El rey de la pista

Cómo evitar lesiones y problemas comunes cuando sales a correr

Teniendo en cuenta que el 'running' es uno de los deportes más practicados en nuestro país, conocer técnicas para no dañarse puede ser muy beneficioso

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Correr está de moda y se ha convertido, para muchos españoles, en un estilo de vida. El 'running' es una de las tendencias deportivas que más ha crecido en los últimos años en España, consolidándose como una de las prácticas preferidas para los aficionados al deporte, según el estudio 'Runómetro'.

Este incremento de la popularidad se refleja en las calles y parques de las ciudades donde, con solo observar durante unos minutos, se puede comprobar el auge y popularidad de este deporte. Según el informe, el 'running' es, junto al ciclismo, la natación y el senderismo, el ejercicio más practicado en España.

La práctica de este deporte registra actualmente menos desequilibrios entre corredores masculinos y femeninos. Aunque históricamente era un deporte más ligado a los hombres, en los últimos años atrae cada vez más a las mujeres. Esta tendencia creciente entre la población femenina tampoco ha pasado desapercibida para la industria deportiva, que ha encontrado en las corredoras un nuevo nicho de mercado para su negocio.

Teniendo en cuenta la alta participación en este deporte que no entiende de sexos, seguro que más de un lector influyente de El Confidencial quiere conocer una serie de consejos para evitar lesiones y problemas comunes al correr.

Rodillas

Debes cuidarlas especialmente. Esta articulación, evidentemente, es fundamental para poder hacer 'running'. Las dolencias de rodilla son tan comunes en este deporte que se agrupan bajo el término coloquial 'rodilla del corredor'. Evítalas haciendo un poco de entrenamiento de fuerza y ​​asegurándote de que tu forma de correr sea correcta, recoge 'New York Post'.

Dedos de los pies

Ni siquiera la mejor pedicura podrá enmascarar en tus dedos el peaje de salir a correr. Las ampollas y las uñas con moratones pueden aparecer con frecuencia. Ambos pueden prevenirse con zapatos que no sean ni demasiado pequeños, ni demasiado grandes.

Corazón

Algunos corredores han sufrido ataques cardíacos mientras corrían, pero el problema generalmente está relacionado con otras patologías. Sobretodo, habla con tu médico si tiene antecedentes familiares de afecciones cardíacas.

Además de beber agua, hay que reponer sales minerales para evitar que nuestro cerebro entre en un estado de confusión y agresividad

Los infartos siguen siendo la mayor causa de muerte en todo el mundo: siete millones de personas perecen al año a causa de un ataque cardíaco. En España, los datos sobre muertes por fallos cardíacos arrojan un total de 422.568 personas, un aumento del 6,8% respecto a años pasados, según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Espinillas

Cuídalas, tal vez no pienses mucho en ellas, pero este entrenamiento puede provocar férulas, un dolor persistente en la parte delantera de la zona inferior de la pierna. Cuando entrenes, debes prestar especial atención e ir aumentando el ritmo paulatinamente.

Riñones

En casos muy extremos se podría producir una afección llamada rabdomiólisis, que hace que los músculos se descompongan y liberen una proteína en el torrente sanguíneo que puede causar daño renal. La solución es mantenerse hidratado antes y después de un entrenamiento para ayudarte a defenderte.

Para evitar dañar tus espinillas no las fuerces si sientes dolor y ve aumentando la fuerza del ejercicio paulatinamente

Si lo que quieres es cuidar este órgano en general, los médicos recomiendan beber en ayunas para mejorar su funcionamiento. La orina también puede ayudarte a saber si te encuentras hidratado o no. Tampoco te obsesiones mucho: el truco es fácil, cuanto más transparente sea el color, menos agua necesitarás ingerir.

Pies y caderas

Las fracturas provocadas por correr en los huesos son pequeñas grietas óseas que pueden ocurrir en muchos lugares del cuerpo, como la cadera, la pelvis o el pie. Es bastante común la rotura por estrés sesamoideo, que causa dolor debajo de la articulación del dedo gordo. Esta afección puede suceder cuando das un paso en falso.

Mente

Aunque no lo hayas pensado, a tu mente también podría jugarle una mala pasada hacer 'running' si no estás atento. El ejercicio implica sudor y perder sodio. Si un corredor bebe demasiada agua sin reemplazar suficientes minerales, puede ocurrir una afección grave llamada hiponatremia. Un síntoma es un estado mental confuso y alterado. Tomar una bebida deportiva puede ayudar a reemplazar los electrolitos necesarios y prevenir esta condición aterradora.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios