EL PLACER SIN LÍMITES

El '11 invertido': la nueva postura sexual para disfrutar mucho

Deja un lado la rutina de una vez. A veces lo clásico aburre y te hace entrar en un bucle de monotonía. Adéntrate en lo nuevo y lo desconocido para llegar al clímax

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

No innovar en la cama es uno de los problemas más grandes que tienen las parejas. Reactivar la vida sexual a veces se presenta como algo complicado: el cansancio por el trabajo, las tareas de la casa, los niños o llevar a cabo siempre los mismos hábitos hogareños, pueden convertir las relaciones sexuales en algo repetitivo y aburrido.

Si estás cansado del misionero, el 69 o el perrito porque es sota, caballo y rey, quizá sea hora de reavivar esas llamas que antes teníais en la cama y que se han ido apagando. No pasa nada, todo el mundo pasa por rachas, pero la monotonía puede apoderarse de vuestras vidas y cuando os queráis dar cuenta estaréis sin hacer nada de nada.

Ponle solución, prueba cosas nuevas o atrévete a hacer alguna postura diferente. Desde El Confidencial siempre te proponemos alguna posición con la que huir e innovar y aunque parezcan un poco difíciles, si las intentas y no salen como creías, al menos echaréis un rato alegre y divertido. Y si por el contrario todo va a la perfección, podríais encontrar algo mucho más placentero. No perdéis nada con intentarlo, de hecho, ganaríais mucho. Hoy te vamos a enseñar el '11 invertido'.

Cómo se hace

Esta postura se realiza de pie. Aunque puede parecer un poco incómoda, realmente es muy placentera. Lo primero que debes tener en cuenta es que la estabilidad es fundamental, ¿cómo conseguirla? Fácil: la clave está en dónde os apoyáis. Podéis coger una silla como agarre para facilitar la postura. Entonces ella (mirando hacia el asiento) cogerá la parte de arriba para tener más equilibrio mientras él se ponga detrás.

Practicar sexo en posición vertical puede incluir otros escenarios de la casa que no sean el mismo dormitorio, lo que implica un plus de innovación

La mujer puede inclinar la pelvis hacia él para obtener un ángulo perfecto o arquear la espalda si se siente mejor. Así llegará pronto al orgasmo porque permite el contacto directo con el punto G. La velocidad depende de vosotros, un ritmo fuerte y luego flojo puede ser lo ideal. Es genial para penes grandes y el roce de piel con piel en esta postura resulta más que excitante para los dos. Lo mejor de todo es que las manos siempre quedan libres para buscar estimular más al otro (si tenéis buen equilibrio) y el orgasmo está garantizado porque él puede tocar el clítoris desde atrás.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Debes saber que practicar sexo en posición vertical puede incluir otros escenarios de la casa que no sean el mismo dormitorio, lo que implica otro plus de innovación. Apoyados en la encimera de la cocina o la mesa del salón puede ser muy divertido para aportar más emoción a vuestra vida sexual. Además, es una buena forma de mantenerse en forma...

La adrenalina que se desata a la hora de tener relaciones sexuales de pie puede hacer del encuentro toda una aventura para ambos. Vale la pena aprovechar ese subidón de energía para lograr una experiencia llena de placer.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios