EL PLACER ESTÁ SERVIDO

Olvídate del misionero: el 30 es la postura que tienes que probar

Deja atrás lo mismo de siempre. Lo clásico a veces te hace entrar en un bucle de monotonía que aburre a cualquiera. Adéntrate en lo desconocido y goza al máximo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Ha llegado un punto en tus relaciones sexuales en la que la monotonía se ha adueñado de todo? ¿Estás cansado de hacer siempre las mismas posturas? ¿Te da miedo decirle a tu pareja que te apetece probar cosas nuevas? Para durante un minuto y reflexiona. El sexo está para disfrutar y si hay algo que te apetece hacer debes hablarlo sin tapujos con tu cónyuge.

La confianza es la base para gozar y llegar al orgasmo. ¿A quién no le gusta disfrutar de la sexualidad y llegar al clímax? Si es eres uno de los que creen que cada noche es sota, caballo y rey en la cama, es hora de ponerse las pilas e innovar. Si el misionero es vuestro mantra y se os ha ocurrido que cambiar de postura puede ser la solución, nosotros te proponemos una nueva.

Seguro que conoces el 69, el 68 o el 42, pero el 30, aunque necesitéis un poco de flexibilidad, es ideal para salir de la rutina y conseguir orgasmos muy intensos. Además, todo es probar. Para volver a lo mismo de siempre hay tiempo.

Disfrutar es lo primero

Según la numerología, el 30 es una cifra en la que las vibraciones se ven potenciadas por las virtudes del 3 y del 0, y no es para menos, acabarás temblando de la excitación. No te agobies al ver la imagen, parece más difícil de lo que realmente es. Lo primero que debéis hacer es estar relajados, elegir una superfie cómoda (preferiblemente la cama) y empezar con unos preliminares que os calienten mucho y os pongan a tono.

Escuchar al otro es la clave para saber si está saliendo bien o es un desastre. Unos buenos preliminares pueden ayudar a conseguirlo

Ella debe tumbarse con la cabeza recostada en una almohada y llevar sus rodillas al pecho. Entonces él se meterá entre sus dos piernas e introducirá su miembro. Además, el hombre se agachará hacia delante para besar a su pareja y colocará cada brazo a un lado de la cabeza de la mujer. Si crees que puedes lesionarte (es cierto que hay que ser un poco flexible) en el calentamiento podéis jugar mientras estiráis los músculos.

Asegúrate de que después de esos juegos previos su vagina esté suficientemente lubricada porque de lo contrario es posible que le hagas daño. Será enormemente satisfactorio, pues el pene impactará de lleno con la pared vaginal, lo que maximizará el placer. No obstante, no está recomendado para todos, pues la eyaculación llegará más pronto que tarde.

Postura 30. (Montaje El Confidencial)
Postura 30. (Montaje El Confidencial)

Muchos pensarán que no es una posición apta para los que no sean atletas, pero querer es poder y por intentarlo que no quede. Sabemos que todos somos acróbatas, pero ¡no tienes por qué ser híperelástico para probarlo! ¡Quizá nunca debiste haber abandonado tus clases de gimnasia! Aquí comprobaréis si todavía sois capaces de compenetraros y ceder un poco cada uno. La escucha hacia el otro es la clave para saber si está saliendo bien o es un desastre.

Está claro que Raffaella Carrà ya lo tenía claro en su canción: “03 03 456, al teléfono espero que llames tú, 03 03 456, al teléfono espero que llames tú y mientras tú, y mientras tú el numero lo sabes. Si quieres tú, si quieres tú te lo repetiré.” La italiana cantaba esto de forma metafórica, no era el 30, ni el 42, pero sabía muy bien a qué se refería… ¡Qué divertido es practicar con los números!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios