Es noticia
Menú
La barba nos protege de los puñetazos (y es un rasgo evolutivo), según un estudio
  1. Alma, Corazón, Vida
UNA VENTAJA A TENER EN CUENTA

La barba nos protege de los puñetazos (y es un rasgo evolutivo), según un estudio

En pruebas mecánicas, los investigadores argumentan que los pelos de la barba difuminan colectivamente la fuerza de un golpe

Foto: iStock
iStock

Las barbasnos diferencian de los grandes simios y a alguno de nosotros le quedan bastante bien. Tienen sus pegas: se queda la comida en ellas, dan calor, pican, etc, pero un equipo de biólogos estadounidenses han descubierto que tienen una “gran” ventaja: protegen ante un puñetazo.

Investigadores de la Universidad de Utah (Estados Unidos) son los responsables de un estudio que, creemos, no va a aportar demasiado a la ciencia, pero, como poco, es bastante curioso. Ethan Beseris, Steven Naleway y David Carrier, tras la realización de varias pruebas, sugieren que la fuerza de impacto de un golpe contundente puede ser atenuada por una piel con barba.

Foto: Limpiarse bien la barba es muy importante. (iStock)

Argumentan que los pelos de la barba difuminan colectivamente la fuerza de un golpe y que, por lo tanto, podrían haber sido un rasgo evolutivo en respuesta a la necesidad de ganar las peleas entre hombres. Investigadores han sugerido anteriormente que las formas faciales masculinas evolucionaron para proteger la cara de los daños durante el combate. Por lo tanto, según los autores, que han publicado sus investigaciones en la revista científica 'Integrative Organismal Biology', podría ser posible que las barbas evolucionaran por la misma razón.

Con pelo de oveja

Para probar esta idea, los científicos construyeron modelos que se aproximaban a la estructura del hueso en un cráneo humano. Cortaron el material óseo en ladrillos y los envolvieron en vellón de piel de oveja, "porque no era práctico obtener muestras de piel con barba de cadáveres humanos", según los investigadores. Si bien el vellón de oveja no es un análogo perfecto del pelo de la barba, "el volumen de los folículos de nuestras muestras de vellón sí se aproximaba al volumen de las barbas enteras, lo que es poco probable que sea cierto en el caso de las pieles de la mayoría de las demás especies".

"Los resultados indican que el pelo es capaz de reducir significativamente la fuerza de impacto de un golpe contundente y de absorber energía"

Se utilizaron tres tipos de cubiertas de piel de oveja para los experimentos. Las muestras de pelaje, en las que se dejó la lana de oveja en toda su longitud, probaron la eficacia de una barba completa para amortiguar un impacto. Las muestras esquiladas indicaban a los científicos si las raíces de los folículos pilosos proporcionaban alguna protección, mientras que las muestras arrancadas representaban una mandíbula sin barba.

A continuación, los investigadores realizaron pruebas en las que un peso caía sobre los huesos envueltos en la piel de oveja. Los que imitaban una barba poblada fueron los que mejor se comportaron contra el peso, absorbiendo casi un 30% más de energía que las muestras esquiladas o sin barba. Demostraron, además, que ante una cierta configuración de dureza de impacto, se rompieron todas las muestras sin barba, el 95% de las muestras con barba recortada y sólo el 45% de las muestras con barba completa.

Depende del tipo de barba

"Los resultados de este estudio indican que el pelo es, en efecto, capaz de reducir significativamente la fuerza de impacto de un golpe contundente y de absorber energía", explican los científicos en declaraciones recogidas por Science Alert. "Si lo mismo es cierto para el vello facial humano, entonces tener una barba completa puede ayudar a proteger las regiones vulnerables del esqueleto facial, como la mandíbula, de los golpes dañinos. Presumiblemente, la barba completa también reduce las lesiones, laceraciones y contusiones en la piel y los músculos de la cara".

Los investigadores, además, matizan que el vello facial humano también puede variar ampliamente en grosor, grosor, rizado y densidad; con lo que las barbas pueden variar en su efectividad para protegerse de los daños de los impactos.

Las barbasnos diferencian de los grandes simios y a alguno de nosotros le quedan bastante bien. Tienen sus pegas: se queda la comida en ellas, dan calor, pican, etc, pero un equipo de biólogos estadounidenses han descubierto que tienen una “gran” ventaja: protegen ante un puñetazo.

Violencia Investigación
El redactor recomienda