¿Qué es exactamente la tos seca? Resolvemos algunas dudas al respecto
  1. Alma, Corazón, Vida
cuídate mucho

¿Qué es exactamente la tos seca? Resolvemos algunas dudas al respecto

¿Cómo saber si la tienes, cómo puedes curarla o prevenirla y cuándo es crónica? Resolvemos algunas dudas al respecto

placeholder Foto: Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

Te sabes la teoría de memoria, a fuerza de leerlo y escucharlo continuamente en los medios: fiebre, dolor muscular, disnea (o dificultad para respirar), fatiga y tos seca. Los síntomas de una gripe común o del temido COVID-19 son muy parecidos, por lo que es normal que aquellas personas a las que no se les ha hecho la prueba y se encuentran mal no sepan muy bien a qué atenerse.

Ahora bien, yendo al último síntoma, ¿cómo distingues exactamente una tos seca? Y, ¿por qué se produce? Antes de nada, hay que explicar que se trata de un mecanismo de defensa de nuestro propio cuerpo frente a los agentes externos. En otras palabras, actúa como aliada de nuestro sistema para despejar las vías respiratorias, por ejemplo de partículas de polvo u otros cuerpos extraños, expulsándolos hacia el exterior a través de gran cantidad de aire desde los pulmones.

Tos productiva e improductiva

Existen dos tipos de toses que pueden aquejar al paciente. La diferencia estriba en que la productiva contiene algún tipo de mucosidad (flemas o incluso en algunas ocasiones sangre). La improductiva, en cambio, no tiene expectoración, y a este grupo pertenece la tos seca, que produce gran irritación, picores e incluso dolor en la garganta. En este caso la tos se activa por la irritación y la inflamación de las vías respiratorias superiores.

La tos seca no tiene expectoración (mucosidad), hay innumerables causas para que se produzca y no siempre es producto de un virus

La tos seca, asociada al coronavirus, no deja descansar convenientemente por la noche, lo que provoca cansancio generalizado (otro de los síntomas del COVID-19). Pero tampoco te alarmes, aunque tengas tos seca eso no significa que sea producto de un virus, pues hay innumerables causas: alérgenos como el polen, caspa producto de los animales, humo y contaminación, acidez estomacal, enfermedades pulmonares e incluso ciertos medicamentos pueden provocarla, según informa 'Men's Health'.

¿Cómo curarla?

Cuando la tos dura más de ocho semanas en adultos (y cuatro en niños), entonces hablamos de que es crónica. Por supuesto, para que esto no suceda, lo fundamental es acudir al médico de cabecera y que este nos prescriba un antibiótico. Si, además, quieres hacer uso de algún remedio casero para ayudar, las alternativas son variadas: miel, vahos de eucalipto, baños calientes, jenjibre o incluso poner una cebolla en la mesita por las noches.

¿Cómo prevenirla?

En la situación actual, es aún más importante prevenirla que curarla. Como ya sabrás, para aquellos que ya tosen o estornudan, deben utilizar el codo en lugar de la mano. Esto se debe a que las gotitas que expulsamos al estornudar o toser (conocidas como gotas de Flügge) viajan hasta dos metros y, en algunas ocasiones, hasta ocho, dependiendo de la ventilación de un espacio en particular, por lo que pueden extenderse por la habitación en tan solo unos pocos segundos y permanecer hasta cerca de diez minutos.

Una investigación descubrió también que el virus de la gripe puede sobrevivir en algunas superficies hasta 24 horas, por tanto, es esencial cubrirte para detener la propagación de enfermedades. Si tienes la suerte de no toser, recuerda que para prevenirla la higiene es fundamental. El lavado con agua y con jabón es la opción más segura, y en caso de no poder, los geles desinfectantes y hidroalchólicos también son una opción, de todas formas, siempre es mejor utilizar un lavabo si tienes uno a mano. Y recuerda que es así como debes hacerlo, según una guía cortesía de los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención:

  • Mójate las manos con agua limpia.
  • Frota las manos para crear espuma. No te olvides de limpiar entre los dedos y las uñas, ya que las bacterias pueden esconderse entre las grietas.
  • Hazlo durante al menos 20 segundos.
  • Enjuágate.
  • Seca con una toalla limpia. Esto quiere decir que no ha sido usada más de tres veces. Probablemente no está tan limpia como te crees, las toallas suelen ser un caldo de cultivo de bacterias. Contienen muchos requisitos para que crezcan en ellas: PH neutro, agua, temperaturas cálidas... te puedes imaginar.
Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Vida saludable
El redactor recomienda