Ibuprofeno, paracetamol, Nolotil y aspirina: guía para saber qué tomar y cuándo
  1. Alma, Corazón, Vida
Mitos y realidades

Ibuprofeno, paracetamol, Nolotil y aspirina: guía para saber qué tomar y cuándo

Cada uno de estos medicamentos se prescribe para un tipo de afección distinta, y una especialista explica para qué son más recomendables

Foto: Diferencias entre el paracetamol y el ibuprofeno. (Pexels)
Diferencias entre el paracetamol y el ibuprofeno. (Pexels)

Dolores musculares, cefaleas, malestar general... las afecciones por las que generalmente se recurre a la medicación son muchas y muy diversas. Sin embargo, pese a que es indispensable acudir al médico para tratarlas debidamente, muchas veces, ante los dolores comunes, se recurre a la automedicación para paliar en cierto modo los daños antes de acudir a consulta. Pero, ¿es mejor tomar paracetamol, ibuprofeno, metamizol magnésico (Nolotil) o acetilsalicílico (Aspirina)? La respuesta, depende de la dolencia.

Según explica a El Confidencial la doctora Anna Mallafré, miembro de Doctoralia, pese a que existe la creencia popular de que todos ellos son parecidos y sirven para tratar el dolor, no hay "nada más lejos de la realidad", pues todos pertenecen a familias distintas de medicamentos y cuentan con diferentes mecanismos de acción, por lo tanto "tienen múltiples indicaciones y diferentes riesgos". "Es por ello que se trata de medicamentos sujetos a prescripción médica que solo deben tomarse previa historia clínica y con valoración del caso y de los antecedentes médicos", indica la experta.

Respecto para qué patologías están indicados cada uno de ellos Mallafaré explica que el paracetamol, uno de los medicamentos más conocidos y usados por pacientes de todo el mundo, es un analgésico y antipirético, es decir que mejora el dolor y regula la temperatura del cuerpo, por lo que es indicado para situaciones de fiebre y dolor de cualquier etiología de intensidad leve o moderada. Suele usarse para tratar síntomas leves del resfriado común como dolor de cabeza, dolor de garganta o muscular generalizado.

Foto: Foto: Efe.

Por su parte, el ibuprofeno tiene su uso en enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, espondilitis anquilopeyética, artrosis y otros procesos reumáticos agudos o crónicos aunque también puede recetarse para alteraciones muscoesqueléticas y traumáticas con dolor e inflamación. Además, puede ser útil para paliar el dolor de origen dental, el dolor de cabeza, el postquirúrgico, la migraña, el dolor menstrual e incluso cuadros febriles. Además, como el paracetamol, también se suele prescribir para tratar los síntomas del resfriado común.

Por otro lado, la doctora recalca que si se echa un ojo a la técnica del ácido acetilsalicílico (Aspririna) se puede ver que se usa principalmente para el tratamiento sintomático del dolor (de cabeza, dental, menstrual, muscular, lumbalgia), en caso de fiebre y también para enfermedades autoinmunitarias o que cursan con inflamación, como algunas artritis. "No hay que olvidar que también tiene una función anti agregante plaquetaria que altera la coagulación de la sangre", advierte.

Por último, el metamizol magnésico (Nolotil), menos utilizado que el resto pero también bastante conocido, suele pautarse, "siempre por un médico", recuerda la especialista, en casos como postoperatorios o por dolores posttraumáticos, aflicciones por cólicos o de origen tumoral así como en episodios de fiebre alta después de que el paciente no responda a otros antipiréticos como el paracetamol.

¿Puedo tomar paracetamol e ibuprofeno el mismo día? ¿Y paracetamol y Nolotil?

En general, los cuatro medicamentos que se analizan en este artículo son compatibles entre sí, es decir, tal y como indica la especialista médica "se podrían tomar el mismo día si fuese preciso, o alternarlos". "Si el médico considera que deben combinarse, lo más adecuado es establecer una pauta analgésica para controlar el dolor según la función de cada uno de ellos", indica.

Los cuatro medicamentos son compatibles entre sí pero la pauta de combinación debe marcarla siempre un médico

Lo más habitual, por ejemplo en un dolor postoperatorio, es alternar o combinar un medicamento analgésico (como el paracetamol) con un antiinflamatorio (como el ibuprofeno) y tomar metamizol magnésico (Nolotil) solo cuando se haya probado que los anteriores no funcionan o es difícil controlarlo, es decir, solo en caso de "emergencia". Eso sí, la doctora recuerda que esto sería solo un ejemplo para un caso muy concreto, y que "siempre la pauta combinada debe ser instauada por un médico".

¿Es mejor tomarlos con el estómago lleno?

No es un mito. Cuando tu madre te dice que no te tomes el paracetamol con el estómago vacío, está en lo cierto. La doctora Mallafré explica que estos compuestos pueden causar incomodidad abdominal o alteraciones gastrointestinales si se consumen, por lo que lo más recomendable es ingerirlos con el estómago lleno. Además, en caso de tener que tratarse con ellos durante un tiempo largo, lo mejor es combinarlos con protectores estomacales para evitar úlceras intestinales entre otras complicaciones.

Estos medicamentos deben tomarse siempre después de comer. (Foto: Pexels)
Estos medicamentos deben tomarse siempre después de comer. (Foto: Pexels)


¿Cuánto tardan en hacer efecto?

En ocasiones, los pacientes ingieren uno de estos medicamentos y esperan encontrarse bien al instante. Esto no es posible, pues no empiezan a hacer efecto hasta unos 30 minutos después de su administración y pueden tardar hasta 60. Sin embargo, sus consecuencias sobre el cuerpo se pueden notar durante un tiempo que oscila entre las cuatro y las 12 horas.

¿Tienen efectos secundarios graves?

"El hecho de que sean medicamentos tan conocidos y utilizados por la población general no quita que puedan tener efectos secundarios graves", indica la doctora, que insiste en que por ello se debe acudir a un médico antes de tomarlos, sobre todo la primera vez. "Hay que valorar los antecedentes, las enfermedades concomitantes, las posibles alergias y conocer los efectos secundarios leves, moderados y graves entes de cualquier toma de medicación", manifiesta.

¿El "alcohol" solo deja sin efecto a los medicamentos?

Esto es un mito. La profesional de la medicina entrevistada por El Confidencial recalca que mezclar alcohol con medicamentos "puede conllevar peores consecuencias que su simple pérdida de efecto". "Debe quedar claro que nunca se ha de tomar alcohol bajo tratamiento médico, pues una gran mayoría de medicamentos se metabolizan con el hígado y la ingesta de alcohol puede alterar la función hepática", puntualiza la doctora.

Medicamentos Paracetamol Ibuprofeno
El redactor recomienda