El motivo por el que las azafatas no quieren que pidas esta bebida cuando vas en avión
  1. Alma, Corazón, Vida
Manías en el aire

El motivo por el que las azafatas no quieren que pidas esta bebida cuando vas en avión

Si pasas varias horas a bordo de un avión seguramente te apetezca pedir algo para evitar que se te seque la garganta, pero el personal puede que tenga ciertas reticencias

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Existe una rutina para muchas personas que a otras les parecería una locura hacer todos los días: subir al avión, dar la bienvenida a la tripulación a bordo, indicar amablemente dónde debe sentarse cada pasajero y volar durante varias horas. Los azafatos y las azafatas se pasan su jornada laboral a miles de metros de altura y, como ya contamos, tienen sus propios secretos que no no suelen revelar cuando viajamos.

Además de las cosas que no nos transmiten -porque podrían llegar a asustarnos-, también tienen sus propias manías a la hora de atender a los pasajeros de un vuelo. Al personal de a bordo de los aviones no les gusta servir cierta bebida. Y no, no es ni el vino, ni cualquier otra bebida alcohólica. Según los expertos en este campo, no le gusta servir Coca-Cola Light.

Foto: Foto: iStock

"¿Y por qué?", te estarás preguntando ahora mismo. Bueno, esta bebida suele burbujear más que sus compañeras azucaradas y se tarda más tiempo en servir, según recoge 'Best life'. El azúcar (o jarabe de maíz con alto contenido de fructosa) que se suele utilizar en los refrescos aumenta la viscosidad del líquido muy ligeramente y hace que se formen burbujas más grandes. Cuanto más grande sea, más rápidamente explotará, lo que significa que en realidad hay menos efervescencia. El refresco de dieta es menos viscoso y no tiene azúcar, lo que significa que en realidad emite más gas.

Hay otras razones para evitar los refrescos bajos en calorías en los aviones. Una investigación sugiere que las bacterias como las pseudomonas aeruginosa y los estafilococos se encuentran comúnmente en la parte superior de las latas de refresco. Además, un estudio de 2015 reveló que hay una cantidad sorprendente de bacterias en los suministros de agua de los aviones, lo que significa que esos cubitos de hielo podrían no ser lo que esperabas.

La Coca-Cola Light tiene más burbujas y tarda más tiempo en servirse, por lo que el personal del avión tiene que dedicar más minutos

En caso de duda, mata dos pájaros de un tiro y pídele a la azafata la lata sin abrir (en la mayoría de los casos te lo darán sin problema) y limpia la parte superior antes de servirte un vaso.

El lenguaje secreto de las azafatas

Los aeropuertos y los vuelos son pequeños micromundos en los que, como en cualquier otro lugar, existen jerarquías, códigos de conducta y un lenguaje secreto que solo entienden los que forman parte de él. Si sientes curiosidad por algunos de los términos del personal de los aviones, solo tienes que continuar leyendo.

El 'reloj de la entrepierna' o 'Crotch watch' aunque suene fatal, con ese término suelen referirse en los vuelos a la comprobación del cinturón de seguridad, que es tan necesaria.

Las latas de refresco bajo en calorías de los aviones pueden tener muchas bacterias, al igual que los hielos que acompañan a la bebida

'Deadhead' es uno de los más conocidos. Es la forma para referirse al asistente de vuelo que viaja entre los pasajeros sin estar trabajando. Esto ocurre cuando ya ha terminado su jornada y coge el avión para volver a casa o a su siguiente destino.

'El ojo rosa' es un vuelo que es un poco antes que un ojo rojo (también lo hay): tarde en la noche, pero no durante ella, según 'Matador Network'. Estos aviones generalmente no aterrizan mucho después de la medianoche.

Azafatas Viajar en avión Vuelos Baratos Viajar
El redactor recomienda