu pareja no te engañase?

Pueden ser una emoción adaptativa

La gente tiene diferentes razones —en diferentes culturas— para estar celosa, pero los celos son una emoción universal. En 'The Dangerous Passion', el psicólogo evolutivo David Buss argumentaba que han evolucionado como mecanismo para defender nuestros intereses. Después de todo, nuestros antepasados que vencían y expulsaban a los competidores tenían más probabilidades de que sus genes pervivieran, y de eso se trata. De hecho, se sabe que los machos intrusos (en el caso de los leones, por ejemplo) matan a los bebés o hijos del macho desplazado. Los celos son una forma de defender intereses vitales.

Los celos buscan una certeza, pero la incertidumbre es parte de la vida, y es importante aprender a aceptarla

Por ello, los psicólogos apuntan que es importante normalizar los celos como una emoción. Decirle a la gente que "tienes baja autoestima" o "eres un neurótico" no funcionará. De hecho, los celos, en algunos casos, incluso pueden reflejar una alta autoestima: "No permitiré que me traten de esta manera".

Busca los sentimientos positivos

Los celos son sentimientos complejos, que pueden querer decir muchas cosas: compromiso, honestidad, monogamia, sinceridad... "Puedes sentir celos porque temes perder lo que es valioso para ti", cuenta Robert L. Leahy, "validar esos valores en los pacientes celosos es importante. Es fundamental entender que nadie nos pertenece y que, por tanto, no podemos hacer nada si decide marcharse, pero conocerse mejor a uno mismo y sus valores es importante para comprender de dónde vienen esos celos".

Ten celos, pero no actues como un celoso

Sabemos que tener celos es humano, pero una cosa es experimentarlos y otra dejar que se apoderen de ti para que actúes de manera hostil con tu pareja. Tu relación se verá comprometida si continuamente estás con acusaciones, pucheros y dramas.

  • Cuando estés celoso, para y respira durante un momento. Piensa que una cosa es lo que tú imaginas (que tu pareja está interesada en otra persona) y otra la realidad. El pensamiento y el hecho son cosas diferentes.
  • No trates de deshacerte del sentimiento. Acepta que puedes tener una emoción — y permite que así sea. Paradójicamente, aceptarla te ayudará a debilitarla.
  • Piensa en tus expectativas. Quizá tus celos provienen de ellas, pues tienes ideas poco realistas sobre las relaciones. Puedes creer que las relaciones pasadas son una amenaza para tu relación, o puedes creer que tu pareja no debería sentirse atraída por nadie más. Los psicólogos llaman a esto "razonamiento emocional", y aseguran que, a menudo, es una muy mala manera de tomar decisiones.
  • Reconoce que la incertidumbre es parte de la relación. Los celos buscan una certeza, pero la incertidumbre es parte de la vida, y es importante aprender a aceptarla. Si acusas, exiges y castigas, podrías crear una profecía autocumplida.

Recuerda que, al fin y al cabo, los celos rara vez hacen que las relaciones sean más seguras. Practicar comportamientos de relación efectivos es a menudo una alternativa mucho mejor.

Relaciones de pareja
El redactor recomienda