"Fue divertido pero no me gustaría repetir"

Un youtuber pasa una semana solo comiendo en KFC y consigue adelgazar 1 kilo

Quiso emular el experimento del documental 'Super Size Me', pero controlando las calorías; y aunque consiguió perder peso, ha sufrido otros problemas de salud

Foto: Mike Jeavons, el último día de su experimento que ha dejado documentado en varios vídeos (Foto: YouTube)
Mike Jeavons, el último día de su experimento que ha dejado documentado en varios vídeos (Foto: YouTube)
Autor
Tiempo de lectura2 min

En el año 2003, el cineasta norteamericano Morgan Spurlock creó un documental que entró en la historia de la televisión: durante un mes se alimentó únicamente de productos que estuvieran a la venta en McDonalds e intentó llevar una dieta más o menos sana con ese tipo de alimentación. En solo 30 días, Spurlock engordó más de 11 kilos y su cuerpo sufrió varios problemas de salud.

Ahora, más de quince años después del estreno de ‘Super Size Me’, que es como se llamó el documental, un británico ha querido hacer su propia versión de ese experimento, pero en su caso cambiando la cadena de comida rápida. En vez de los productos de McDonalds ha hecho lo mismo durante una semana con KFC: alimentarse únicamente de los productos que se venden en esta cadena especializada en pollo frito.

Se llama Mike Jeavons, es un conocido Youtuber con más de 135.000 seguidores, y su objetivo era demostrar que el experimento de Spurlock estaba mal planteado porque éste llegó a ingerir hasta 5.000 calorías diarias y no hizo nada de ejercicio. Su plan ha sido muy distinto: ha comido 2.000 calorías diarias y ha conseguido adelgazar un kilo durante los siete días del experimento… aunque ha sufrido otros problemas de salud.

"No lo aconsejo"

En esos siete días en los que solo se alimentó de los productos del KFC, Mike se gastó 105 libras, unos 117 euros al cambio. Pero si el gasto en alimentación fue importante para una sola persona durante una sola semana, lo peor fue los cambios que se produjeron en su salud. Tal y como ha explicado a LadBible, "no lo recomiendo hacer a diario".

Jeavons se sometió a un análisis antes y después de su experimento y vio cómo algunos indicadores se habían disparado: su consumo de sal creció hasta el 150 por ciento de la cantidad recomendada, mientras el de grasas aumentó hasta el 250 por ciento. Por eso, reconoce que "la semana siguiente a la del experimento sentí sed constante y dolores de cabeza".

Mike Jeavons es un auténtico enamorado del pollo frito y asegura que llegó a echarlo de menos después de terminar su experimento: "Me encanta KFC y quería ver si aún me encantaría aunque fuera lo único que comiera durante una semana. De hecho, fue muy divertido comer toda esta comida. ¡Todos los días estaba ansioso por comer! Es genial como un regalo ocasional, pero no me gustaría volver a hacerlo".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios