Gana 20 millones a la lotería, promete 1 a su hijo y después le dice que era mentira
  1. Alma, Corazón, Vida
PARA LA JUSTICIA ES INMORAL, PERO TIENE RAZÓN

Gana 20 millones a la lotería, promete 1 a su hijo y después le dice que era mentira

Un tribunal sudafricano da la razón a un ganador de la lotería que envió un WhatsApp prometiendo un millón a su hijo, pero que después negó diciendo que era mentira

Foto: Gana 20 millones a la lotería, promete 1 a su hijo y después le dice que era mentira
Gana 20 millones a la lotería, promete 1 a su hijo y después le dice que era mentira

Cuando una persona juega a la lotería lo hace con un fin muy claro: conseguir un gran premio que le permita retirarse de su trabajo y poder dedicarse a vivir una vida llena de lujos. Todo el mundo piensa en coches caros, casas en barrios señoriales, viajes de ensueño y todo tipo de excesos que permita el dinero después de convertirse en millonario.

Pero son muchos los casos en los que los ganadores de la lotería piensan no solo en llevar esa vida con la que antes solo habían soñado, sino también ayudar a las personas queridas. Los ganadores de la lotería suelen repartir parte de su premio con sus familiares y amigos, sobre todo si hablamos de cantidades muy altas. Pero esa máxima no siempre se cumple.

Foto: Ganó cuatro millones a la lotería y ahora es feliz aconsejando a otros millonarios

El mayor ejemplo lo tenemos en Ntsieni Kgopana, un trabajador del servicio de Hacienda de Sudáfrica que ha ganado 21 millones de rands jugando a la Lotería Nacional de su país, el equivalente a 1.200.000 euros, aproximadamente. Y aunque había prometido a su hijo que le daría 1 millón de rands si le tocaba la lotería, ahora que le ha tocado le ha dicho que era mentira.

Un ganador de la lotería mentiroso

Todo comienza cuando Kgopana se separa de su esposa, madre de uno de sus siete hijos. Ambos estaban batallando por la pensión que el hombre debería pasar a la mujer para el mantenimiento del niño y el acuerdo por unos 1000 rands al mes, poco más de 60 euros al cambio, estaba casi hecho. Pero, de repente, el hombre ganó 21 millones a la lotería.

Si gano 20 millones, puedo darles a todos mis hijos 1 millón por cabeza y quedarme con 13 millones. Simplemente me quedaré en casa

Por eso, llamó a su exmujer y le ofreció un cambio: sin decirle que había ganado un gran premio, le dijo que se iba a jubilar muy pronto y que le podía dar una parte de su pensión. En vez de 1000 rands al mes le ofreció 100.000 rands en un solo pago para que pudiera cuidar de su hijo para siempre. Sin embargo, cuando ella recibió esa oferta ya sabía que su exmarido era millonario.

Por eso no la aceptó, lo que llevó a Ntsieni Kgopana a hacer una oferta aún mejor: multiplicó por diez la cantidad anterior. Le envió un mensaje en el que decía textualmente: "Si gano 20 millones, puedo darles a todos mis hijos 1 millón por cabeza y quedarme con 13 millones. Simplemente me quedaré en casa y no conduciré de arriba a abajo buscando ofertas".

El tribunal lo califica como una 'conducta moralmente censurable', pero da la razón al hombre (Foto: Pixabay)
El tribunal lo califica como una 'conducta moralmente censurable', pero da la razón al hombre (Foto: Pixabay)

La exmujer presentó ese mensaje de WhatsApp ante los tribunales como prueba de que Kgopana había ofrecido a su hijo un millón de rands, y ganó el juicio. Sin embargo, el hombre se echó atrás y apeló la decisión del tribunal de primera instancia de Polokwane, en el norte de Sudáfrica, que había fallado a favor de su exmujer.

Es inmoral pero no ilegal

Ntsieni Kgopana recurrió al Tribunal Superior de Apelación sudafricano para no tener que pagar ese millón a su hijo y, ahora, la justicia le ha dado la razón. La sentencia, que recoge Business Insider, explica que "el mensaje fue enviado en respuesta a una declaración de que ella sabía que él había ganado el premio. Por lo tanto, constituía una negación de que lo había hecho".

Foto: Ganaron un millón a la lotería y lo han usado para cambiar la vida a sus hijos autistas

Además, ese tribunal de apelación también da la razón al hombre porque "el mensaje, en sus términos, relataba lo que el apelante podría hacer en el hipotético caso futuro de que él recibiera 20 millones de rands". Es decir, no había prometido un millón a su hijo, sino que habría elucubrado con lo que podría hacer si le tocaba la lotería, aunque fuera mentira.

Esa mentira, que el tribunal califica como una "conducta moralmente censurable", ha llevado al tribunal a fallar a favor de Kgopana, pero no le concede también las costas del juicio. La corte de apelación ha fallado que cada uno de los excónyuges paguen sus costas judiciales, por lo que la mujer y su hijo se quedan sin el millón de rands que su ex le prometió y, además, con el coste de tener que pagar a su abogado y su parte del juicio.

El tribunal de apelación ha dado la razón al padre, aunque ha calificado su actuación como una "conducta moralmente censurable"

La decisión de Ntsieni Kgopana puede calificarse de muchas maneras, la más suave de todas como inmoral, pero según la justicia sudafricana no es ilegal. Es uno de esos casos en los que la lotería no sirve para cambiar a las personas, sino que demuestran lo peor que llevan dentro. Es probable que todos los que le rodean hayan comprobado de qué pasta está hecho.

Lotería Sorteo Suerte
El redactor recomienda