está emparentado con un animal chino

Un gigante turolense de 4 metros: este es el mayor reptil volador de la península ibérica

El hallazgo ha corrido a cargo de investigadores de varias universidades de todo el mundo que han podido demostrar que este animal surcó los cielos de la 'España vacía' hace 125 millones de años

Foto: Ilustración del Iberodactylus andreui (Imagen de Hugo Salais-López / Metazoa Studio)
Ilustración del Iberodactylus andreui (Imagen de Hugo Salais-López / Metazoa Studio)

Teruel tiene un nuevo vecino. Y no es uno cualquiera, aunque en la llamada 'España vacía' ya ningún vecino es un cualquiera. Pero este es bastante especial. Se llama 'Iberodactylus andreui' y se acaba de convertir en el reptil volador más grande que alguna vez vivió en la Tierra. Un especimen que medía unos cuatro metros de punta a punta y se alimentaba de peces.

Al menos eso es lo que han podido averiguar varios investigaciones de distintas universidades de todo el mundo después de haber encontrado en un yacimiento de Obón (Teruel) una parte de su esqueleto. En concreto dieron con la parte del morro del animal, algo que ayudó no solo a deducir cómo sería el resto de su cuerpo sino que gracias a que mantenía algunos de los dientes pudieron saber de qué se alimentaba.

Según explican en el artículo publicado en Scientific Report, se trata de la tercera especie de pterosaurio (se les suele llamar dinosaurios voladores pero solo son parientes de estos últimos) que se encuentra en toda la Península Ibérica, y la gran diferencia con el resto es que el 'Iberodactylus andreui', así se han decidido a llamarlo, es más grande que el resto de sus familiares.

El resto del Iberodactylus Andreui encontrado en Teruel
El resto del Iberodactylus Andreui encontrado en Teruel

Encontrar restos de estos animales es bastante complicado pues sus huesos eran más frágiles y huecos. Algo que fue clave para que se convirtieran en los primeros vertebrados capaces de volar pero que han hecho que, al contrario de sus parientes terrestres, muchos de sus restos hayan desaparecido tras millones de años. A pesar de que surcaron los cielos de todo el planeta durante unos 160 millones de años, en la era Mesozoica hasta que se extinguieron junto a los dinosaurios, en estos momentos solo se conoce un centenar de sus especies. Algunos de ellos son incluso más grandes que este Iberodactylus pues llegan a los 11 metros de embergadura.

En concreto, el ejemplar español estaría emparentado con el 'Hamipterus tianshanensis', una especie del Noroeste de China. Ambas ramas han sido incluidas en una nueva familia, los Hamipteridae. La investigación también se centra en la evolución y diversificación del linaje Anhangueria, que incluye no sólo los hamiptéridos, sino también otros grandes pterosaurios piscívoros con cresta como 'Anhanguera piscator' o 'Tropeognathus mesembrinus'. El presente trabajo concluye que el origen de este linaje se situaría en las masas de tierra que hoy constituyen Eurasia.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios