Brecha salarial en la pareja: cuando el hombre no acepta que ella gane más
  1. Alma, Corazón, Vida
CÓMO CONDICIONAN LOS ROLES DE GÉNERO

Brecha salarial en la pareja: cuando el hombre no acepta que ella gane más

Los hombres casados se sienten incómodos con sus parejas cuando las mujeres aportan más del 40% de ingresos a la economía doméstica común, según un estudio

Foto: Los hombres casados se muestran incómodos con sus parejas cuando ellas aportan más del 40% de los ingresos en la convivencia (Pixabay)
Los hombres casados se muestran incómodos con sus parejas cuando ellas aportan más del 40% de los ingresos en la convivencia (Pixabay)

"La convención social de que los hombres ganan más que las mujeres puede ser peligrosa para la salud de ellos". Con estas palabras resume la economista Joanna Syrda el estudio en el que ha investigado, con una muestra de 6.000 hombres heterosexuales casados procedentes de Estados Unidos, cómo afecta a la pareja los ingresos económicos que tiene el otro y, por ende, la cantidad de dinero que aporta cada uno al hogar común.

De acuerdo con la investigación que ha liderado y desarrollado esta doctora de la Universidad de Bath, en Inglaterra, y de la que se ha hecho eco Phys.org, aquellos hombres que han contraído matrimonio con una mujer empiezan a estresarse en el aspecto económico cuando sus parejas aportan más del 40% a la casa compartida, alcanzando el mayor nivel de malestar cuando son ellas las que sustentan de manera principal la economía doméstica de la pareja.

En este sentido, los maridos estadounidenses que participaron en esta encuesta no se mostraron incómodos con sus parejas hasta que sus ingresos no superaron la barrera del 40% del sustento común destinado a su convivencia. "Estos hallazgos sugieren que las normas sociales sobre el tradicional sustento masculino pueden ser perjudiciales para el estado de salud de los hombres", explica Joanna Syrda al respecto de las conclusiones del estudio, que se centra en sujetos con más de 15 años de matrimonio a sus espaldas.

Foto: Ilustración: Raúl Arias

Una investigación que, también en palabras de Syrda, muestra lo "fuertes" que son las normas sociales vinculadas al género. A pesar de que el estudio se centre en un grupo específico, con una consecuente variación en los resultados de adentrarse en otros grupos o sociedades, Joanna Syrda determina que "las conclusiones son lo suficientemente fiables como para señalar la persistencia de los roles de género", así como su influencia en la salud mental masculina.

Las normas sociales sobre el tradicional sustento masculino pueden ser perjudiciales para el estado de salud de los hombres

Curioso es que antes del matrimonio los hombres encuestados no sufrían ningún tipo de angustia derivada de los ingresos superiores de sus parejas. Asimismo, resulta también peculiar el que entre las parejas haya una noción dispar del estrés que sufren los hombres que se ven intimidados por lo que ganan sus compañeras sentimentales: mientras que las respuestas de ellos indicarían que el nivel de estrés de los maridos incrementa cuando sus esposas contribuyen con más de un 40% de sus ingresos a la economía doméstica; sus parejas marcarían como barrera de estrés un porcentaje mayor, concretamente un 50%.

Con respecto a esta disparidad, la doctora Syrda apunta que los participantes presumían de tener una salud mental mejor de la que realmente tenían, ya que en su opinión los hombres evitan mostrar "vulnerabilidad" por los roles sociales masculinos establecidos socialmente, algo que hace que "tiendan a ocultar los síntomas de estrés o depresión, de lo que también se deduce que las respuestas de las esposas [sobre sus cónyunges] son menos precisas" debido a esto. "El hecho de que observen en menor grado la angustia de su marido cuando él es financieramente dependiente de ella puede deberse simplemente a que él no lo comunica", en lo que sería otra manifestación más de los roles de género, tal y como explica Joanna Syrda.

Relaciones de pareja Economía
El redactor recomienda