la prevención es importante

Cáncer de páncreas: síntomas que los médicos no suelen decir

Su tasa de supervivencia es increíblemente baja, quizá porque es difícil de detectar. Por eso mismo, es fundamental conocer sus signos. Cada minuto cuenta

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La palabra 'cáncer' es una de las más temidas en la actualidad por todas las distintas enfermedades que engloba en sí misma, el proceso de recuperación que conlleva y lo difícil que es enfrentarla(s). Los enfermos insisten en que no se hable de una lucha o de que ha vencido la batalla, y aunque no es la primera causa de defunción en el mundo, desgraciadamente todo el mundo conoce un caso más o menos cercano.

A día de hoy seguimos sin haberlo erradicado por completo, debido a su complejidad, y aunque existen miles de teorías al respecto, la razón por la que enfermamos sigue estudiándose (y lleva haciéndose muchos años). Quizá, de entre ellos, uno de los más temidos es el cáncer de páncreas, que a pesar de ser más raro que otras formas de la enfermedad, también es de los más mortales. Su tasa de supervivencia es particularmente baja, quizá porque es muy difícil de detectar y no está sujeto a exámenes rutinarios.

Si bien no todas las personas con la enfermedad exhibirán síntomas tempranos, conocerlos puede ayudar a los médicos a tratarlo antes, lo que aumenta significativamente las posibilidades de supervivencia. La revista masculina 'Men's Health' ha englobado algunos de los que probablemente nunca te haya hablado tu médico, con el fin de que te mantengas informado.

Ictericia

Se trata de una acumulación de bilirrubina en el torrente sanguíneo. El conducto biliar pasa a través del páncreas, por lo que cuando las células cancerosas crecen cerca de la cabeza del páncreas, el tumor puede comprimir el conducto biliar, lo que hace que la bilis regrese al torrente sanguíneo. Entonces, tu piel y el blanco de tus ojos se vuelven amarillos, pues el pigmento de color real de la bilis que atraviesa la sangre se deposita en la piel y la grasa.

Vigila la pérdida de peso sin motivo y los dolores frecuentes en la parte baja de la espalda o en el estómago, podrían ser señales

No solo eso, otros síntomas asociados con la ictericia son la orina de color oscuro y las heces claras, según explica el doctor Daniel Labow, jefe de oncología en la Escuela de Medicina en el Monte Sinaí. El páncreas juega un papel importante en la digestión de las grasas, si las enzimas biliares y pancreáticas no llegan al intestino debido al bloqueo causado por, por ejemplo, un tumor, la grasa no digerida se elevará en contenido en las heces, haciendo que floten en la parte de arriba del inodoro.

Dolor de espalda y estómago

El páncreas se encuentra dentro del abdomen, y si hay una irritación de los nervios alrededor de la columna vertebral debido a que el cáncer se encuentra allí, esto puede causar un dolor persistente en la parte superior media de la espalda. La mayoría de las veces no se trata de un dolor insoportable, por lo que las personas piensan que se les pasará en unos días. El cáncer de páncreas también puede causar pancreatitis, que a su vez produce dolor abdominal.

Pérdida de peso

Cuando queremos adelgazar y lo conseguimos somos las personas más felices del mundo, pero la cosa cambia si esto sucede de manera rápida e inexplicable. El cáncer de páncreas hace que no absorbas grasas y proteínas como lo harías normalmente, por lo que incluso si estás comiendo bien no absorbes todas las calorías que estás ingiriendo, y esa es la razón por la que pierdes peso.

Náuseas y vómitos

El cáncer en general puede estar relacionado con náuseas y vómitos, pero es especialmente común con el cáncer de páncreas debido al importante papel que desempeña el páncreas en la digestión.

"El páncreas se encuentra justo cerca del estómago y el duodeno, que es la primera parte del intestino delgado", dice el doctor Labow. "Una gran masa podría empujarlo, lo que puede afectar la forma en que los alimentos salen del estómago y entran al tracto gastrointestinal. Por lo tanto, es posible que tu estómago no se vacíe de la manera habitual".

Pierna hinchada

Si una de tus piernas está hinchada, palpitante y te duele, podría ser un signo de trombosis venosa profunda, que se trata de un coágulo de sangre que se forma en una vena profunda del cuerpo (generalmente en la pierna). Según el doctor Labow se sabe que el cáncer en general aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos, y esto es potencialmente peligroso si se desprende y va al pulmón, produciendo lo que se conoce como embolia pulmonar. Puede ser fatal, pero también tratable si se detecta, por lo que hay que estar al tanto de cualquier falta de aire repentina sin razón o una frecuencia cardíaca rápida y prolongada.

Diabetes

Es raro, pero a veces el cáncer de páncreas puede causar diabetes según la Sociedad Estadounidense del Cáncer. Esto se debe a que el cáncer destruye las células productoras de insulina y, cuando pasa, se siente más sed o hambre de lo normal. Algunos pacientes pueden presentar síntomas, pero los cambios en el nivel de azúcar en sangre se pueden detectar mediante análisis de sangre.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios