ENMASCARA ÁREAS FACIALES MENOS ATRACTIVAS

¿Barba sí o no? Quien la tiene es percibido como más atractivo, según un estudio

En un estudio, los hombres barbudos con un aspecto más masculino fueron calificados como más atractivos, particularmente para las relaciones a largo plazo

Foto: Un hombre luciendo una barba frondosa. (Foto: Unsplash)
Un hombre luciendo una barba frondosa. (Foto: Unsplash)

¿Barbas sí o no? Es un eterno debate que se da entre el género femenino y el masculino a lo largo de los tiempos y que está lejos de poderse resolver.

Hay que reconocer que en los últimos años llevar barba está de moda, pero qué piensan realmente las mujeres sobre esto. Una investigación de la Universidad de Queensland en Australia intenta arrojar algo de luz sobre este polémico asunto.

En el estudio, en el que se utilizaron a 919 mujeres estadounidenses de entre 18 y 70 años, se descubrió que los hombres con vello facial resultan más atractivos y dominantes, tanto social como físicamente. Las voluntarias vieron 30 imágenes que representaban a hombres que habían sido fotografiados sin barba, con barba completa, y que habían sido sometidos a Photoshop para que se vieran con caras más femeninas o más masculinas. Calificaron a los hombres en las fotos de acuerdo con el atractivo percibido para una relación a corta y para una relación larga.

Realza los rasgos masculinos

Los resultados concluyeron que cuanto más vello facial, más atractivos eran los hombres. Además, los hombres barbudos con un aspecto más masculino fueron calificados como más atractivos, particularmente para las relaciones a largo plazo. Según nos cuenta Big Think, los investigadores señalaron que los resultados podían deberse a que los rostros masculinos sugieren que un hombre es socialmente dominante y físicamente más fuerte, y el vello facial realza los rasgos masculinos mientras enmascara áreas faciales menos atractivas.

Las mujeres que rechazaban las barbas temían la presencia de parásitos en el cabello o la piel

Los autores, al mismo tiempo, reconocieron que existía una asociación positiva entre la masculinidad facial y la fuerza física, la capacidad de lucha y la asertividad social. La masculinidad facial aumenta las percepciones de edad y dominio y puede influir en las preferencias de apareamiento de las mujeres al proporcionar información sobre la fuerza y la salud de un hombre.

El estudio cita investigaciones anteriores que mostraban que los hombres con barba se sienten más masculinos, y poseen más testosterona sérica, que estaba vinculada a un mayor nivel de dominio social. Igualmente, estos hombres también tenían puntos de vista más estereotipados sobre la masculinidad dentro de las relaciones heterosexuales que los hombres afeitados.

Una barba frondosa es símbolo de masculinidad. (iStock)
Una barba frondosa es símbolo de masculinidad. (iStock)

No obstante, a todas las mujeres del estudio no les gustaban las barbas. Aquellas que las rechazaban temían la presencia de parásitos en el cabello o la piel y las calificaban como un signo de escaso aseo. Esto, según Barnaby Dixson, uno de los autores, "podría deberse al aumento de las tendencias culturales de hombres y mujeres de eliminar el vello en más regiones del cuerpo, como pecho, brazos, piernas y zona púbica".

Asociadas al conservadurismo

El estudio también contenía un interesante componente psicológico con respecto a las atribuciones de moralidad. Las mujeres que exhibieron lo que los investigadores llamaban "disgusto moral" o sentimientos de repugnancia hacia los comportamientos tabúes eran más propensas a preferir las barbas. En palabras de los autores: "Las preferencias de las mujeres por las barbas aumentaron con el "disgusto moral" de las mujeres, que también puede reflejar asociaciones entre la barba y el conservadurismo político y los puntos de vista tradicionales sobre la masculinidad en las relaciones heterosexuales".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios