los pasos a seguir

Lo que tienes que hacer después de haber engañado a tu pareja

Todos podemos cometer un error, pero si realmente quieres enmendarlo y volver a recuperar a tu cónyuge, debes tener en cuenta que la comunicación y la paciencia son fundamentales

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ha sucedido. Pensabas que nunca pasaría, pero al final has caído, quizá con alguien del trabajo, o con una persona que conoces de hace tiempo, o ese entrenador del gimnasio que llevaba un tiempo poniéndote ojitos. No importa, el caso es que has engañado a tu pareja, y a no ser que lleves una relación poliamorosa, generalmente lo más seguro es que entre vuestros acuerdos mutuos se encontrase, como es lógico, respetaros y no ser infieles.

Aunque también hay que aclarar (pese a que no es una excusa) que la infidelidad conyugal es tan antigua como la institución misma. Muchos lo achacan a que nuestro promedio de vida se está alargando, y muchas parejas pasarán muchos más años juntas que sus abuelos. Esther Perel, escritora de 'The State of Affairs: Rethinking Infidelity' o 'El estado de los engaños: repensando la infidelidad' pone de manifiesto cuántas personas en la actualidad echan "una cana al aire", por el simple hecho de cuánto ha cambiado la sociedad. Señala, por ejemplo, que la tasa de mujeres que admiten haber sido infieles a sus maridos ha aumentado en un 40% desde los años 90.

Ahora bien, no vamos a juzgar el cuándo, cómo o con quién sucedió. Simplemente lo has hecho y ya está, pero te quieres enmendar. ¿Cuáles son, entonces, los pasos que debes seguir para asegurarte de que no volverás a caer? 'The Oprah Magazine' ha elaborado una serie de puntos que aconseja seguir si realmente pretendes arreglar las cosas con tu pareja y enmendarte tras un error, que puede tenerlo cualquiera.

Cesa todo contacto

Si no caes en la tentación, evitarás la trampa. Lo mejor que puedes hacer en estos momentos es el denominado como "contacto cero". Olvida a la persona con la que tuviste un desliz, pues eso te servirá también para procesar lo que sucedió. Se acabaron las citas para tomar café o los mensajes de Facebook, no es malo ni egoísta bloquear a la persona en cuestión en redes sociales ni eliminar su número cuando le hayas avisado de que se acabó.

Las preguntas importantes

Vale, te sentías atraído por alguien más, lo cual es totalmente normal, y decidiste dar un paso más. Pero esa no es la única razón por la cual la gente engaña, lo mejor es que busques tiempo para meditar por qué lo hiciste, sin excusas y dejando atrás a los culpables. ¿Qué elementos sientes que faltan en tu matrimonio? ¿Tienes expectativas poco injustas de tu pareja? ¿Por qué permitiste que sucediera? ¿Estás preparado para enfrentar las consecuencias de tus acciones?

"¿Debo contárselo?"

Según el consejero sexual John Richards-Smith, rotundamente sí, si no, es más probable que vuelva a repetirse. "Tener secretos puede contribuir al sentimiento de culpabilidad, y si eres propenso a medicarte, esto podría exacerbarlo", señala. Si no te sientes cómodo diciéndoselo en casa, busca un lugar público y espera a ver su reacción. Quizá quiere comenzar un asesoramiento matrimonial o necesite espacio. Respétalo, un profesional podría asegurarse de que os escuchéis mutuamente.

Un consejero: "Pido a las parejas que se tomen un año para recapacitar y, la mayoría de las veces, salen reforzadas"

Especialmente, no culpes a tu pareja de nada. Es posible que no te sientas satisfecho sexualmente, o quizá crees que no ha hecho nada por mantener viva la chispa, pero nunca debes echar balones fuera acerca de tus propias decisiones o comportamiento, pues de lo contrario jamás conseguiréis recuperaros.

La comunicación

Es un proceso continuo. Comprométete a mantener conversaciones difíciles, si la honestidad o la comunicación son problemas arraigados y crónicos en vuestra relación, optad por el antes mencionado consejero matrimonial que podrá ayudaros a diseñar técnicas para mejorarlos. Recuperar la confianza requerirá trabajo y tiempo, y si tu pareja decide perdonarte lo único que podrás hacer será mantener la regla de no hablar con tu amante.

No le digas a tu pareja que no puede pedir ayuda a amigos o familiares. No niegues su derecho a buscar terapia y nunca le pidas que lidie solo con sus sentimientos.

Una triste verdad

Es posible que tu pareja no te perdone. Tienes que tener eso en mente. Puede que tu matrimonio no sobreviva, pues hay personas que no pueden superar una infidelidad. Hay casos en los que, a pesar de sus mejores esfuerzos, una pareja acaba por separarse. Richards-Smith, no obstante, es bastante positivo en este punto: "Por lo general les pido un año para que recapaciten y observen cómo su relación va cambiando, y tengo buenas noticias, la mayoría de las parejas salen reforzadas".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios