HA CONSEGUIDO 24.000 DÓLARES EN UN SOLO DÍA

Knickers, el buey gigante que se salvó del matadero, ahora se hace selfies solidarios

Casi 1.000 personas solo en la primera hora y más de 8.000 a lo largo del de la jornada hicieron cola para hacerse una foto con el gigante australiano

Foto: Knickers fue la gran atracción de la feria de ganadería de Brunswick, en el oeste de Australia (Foto: Facebook)
Knickers fue la gran atracción de la feria de ganadería de Brunswick, en el oeste de Australia (Foto: Facebook)

Hace ahora un año conocíamos la existencia de Knickers, un buey australiano de 1.400 kilos de peso que había salvado su vida porque ningún matadero se atrevía a sacrificarlo en sus instalaciones. Knickers fue conocido como la vaca más grande del mundo, pese a tratarse de un cabestro; es decir, un toro castrado que las ganaderías usan como guía y para producción de carne.

Ahora, Knickers vuelve a la primera plana por haberse convertido en un reclamo para una buena causa: más de 8.000 personas han pagado por hacerse un selfie con esta superestrella de la ganadería en una feria celebrada cerca de Brunswick, la pequeña localidad del oeste de Australia donde vive plácidamente junto al resto de sus compañeras.

Geoff Pearson, el dueño del animal, ha explicado a ABC News que la popularidad de Knickers solo ha crecido desde que se hiciera famoso: “Recibía más de 100 llamadas diarias, casi todas internacionales, para preguntarme por Knickers; decenas de personas vienen a la finca para verle de cerca o paran en una autopista cercana para mirar desde allí; incluso sobrevuelan drones que quieren grabarle desde el aire junto al resto de vacas”.

Un selfie por una buena causa

Todo este interés por el buey llevó a Pearson a pensar en la posibilidad de sacar partido al animal. Pero no quiso hacerlo con fines personales, sino por una buena causa: habló con los responsables de la feria de ganado de Brusnwick y les ofreció la posibilidad de llevar a Knickers al recinto para atraer visitantes y recaudar una buena cantidad de dinero.

Los responsables de la feria no se lo pensaron dos veces y dieron su visto bueno a la idea, por lo que Knickers y sus casi 1.500 kilos de peso (ha engordado más de 50 kilos en el último año) aparecieron por el ‘Brunswick Agricultural Society Show’. Ofrecieron la posibilidad de hacerse un selfie con el buey a quien quisiera y la medida fue un éxito total: 1.000 personas solo en la primera hora y más de 8.000 a lo largo del día hicieron cola para fotografiarse con el gigante.

Entre las donaciones de los selfies y la subasta de algunos objetos de Knickers se recaudaron 14.500 dólares australianos. Pero, además, los organizadores de la feria pusieron su granito de arena para que la cantidad total alcanzara los 24.000 dólares, unos 15.000 euros al cambio, que serán entregados al programa ‘Blue Tree Project’ que investiga para luchar contra las enfermedades mentales. Esa sí que es una causa gigante.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios