Cinco cosas que tienes en casa (y deberían llevar tiempo en la basura)
  1. Alma, Corazón, Vida
Ten cuidado

Cinco cosas que tienes en casa (y deberían llevar tiempo en la basura)

Aunque seguramente no lo hayas pensado, es probable que estés acumulando en tu hogar objetos cotidianos que podrían dañar tu salud

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Seguro que más de una vez has dicho aquello de "este fin de semana ordeno mi casa". Colocar nuestro hogar es mucho más que una cuestión de liberar espacio, se trata también de lograr un equilibrio mental. La desorganización puede provocar estrés, generar cansancio, afectar a la concentración y quitar tiempo. Según un estudio de la Universidad de Princeton, el desorden nos entorpece a la hora de concentrarnos en una sola tarea porque afecta a nuestro cortex visual.

Más allá de colocar las cosas en su sitio, también es necesario que tires a la basura los objetos que no necesitas, pero mucho más importante es que deseches los que puedan ser peligrosos para la salud.

Lo cierto es que sin pensarlo acumulas en casa y usas habitualmente objetos que podrían dañar tu salud. A continuación te contamos algunos que deberías tirar ya y por qué.

Táper de plástico

Debes tirar estos recipientes de plástico cada pocos años. Los táperes de este material no deben emplearse durante toda la vida. El plástico se descompone con el tiempo, lo que puede hacer que los químicos se filtren a los alimentos. Comprueba si hay signos de desgaste después de cada uso y tira cualquier recipiente que parezca descolorido, deformado o agrietado. También debes deshacerte de los que le falten la tapa original o tengan un olor inusual, según explican en 'Better Homes & Gardens'.

La cocina alberga más microbios que el baño y el estropajo los almacena en gran cantidad, por lo que deberías cambiarlo frecuentemente

Además de no utilizar los mismos toda la vida, la forma de limpiarlo también es muy importante para no dañarlos y provocar que estos materiales puedan pasar a los alimentos, como explicamos en este artículo de El Confidencial.

Y, por supuesto, siempre tienes que desechar los envases de alimentos de un solo uso, como vasitos de yogur, tarrinas de mantequilla o los envases en los que te llega la comida para llevar.

Estropajo

Debes cambiar la esponja que empleas para fregar los platos cada mes. El catedrático de microbiología de la Universidad de Navarra y autor de 'Microbiota: los microbios de tu organismo', Ignacio López-Goñi, asegura en su blog que “la cocina alberga muchos más microbios que el baño”, provocado por la constante manipulación de alimentos, nuestros propios microbios y al ambiente húmedo.

Foto: Lo estás haciendo mal. (iStock)

Asimismo, el especialista destaca que el estropajo es “uno de los mayores reservorios o almacén de microbios de toda la casa”, por ser poroso y su capacidad para absorber agua y nutrientes. Teniendo en cuenta las palabras del catedrático, es evidente la necesidad de renovarlo cada cierto tiempo.

Almohadas

Muchos expertos recomiendan cambiar la almohada cada dos años y no solo por el nivel de apoyo del cuello y la cabeza, sino por las posibles infecciones por los ácaros y la suciedad. Y es que hay que tener en cuenta que la grasa del pelo y la corporal impregnan los tejidos cada noche, haciendo que la almohada pierda hasta las propiedades que aseguraban protegernos de ácaros y alergias.

Cada año deberías renovar las especias, ya que la luz y el calor las descomponen con el tiempo haciéndolas menos sabrosas

De hecho, investigadores de la Universidad de Manchester han descubierto que pueden contener hasta 16 especies diferentes de esporas de hongos, incluyendo 'Aspergillus fumigatus', un germen común que puede causar infecciones respiratorias graves en personas con inmunodeficiencia. Pero todavía hay algo más aterrador: los científicos revelaron que cada una de esas mullidas cabeceras pueden contener un millón o más de microbios.

Productos de limpieza

Como tarde deberías tirar los productos de limpieza a los dos años de comprarlos. Muchos de los ingredientes que hacen que los limpiadores y desinfectantes sean efectivos se descomponen con el tiempo, lo que reduce su efectividad. Tíralos después de este tiempo y reemplázalos por nuevos productos. Es recomendable que pongas etiquetas del día que lo compraste.

Foto: Una persona limpia un fregadero. Foto: Pixabay

Para desecharlos, la Comunidad de Madrid indica que los artículos de limpieza, medicamentos, aceites usados, desinfectantes y otros productos con materiales tóxicos no deben tirarse por el fregadero ni al cubo de la basura. Estos deben ir a un punto limpio.

Especias

Si no las has terminado antes, cada año deberías renovar las hierbas y especias. La luz y el calor descomponen las especias con el tiempo y las hacen menos sabrosas. Para extender su vida útil, almacena estos artículos en un lugar fresco y seco.

Microbiología Social Limpieza Trucos Hogares Casas
El redactor recomienda