SE CREE QUE ES UN EXTRABAJADOR DE LA CADENA

Detenido por comer gratis durante un año en un KFC con una excusa increíble

Uno de sus amigos le llevaba en limusina hasta la puerta de cada restaurante; a partir de ese momento, él se encargaba del resto

Foto: El hombre fue capaz de comer gratis durante un año en sus restaurantes favoritos (Reuters/Aly Song)
El hombre fue capaz de comer gratis durante un año en sus restaurantes favoritos (Reuters/Aly Song)

Un hombre llega en una limusina a las puertas de un restaurante KFC. Se baja parsimoniosamente y entra en el local vestido con un traje caro y con aires de grandeza. Pregunta por el encargado y le muestra una acreditación de las oficinas centrales de esta cadena de comida rápida.

El hombre del traje caro explica al encargado del local en cuestión que está allí para asegurarse de que el restaurante cumple con todas las expectativas de calidad de la cadena, por lo que va a comer allí. Por supuesto, nadie en el local se atreve a llevarle la contraria, por lo que el hombre inspecciona las instalaciones mientras toma notas, come gratis y después se va por donde ha venido en su limusina. Así un día tras otro, durante un año, acudiendo cada día a un restaurante diferente.

Ahora, la policía le ha detenido finalmente, tras descubrir el engaño. Su nombre no ha trascendido, pero sí que todo esto ha ocurrido en Durban, la tercera ciudad más grande de Sudáfrica con tres millones y medio de habitantes, y que el supuesto supervisor de la calidad de la comida es un estudiante de la Universidad de KwaZulu-Natal que tiene 27 años.

¿Un extrabajador de KFC?

En declaraciones que recoge LadBible, algunos trabajadores de los restaurantes creen que el hombre había trabajado antes en KFC: “Cuando entraba iba rápidamente a la cocina, revisaba todo, tomaba notas y luego pedía muestras de lo que quisiera. Probablemente trabajó para KFC antes porque lo sabe todo".

Cuando entraba iba rápidamente a la cocina, revisaba todo, tomaba notas y luego pedía muestras de lo que quisiera. Probablemente trabajó para KFC

Incluso los trabajadores del restaurante tenían miedo de meter la pata por temor a que una persona tan importante les pudiera traer un problema: “Cuando venía, todos tratábamos de dar lo mejor de nosotros para no molestar al supervisor de la oficina central; era muy convincente porque tenía mucha confianza en sí mismo, e incluso los colegas de otras sucursales de KFC lo conocían”.

Sin embargo, la policía le ha desenmascarado finalmente. Se cree que llegaba en limusina gracias a que uno de sus amigos era conductor a media jornada en una empresa de coches de lujo y podía llevarle hasta sus destinos camuflado en uno de sus vehículos. Ahora, se enfrenta a un juicio donde le acusan de estafa.

La noticia salió a la luz después de que un periodista africano, Tedd Yeugene, publicara en su cuenta de Twitter llamada La Voz de África la historia. El mensaje lleva miles de ‘likes’ y retuits, así como cientos de respuestas, la mayoría de ellas rindiendo honores al hombre que fue capaz de estar un año entero comiendo gratis en su restaurante favorito.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios